Contenido creado por Alejo Piazza
Política

Del otro lado del charco

José Mujica se definió como el “hijo de una generación que quería cambiar el mundo”

El expresidente se refirió a la interna política en Argentina. Dijo que las diferencias llegan a un grado de “rispidez” que “lastiman”.

22.05.2022 10:56

Lectura: 2'

2022-05-22T10:56:00
Compartir en

El expresidente y exsenador del Frente Amplio José Mujica se refirió este domingo a la interna del gobierno de Argentina y en particular del partido Frente de Todos, la coalición política que gobierna actualmente a raíz de su triunfo en las elecciones del 2019 en la que resultó ganador Alberto y Cristina Fernández.

El exmandatario uruguayo analizó esa interna y afirmó que las diferencias en Argentina se llevan a un grado de “rispidez que lastiman”. En este sentido, Mujica sostuvo que es necesario para todos los argentinos “un poco de paz”, pero que “no se la pueden dar”.

“Tienen todo y se pegan cada mamporro que Dios me libre. Se matan entre ustedes”, dijo Mujica en diálogo con Fernando Borroni en el programa Borroni cuenta nueva que es transmitido por la radio La990. Expresó además que quiere mucho a los ciudadanos del país vecinos y se siente parte de un “pedazo de esa realidad”.

“Pero como nosotros somos distintos, más aldeanos, tratamos de que la sangre no llegue al río. A los argentinos les falta quererse un poco más", opinó, y agregó que la “condena” de Argentina es el “exceso de recursos naturales”.

“Los recursos naturales tan abundantes conspiran. ¿Qué tiene Japón? Un montón de piedras en el medio del océano y con eso han formado una cultura formidable y todo lo demás. Los latinoamericanos son países grandiosos”, indicó.

Finalmente, el expresidente se definió como un paisano con “algunas lecturas”, “hijo de una generación” que “quería cambiar el mundo”, que tuvo algunos “porrazos”, pero que trató de “impulsar a unos cuantos gurises para que sigan luchando atrás del sueño de una humanidad un poco mejor”.

“En el fondo la civilización es la solidaridad de generaciones, desde los que descubrieron el fuego y la rueda, hasta los que hoy investigan la vida de las moléculas. A todo eso que parece que le damos valor, no cayó del cielo. Tratamos de intentar que quede algo para los que vienen después de nosotros”, concluyó.