Política

No vale

Las críticas de algunos dirigentes frenteamplistas al proyecto de urgente consideración

No solo surgieron críticas a los cambios que propone la ley sino a la forma en la que se tratará, ya que tendrá carácter de urgente, diferente al tratamiento de una ley común.

23.01.2020 12:13

Lectura: 3'

2020-01-23T12:13:00
Compartir en

El anteproyecto de ley de urgente consideración que Luis Lacalle Pou presentó a sus compañeros de coalición este miércoles generó diversas reacciones, principalmente de dirigentes frenteamplistas, que se mostraron en total desacuerdo con lo propuesto.

Las críticas que surgieron no solo apuntan a los contenidos de la ley, que contiene 457 artículos, sino a la forma en que se tratará en el Parlamento, ya que por su carácter de urgente tendrá procesos distintos a una ley común, principalmente en su velocidad y, por tanto, en su discusión.

Uno de los que criticó fuertemente el proyecto de ley fue el subsecretario del Ministerio de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri, quien en su cuenta de Twitter lo consideró "absurdo".

"Una ley de urgente consideración es un instrumento para temas que sean justamente urgentes. No parece lógico que 457 artículos sean urgentes, y para muestra basta un botón: ¿la habilitación a hacer chorizos artesanales es urgente? (artículo 318) Si no fuera tan absurdo, sería hasta gracioso", manifestó.

"La urgencia mostrada en desarmar la inclusión financiera, fomentando la informalidad, también habla mucho de una orientación en la cual no creemos. Informalidad y pérdida de derechos de los trabajadores no es el camino hacia un Uruguay mejor", continuó Ferreri.

"Si vemos que se elimina la obligatoriedad de medios electrónicos de pago para montos elevados y por otro lado se vuelve a las sociedades anónimas para la compra de tierras, tenemos el combo perfecto: con una valija llena de plata puedo comprar una estancia y ponerla en una S.A.", añadió.

Otro dirigente frenteamplista que se manifestó sobre el tema fue Gonzalo Civila, actual secretario general del Partido Socialista. En su cuenta de Twitter escribió un comentario que da a entender que, en su opinión, la coalición está "midiendo reacciones" para saber qué puede hacer y qué no sin perder apoyo popular.

"No hay una ley, ni siquiera un proyecto, hay un borrador que confirma lo peor de nuestros pronósticos, e incluso va más allá. Lo mismo que con el 'acuerdo programático' para el ballotage: tiran una bomba para medir reacciones y después aparecer cediendo alguna barbaridad", manifestó.

El dirigente emepepista Alejandro "Pacha" Sánchez manifestó, por su parte, que desde antes de la elección parecía claro estar ante la presencia de "dos modelos".

"¿Se acuerdan cuando hablábamos de los dos modelos? Recorte de derechos laborales, políticos, sociales y económicos, achique del Estado, beneficios a los privados en detrimento de lo público. ¿Podríamos llamarla Ley de Restauración?", concluyó.

Otro dirigente emepepista, Sebastián Sabini, opinó: "Facilidades para evadir impuestos, pagarle en negro a los trabajadores y lavar plata, dificultades para la libertad de expresión, el derecho a huelga y la participación social. Son el gobierno de los poderosos y actúan en consecuencia".

Además, añadió sobre la forma en que se tratará el proyecto: "Se llenaron la boca hablando de la necesidad de proteger la democracia y la república y nos obligan a discutir temas serios en una ley ómnibus, sin posibilidades reales de participación de la academia y el conjunto de la sociedad".

La directora de Desarrollo Social de la Intendencia de Montevideo, Fabiana Goyeneche, escribió: "La llaman 'ley de urgente consideración' porque 'ley de atropello que elimina libertades, restringe derechos y atenta contra la clase trabajadora' era demasiado obvio. Es tiempo de unidad, organización y resistencia".

Montevideo Portal