Contenido creado por Gerardo Carrasco
Curiosidades

Juguete de manos. . .

Inglaterra: Hombre murió cuando jugaba a intercambiar cachetadas con su hijo

Tras recibir una recia bofetada, el sujeto cayó de espaldas y se golpeó en la nuca. No volvió a levantarse.

10.12.2020 11:58

Lectura: 3'

2020-12-10T11:58:00
Compartir en

El trágico episodio ocurrió en Reading, Inglaterra, en abril de 2019. Sin embargo, los pormenores del caso salieron a la luz esta semana, luego de que finalizaran las acciones judiciales y el caso de diera por cerrado.

Malcolm Callender, un ex oficial del ejército, murió en un hospital de la ciudad un día después de sufrir una "lesión cerebral catastrófica", según informa la cadena noticiosa BBC. Tenía 48 años

En la corte de Reading quedó establecido que Malcolm y su hijo Ewan, hoy de 19 años, practicaban con frecuencia el "juego de las bofetadas".

Ian Wade, asistente forense de la corte, calificó el caso como "extremadamente desgarrador".

De acuerdo con la citada crónica, el veterano militar, que trabajaba y vivía en la escuela pública Wellington College en Crowthorne, en las afueras de Reading, había estado bebiendo con su hijo en varios pubs durante la noche del 12 de abril de 2019, antes de comenzar el juego abofeteando a su hijo.

Ambos estaban en la acera, en el exterior de un pub llamado Matchbox, en Friar Street, cuando Malcolm comenzó con el juego en cuestión.

Ewan -quien siguió los pasos de su progenitor y actualmente es soldado- dijo a la corte que su padre loe propinó una bofetada y lo invitó a devolvérsela, cosa que este hizo.

"Se cayó de espaldas y se golpeó la cabeza en la acera", dijo el joven.

Un patólogo del Ministerio del Interior constató que el ex oficial -con 27 años de servicio- murió debido a un traumatismo contundente en la cabeza.

Luke Key, un soldado que acompañaba a ambos esa noche, confirmó a versión de Ewan y sostuvo que "no hubo animosidad entre los dos, ni agresión", detallando que todo fue "sólo un poco de juerga que salió terriblemente mal".

Key añadió que había visto antes el juego en internet y que era "algo no muy distinto al ejército" y "casi un deporte en Estados Unidos".

Kathryn Morrison, exesposa del fallecido y madre del involuntario parricida, dijo que los hechos relatados "Sonaban como los juegos que habían estado jugando juntos desde que Ewan era un niño".

La Fiscalía decidió no presentar cargos contra el joven soldado. Desde la oficina del forense se dijo que el veterano murió después de practicar "tonterías consensuadas" con su hijo.