Locales

No nos vamos de paseo

IM y Cutcsa analizan episodio en ómnibus que involucró a chófer, pasajero y un militar

Según relató un usuario, un conductor le pidió a un hombre que se bajara del vehículo sin razón aparente y aludiendo a la frase “se les terminó el recreo”.

22.12.2019 19:32

Lectura: 3'

2019-12-22T19:32:00
Compartir en

Montevideo Portal

La Intendencia de Montevideo y la empresa de transporte público Cutcsa analizan una denuncia que realizó un usuario contra un chófer de la línea 169, que habría obligado a bajarse a un hombre del ómnibus sin razón aparente.

Según denunció Diego Vilas a través de Twitter, y luego formalmente ante la IM y la empresa, el pasado 20 de diciembre un conductor de la línea 169 Instrucciones bajó a un hombre luego de cobrarle el boleto por "ser joven, afrodescendiente, tener tatuajes y ser pobre". "No hay otra respuesta posible", sugirió el denunciante.

Según contó el usuario a través de un hilo en Twitter, el trabajador decidió bajar al sujeto por varias razones: porque "estaba fumando" y "molestaba con su música".

Vilas contó que el hombre tiró su cigarro y expulsó el humo antes de subir al vehículo: "Quizás expiró algo de humo (mínimo) en el bus mientras respiraba; como he visto miles de veces (...) llevaba un parlante con música, pero claramente no le dio tiempo a apagarlo. El conductor no le pidió que lo apague, ni siquiera le mencionó durante los pocos segundos que le permitió estar en el bus".

Luego, inició el relato del momento en el que el chófer le pide al hombre que es baje y cómo solicita ayuda de un militar que venía viajando en el ómnibus.

"Segundos después de cobrarle el boleto, frenó el bus, llamó a un militar que viajaba en el fondo 'dame una mano'; el militar bajó por detrás y subió por la puerta delantera. Mientras el militar llegaba le dijo al chico 'te bajás'; el muchacho sorprendido solo dijo 'dale, me bajo, ningún problema'. Se bajó del bus y en paralelo subió por la puerta delantera".

Vilas retrató que cuando el bus inició marcha, ya con el hombre afuera bajo la lluvia, el chófer gritó "se les terminó el recreo".

"Ahí la escena por fin cobró sentido: no lo bajó por la música, ni por subir con humo u olor a cigarro; lo bajó porque le molestaba su presencia y sintió podía hacerlo por ser "su" bus, sintió impunidad. Quizás sea dueño del bus, pero "su" bus presta un servicio público; por tal está obligado a brindar dicho servicio sin discriminar, si eso le genera problemas, debería plantearse vender el bus y dedicarse a otra actividad", escribió.

Vilas contó que le recriminó al chófer su actuación, a lo que le respondió: "Tremendo plancha era". Además, comentó que le dijo que él podía "tener problemas" por cuestionarlo. "Me trató de 'zurdito que no entendía nada'".

Consultado por Montevideo Portal, Vilas dijo que realizó la denuncia ante la IM y la empresa por esta actitud, y que desde ambas partes le aseguraron que "iniciarían una investigación por el caso".

La cuenta oficial del departamento de transporte de la Intendencia de Montevideo respondió a lo publicado por Vilas, y le señaló que iban a ingresar la denuncia y se comunicarían con la empresa en cuestión. 

Montevideo Portal