Contenido creado por Nicolás Delgado
Perfiles

Escudero

Legnani, el discípulo de Orsi que busca llegar a puerto tras naufragio del fideicomiso

El secretario general de la Intendencia de Canelones habla de la situación política y del proyecto de la comuna para el Parque Roosevelt.

22.09.2021 16:16

Lectura: 8'

2021-09-22T16:16:00
Compartir en

Montevideo Portal

Francisco “Pancho” Legnani nació en una familia política, fue alumno del intendente de Canelones, Yamandú Orsi, y actualmente es uno de sus principales soldados. “La primera vez que lo voté fue a los 15 años, cuando tuvimos que elegir al coordinador de grupo del liceo. Yamandú fue electo por unanimidad en el salón en aquel momento”, recuerda Legnani. Hoy es su secretario general en la intendencia y tiene, entre otros cometidos, la misión de conseguir los recursos para hacer obra pública en el departamento.

En julio, días después de que el edil colorado y los curules blancos no votaron el proyecto que habilitaba a la intendencia a contraer un préstamo por US$ 80 millones para realizar obras en el departamento, Legnani salió al cruce del ministro de Ambiente, el colorado Adrián Peña, en el programa Polémica en el bar, en canal 10.

“Estamos en un momento álgido, por todo lo que pasó, por una intervención en Montevideo y Plaza Independencia, porque en Canelones se había llegado a un acuerdo”, dijo Legnani a Montevideo Portal. “Pongámosle que estamos en un momento de un poquito más de turbulencias, pero no es la característica de todo el espectro político de Canelones. En Canelones, el diálogo, en el acuerdo o el desacuerdo, sentarnos a conversar, ser llanos en la recepción, es clave. Tanto Marcos como Yamandú tienen la característica de que aquel que les pide una reunión: ‘sí, vení, vamos a sentarnos a conversar’. Si no nos ponemos de acuerdo, hasta luego y hasta la próxima. Y si nos ponemos de acuerdo, buscamos llegar al punto medio. Esa es la característica de un diálogo permanente que te lleva a generar confianza, mismo con el Partido Colorado y el Partido Nacional, que uno podría suponer que estamos a mil metros de distancia, pero no”, agregó.

Marcos es Carámbula, el intendente con el que empezó a trabajar en Canelones, y el Partido Colorado es la bandera que abrazaron sus antepasados. Mateo Legnani nació el 12 de junio de 1884 en Torino, Italia, y se crió en la ciudad de Canelones. Fue médico, escritor, jefe de Policía del departamento, diputado por Canelones por la Unión Colorada, en apoyo a la candidatura de Baltasar Brum, y senador. Su primogénito, Augusto, también diputado, fue ministro de Defensa Nacional en 1972.

La historia de los primeros políticos de la familia fue contada por Ramón Legnani, tío abuelo de Francisco, quien fuera legislador y además candidato a intendente del Frente Amplio en Canelones en 1985. El vínculo familiar del actual secretario general con el Partido Colorado lo emparentan con Carámbula, cuyo padre y abuelo fueron dirigentes colorados en tierras canarias.

Ramón perdió la elección de la reapertura democrática con Tabaré Hackembruch. “La esposa de Tabaré es tía abuela mía, colorada”, comenta Legnani al repasar su genealogía política. “Vengo de una familia muy política”, sentencia.

“Con Ramón yo di mis primeros pasos como militante a los 15 años en el Partido Socialista (PS). Él fue candidato, fue 10 años diputado por el PS. Mi primer referente, con el que me formé, es Roberto Conde, en el PS. Ahí aprendí sentado en una mesa con poca gente a escuchar y como una esponja absorbí de Roberto todos los primeros plazos en política. Después vinieron Marcos y Yamandú. Ingresé a la Intendencia de Canelones por concurso en el año 2006. Había sido funcionario judicial, donde había concursado en el 2001. Después concursé otra vez en el Poder Judicial y en la Intendencia de Canelones. Y me llaman de los dos lados. Ahí mi madre me dice: ‘¿sabés lo que pasa?, vos estás muy identificado con el FA, y la intendencia es un lugar muy politizado. Si mañana cambia el gobierno vas a tener unos líos bárbaros. Arrancá para el Poder Judicial de actuario que eso es menos politizado, más seguro’”, repasa Legnani, quien le respondió: “De ninguna manera, yo me voy a la intendencia que mi sueño es trabajar ahí desde siempre, desde chico, junto a un intendente frenteamplista”.

Ingresó como abogado, Carámbula lo ascendió a director de Jurídica, cargo que ocupó en dos períodos, hasta que pasó a ocupar la prosecretaría general durante el primer gobierno de Orsi. En este segundo período, asumió el cargo de secretario general en calidad de frenteamplista independiente, tras su renuncia en 2009 al PS y su pasaje, por un lustro, en la Vertiente Artiguista.

