Policiales

Cuatro son multitud

Imputaron a cuatro personas por la rapiña con toma de rehenes en Las Piedras

Uno de los asaltantes formalizados resultó ser uno de los delincuentes que fugaron el pasado 26 de junio del exComcar.

11.07.2019 15:48

Lectura: 3'

2019-07-11T15:48:00
Compartir en

La Fiscalía Letrada de Las Piedras de 4° Turno, a cargo de la fiscal Verónica Bujarín, formalizó la investigación de cuatro personas por la rapiña con toma de rehenes cometida el martes en un local de pagos ubicado en un supermercado de ruta 5 vieja y kilómetro 24, en la ciudad de Las Piedras.

Los delincuentes ingresaron al local con intención de robar, pero al verse rodeados por la Policía tomaron de rehenes a clientes y trabajadores y luego escaparon con varios de ellos.

Los imputados R y P se presentaron en el local comercial encapuchados con dos revólver aparentemente calibre 38, cuando el Red Pagos recién abría, reduciendo a varios funcionarios del local y tomando como rehenes a tres mujeres, además de producir varias detonaciones con la intención de hacerse del dinero que se encontraba allí.

En ese momento, una de las funcionarias corrió hasta el baño y tocó el botón del pánico.

A los pocos minutos llegaron varios móviles policiales, por lo que uno de los imputados disparó por la ventanilla del Red Pagos, aunque no dio al objetivo por el vidrio blindado.

Según consta en el acta de formalización, el agresor amenazaba a los presentes de que se quedaran tranquilas o las iban a matar. "Yo soy G.R., soy fugado del Comcar, tengo cuatro muertos arriba, no me importa nada, voy a matar a todos y después me voy a matar", decía.

Según la versión de la dueña del comercio, que habló en rueda de prensa cuando finalizó el copamiento, los hombres exigían un vehículo para escapar del lugar, y eso era lo que le pedían a la Policía.

La mujer señaló que fue ella misma la que "colocó" el auto y llevó a los asaltantes al lugar donde querían ir: una zona a "diez cuadras" del comercio.

"Estuvimos una hora porque la Policía no cedía en irse. Fui yo quien más o menos los calmaba, porque ellos disparaban, cuatro disparos dentro del local, y, como la Policía no cedía en irse y en poner un vehículo para que los trasladara a un lugar, finalmente fui yo la que salí, puse mi auto y los trasladé a donde ellos querían. Realmente, ellos me daban más confianza que la Policía", relató.

Con un arma en la cabeza de las víctimas, tomadas de rehenes, salieron del local, abordando el auto de la comerciante, con las víctimas al volante, y bajo las órdenes de los imputados se dirigieron al barrio Vista Linda, continúa el documento.

En esos momentos comenzó una persecución del vehículo por parte de la Policía, desde donde los atracadores efectuaron varios disparos a los móviles policiales, sin heridos.

Posteriormente, los ahora imputados abandonaron el vehículo e ingresaron a una casa de la zona, donde se los detuvo e incautó varias armas.

Asimismo, se pudo determinar que la imputada M.L.N. contribuyó en forma material al hecho, al haber alojado durante más de un mes a su novio, que estaba fugado del Comcar desde el 26 de junio.

En tanto, la imputada V.P.M.F., ocultó los efectos del delito a solicitud de los imputados y no dio aviso a la autoridad policial de la ubicación del prófugo.