Contenido creado por Alejo Piazza
Policiales

Rabia

Homicidio en Santa Rosa: comerciante recibió disparo por la espalda sin haberse resistido

Según el pedido de formalización de la Fiscalía sobre el hecho, el autor del hecho le disparó en la parte derecha de la cabeza.

15.09.2021 15:25

Lectura: 5'

2021-09-15T15:25:00
Compartir en

Montevideo Portal

La fiscal de Canelones Alicia Schiappacasse, que trabaja en el caso de la rapiña a una distribuidora láctea en Santa Rosa que terminó con la muerte de un trabajador, dijo este martes que el robo fue “entregado”. Schiappacasse sostuvo que la línea de la investigación está enfocada en saber cómo las personas que realizaron la rapiña “tuvieron acceso a esa distribuidora, ya que conocían que había mucho dinero ahí”.

El caso, que tuvo a seis personas involucradas en el atraco y que por ahora tiene dos formalizados, continúa investigándose. No obstante, la Fiscalía publicó el pedido de formalización donde se dan algunos detalles más del caso.

En primer lugar, la fiscal informó que los delincuentes arribaron al lugar en dos motos, una gris oscuro y otra roja. Los hombres de la moto roja estaban vestidos de pilots y los de la otra moto vestían ropas oscuras y cascos de protección (uno de color blanco y otro de color oscuro).

“Todos descienden de los birrodados, permaneciendo en el patio dos de ellos (uno de ropa oscura con casco y portando un arma de fuego corta y el otro de pilots de color naranja con capucha, pero sin casco y portando arma larga), los dos restantes ingresan a la oficina, vistiendo uno de ellos -el hoy imputado D.J.R.M.- pilots de color naranja, casco oscuro y arma corta, y el cuarto individuo, ropa oscura, casco de color blanco, una mochila colocada en su espalda y portaba un revólver corto. Ambos cascos fueron incautados en el allanamiento que se realizó en el domicilio del imputado R”, señala el pedido de formalización.

El acompañante de R ingresa a la oficina, donde reduce a los tres empleados, entre ellos la víctima del asesinato, obligándolos a tirarse boca abajo en el suelo. Posteriormente, entra a la oficina el imputado R quien, no bastando que la víctima ya se encontraba en el suelo, le apunta por la espalda y sin razón aparente. La fiscal señala que la víctima “no opuso resistencia”, pero el delincuente “le efectúa un disparo en el lado derecho de la cabeza”.

Según la recopilación fílmica que tuvo la fiscal del caso, el hombre comenzó a sangrar de inmediato. El imputado y su compañero continuaron con su propósito de robar sin notar lo sucedido y sin prestar asistencia al comerciante.

“Mientras la víctima se desangraba en el piso, registraron la oficina, se apoderan de un bolso, que se colocó el imputado atravesado en la espalda, y de dinero que se encontraba en los cajones de los escritorios y en un mueble, logrando sustraer en definitiva la suma aproximada a los $ 60.000 (pesos uruguayos sesenta mil), según lo declarado por el responsable de la distribuidora”, indica el pedido de formalización.

Finalmente, una vez cometido el atraco, las cuatro personas (entre ellas el imputado) se retiran del lugar, quedando todo registrado en las cámaras de vigilancia. Tras la investigación de los registros, se logró establecer el recorrido que hicieron ambas motos.

“Luego de perpetrar el hecho, ingresaron a Ruta 11, siguiendo por Ruta 33, en dirección a la ciudad de Toledo, abandonando en esta ruta sobre el Paraje “La Armonía” la moto de color rojo, la cual incendiaron. En esta zona, un rato antes, próximo a la hora 16:00, un testigo que vive en las proximidades vio estacionado un vehículo rojo tipo sedán y una persona que levantaba el espolón y transcurrido unos quince minutos observó que habían prendido fuego una moto y al acercarse efectivamente constató que había una moto incendiada”, explica la fiscal.

En las cámaras del Ministerio del Interior la fiscal observó desplazarse en esa misma localidad a un auto de color rojo que era conducido por el otro delincuente que está imputado yendo a una distribuidora previo al robo.

Finalmente, la fiscal asegura: “En el empalme de la Ruta 33 con la Ruta 6, se observa el automóvil ingresando a la Ruta 6 en dirección a Montevideo, siendo captado luego en Av. Belloni y Ruta 102, hacia Domingo Arena. Quedando registrado por cámaras particulares, cuando se observa el vehículo rojo ingresar por Camino Perrone a la hora 16:30 en dirección a la finca del imputado D.R. Cabe destacar que dicho camino es el única ingreso al barrio donde se domicilia éste. Luego, el imputado S. deja el vehículo en la casa de sus suegros en el Barrio de Piedras Blancas, lo que fue declarado el día del hecho en horas de la tardecita”.  

La magistrada informa que, de las investigaciones practicadas a raíz de la matrícula del vehículo, se pudo determinar que el último propietario del vehículo es el imputado.

Además, se realizó el recorrido del auto en forma inversa, donde se determinó que el día del hecho, una hora antes de que ocurra, se lo vio desplazarse por Domingo Arena y Belloni con las dos motocicletas atrás con un ocupante cada una y así llegar hasta la Ruta 33, Paraje La Armonía, donde queda el vehículo y continúan en las motos hasta llegar a la Distribuidora Santa Rosa.

A los cuatro que cometieron la rapiña y a un quinto que brindó la asistencia logística para el escape, Schiappacasse le agregó un sexto sospechoso involucrado que sería quien pasó la información y la entrega del robo.

Este martes Fiscalía imputó a los dos detenidos y le dispuso 180 días de prisión preventiva como medida cautelar.  Además, la fiscal del caso indicó que otros participantes del hecho están identificados por la Policía, pero no todos.

Montevideo Portal



\