Carámbula destacó en diálogo con Montevideo Portal la formación en gestión que Legnani recibió de parte de Jorge Cerdeña, un abogado blanco, que había sido intendente de San José, y a quien Carámbula nombró en 2005 director de Jurídica de la intendencia, cargo que ocupó durante dos períodos. El exintendente destacó además “la probidad y formación frenteamplista” del actual secretario general de la comuna.

Intendencia de Canelones

Intendencia de Canelones

La gestión tras el fracaso del fideicomiso

Francisco tiene 42 años y tres hijos: Fiorella de 17, Maitena de 13 y Lucas de dos. Es escribano y abogado, y este jueves se casa con Vera.

Teniendo en cuenta que Orsi pasó de ser secretario general de Canelones a intendente, la pregunta se impone: ¿le interesaría ser intendente? “Estoy cumpliendo un sueño todos los días que voy a trabajar. Mi pensamiento ahora está en gobernar el departamento de Canelones y el objetivo que nos trazamos es entregarlo un poco mejor a cómo lo tomamos en 2020. Así ha venido siendo en estos 16 años que gobernamos Canelones. Para adelante uno siempre se plantea desafíos y es un desafío sumamente atractivo. Pero sabemos también que no es el momento ahora de hablar de eso”, responde.

“Desde el día siguiente a la no aprobación del fideicomiso empezaron a llegar interesados (en financiar obras): instituciones financieras, operadores de bolsa, consultoras, empresas que trabajan en el departamento, la cámara de la construcción fue convocada por Yamandú, y el equipo económico está trabajando en varios frentes, no para llegar a esa suma de dinero, pero sí acercarnos lo mayor posible para poder llevar adelante la mayor cantidad de obras que teníamos proyectadas con ese instrumento, que alcanzaba a los 30 municipios del departamento, los 21 frenteamplistas y los nueve del Partido Nacional, con una inversión muy importante: 37 millones de dólares en obras viales, y 10 millones de obras de arquitectura, de las cuales cinco iban para municipios frenteamplistas y cuatro para municipios del Partido Nacional”, dice el jerarca.

“Si bien todo no se va a poder hacer, tenemos al equipo económico analizando las variables financieras, y al equipo de obras conjuntamente con gobiernos locales recorriendo nuevamente los municipios, dando la cara, explicando lo que pasó, incluso ante municipios del Partido Nacional, porque varios demostraron su disconformidad por la no aprobación del instrumento, y entre todos reestructurar el plan de obras, ver qué se podrá hacer y qué quedará por el camino”, agrega.

Consultado sobre si la negativa de la coalición de gobierno a dar los votos responde a una preparación electoral, responde que sí. “Es una de las causas. (Para conocer) otra de las causas basta conocer un poco de historia. Desde el 90 al 2005 los gobiernos de derecha intentaron asfixiar a la intendencia de Montevideo de todas las maneras posibles en materia económica. No se destinaron recursos a la Intendencia de Montevideo que tuvo que caminar solita. Lógicamente que Montevideo tiene otra espalda en términos de recaudación que Canelones”, asegura.

“Eso quedó un poco en el olvido porque cuando el Frente gana el gobierno nacional pasa a trabajar con las 19 intendencias de forma equitativa, y ahora lo que estamos viendo es una regresión a esa vieja forma de hacer política, que lógicamente no aprobamos, lamentamos, porque los perjudicados son las vecinas y los vecinos de Canelones. Orsi no es víctima de nada. Las víctimas son los ciudadanos de canelones que ven cómo se pretende desde el gobierno central dejar sin obras a Canelones. Y uno de los fines sí puede ser ese”, responde.

Legnani considera que éste es un momento político “álgido, por esto que nos pasó, que nos sentimos afectados, que consideramos que es injusto para la población del departamento”, pero es optimista. “Esto se va a superar: es una circunstancia muy puntual y también el diálogo con Torre Ejecutiva se tiene que recuperar de la mejor manera, porque por encima de todo tenemos que priorizar el bienestar de nuestra población y entendemos que el diálogo, más allá de la especulación electoral, tiene que fluir”, destaca.

Parque Roosevelt

Para Legnani, “el empleo es el principal problema” de la ciudadanía, por lo que su prioridad es “captar la mayor cantidad de inversión que se pueda para el departamento”.

“Tenemos una oficina dedicada a un trato personal con cada uno de los inversores extranjeros y nacionales, que está en el Parque de la Ciencia, que se constituyó en el primer gobierno de Orsi, una agencia de promoción e inversión con atención personalizada para cada uno de los inversores que llegan al departamento”, destacó.

Además, anunció que “en breve se abrirá una licitación para hacer un centro de espectáculos en el Parque Roosevelt”, donde durante el período pasado funcionó Landia. El llamado será después del verano y se buscará la realización complementaria de festivales de food tracks.

Montevideo Portal


Te puede interesar Orsi: “Cuando el presidente de Cuba opina sobre la LUC a mí me hace mucho ruido también”