Internacionales
Papa hay uno solo

Gonzalo Aemilius narró su encuentro con el Papa

"Ayer descubrí que es el pastor que no se olvida de sus ovejas", dijo el padre Gonzalo Aemilius, tras la repercusión internacional que logró ayer en su encuentro con el papa Francisco. El ex director del liceo Jubilar contó que su amistad con el nuevo pontífice se inició en el 2005.
18.03.2013 11:34
2013-03-18T11:34:00

El papa Francisco sorprendió ayer al agradecer al sacerdote uruguayo Gonzalo Aemiliius y presentarlo a los cientos de miles de fieles en la plaza San Pedro.

Concluida la misa que antecedía el rezo del ángelus, el papa presentó a los fieles al sacerdote, ex director del Liceo Jubilar Juan Pablo II, que trabaja en la recuperación de niños de la calle y su integración en la sociedad y en el mundo del trabajo.

"Quiero agradecerle su trabajo", dijo el papa Francisco abrazando frente al altar de la Iglesia de Santa Ana, llena a rebosar, al ex responsable de esta institución que ayuda a niños y adolescentes.

El papa argentino recordó el problema de los niños de la calle en Latinoamérica y la importancia de su educación.

"Gente querida, sí es cierto, estuve con Francisco y en el abrazo de los míos estaba el abrazo de cada uno de ustedes y en su abrazo está el que les daré", explicó Aemilius en su cuenta de Twitter.

El diario español La Razón publica hoy una charla con Aemilius luego del emocionante momento vivido el domingo.

"En medio de las miles de personas que esperaban al Papa a la entrada de Santa Ana, él vislumbró un rostro conocido y pidió a los escoltas vaticanos que le permitieran acercarse. Era su amigo uruguayo Gonzalo Aemilius, sacerdote de 33 años. Le invitó a compartir la eucaristía con su nueva parroquia vaticana", cuenta La Razón.

Al finalizar la eucaristía el Papa le presentó como un hombre "venido de lejos que desde hace tiempo trabaja con los niños de la calle y con los drogadictos en una escuela".

"Todavía sigo emocionado", dijo a La Razón Aemilius. "Cuando escuché que él había sido el cardenal elegido para ser Papa, se generaron sentimientos encontrados en mí. Por un lado, una profunda alegría por la Iglesia universal. Por otro, un ‘dolorcito' por el amigo que perdía. Pero ayer descubrí que el Papa no se olvida de sus ovejas, que las reconoce entre un millón", explicó.

Aemilius conoce al cardenal Bergoglio desde 2005. "Se interesó por el proyecto y desde entonces para mí no sólo ha sido testigo de la fe, sino cómplice de todo aquello que andaba rumiando en mi corazón", agregó.

Elogió la austeridad del pontífice. "Cuando habla de pobreza, no se refiere sólo en términos socioeconómicos, sino también a otras cosas como la droga, un asunto que siempre le ha preocupado mucho. Pobre es todo aquel hermano que necesita de nuestra respuesta. El mismo Francisco se siente pobre y por eso pide que recen por él. Se sabe herido y desde ahí quiere sanar a los demás", reflexiona Aemilius.

Por último, contó que "los uruguayos vivimos en una cultura secularizada, donde la Iglesia nunca estuvo relacionada con el poder, algo de lo que estoy orgulloso, sino que está basada en la fe del pueblo". "Esta situación nos despoja de todo y nos hace comprender que hay que combatir menos por tener poder y proponer más ideas, por ejemplo, a los jóvenes que están sedientos y nos esperan", razonó.

Desde otra óptica

"Jorge, el Papa, es una persona con quien tengo un vínculo de amistad desde hace muchos años", reveló también este lunes Aemilius en una conversación telefónica desde Roma con la radio El Espectador.

"Ese amigo ahora es Papa, ese vínculo de amistad que me hizo tenerlo como referente ahora se transforma en emoción, y ese abrazo que me dio fue el mismo que me dio como cardenal (Jorge) Bergoglio, lo que marca que no ha dejado de ser quien es", agregó.

El joven cura explicó hoy que la relación con el Papa viene de la época en que él era seminarista y conoció en persona al entonces cardenal de Buenos Aires, así como de sus viajes a Argentina para dar clases en la Universidad Católica de Argentina.

En declaraciones a El Espectador, confesó haber sentido "una gran emoción" por el gesto del pontífice, aunque admitió que su designación al frente de la Iglesia católica le generó "sensaciones encontradas".

Para Aemilius, el mensaje que está dando el nuevo papa es que "es hora de mostrar un Dios menos juez y más padre, padre cómplice de nuestras miserias para descubrir nuestras grandeza", según recoge EFE.

"‘Jorge, soy Gonzalo, estoy acá', le grité", contó Aemilius a Las Cosas en su Sitio, en Sarandí, al explicar cómo abordó al pontífice en el momento de la misa. Narró que el Papa le dijo entonces que fuera con él. "No puedo, está la guardia", afirmó el sacerdote uruguayo, pero con la venia del pontífice lo dejaron pasar.

"Lo primero que me dice es: ‘te estuve llamando y no me contestaste'", explicó Aemilius, quien dijo no atender los teléfonos que no reconoce.

"Que esto nos ayude especialmente a renovar la confianza en un Dios que se hace socio de nuestros sueños", aseguró el padre Gonzalo Aemilius esta madrugada en Twitter.

Sobre el Jubilar

Aunque Aemilius no esté ya al frente del Liceo Jubilar, este momento de atención internacional servirá sin dudas a la institución, que la semana pasada comenzó una campaña para recaudar fondos.

En procura de mantener la propuesta educativa que ofrece en el corazón de la cuenca Casavalle, el Liceo Jubilar Juan Pablo II lanzó una campaña para recaudar fondos que apela a solidaridad de todos los uruguayos.

Desde hace una década, el Jubilar, el primer centro educativo de gestión privada que imparte clases de nivel secundario en forma gratuita, ha logrado alcanzar resultados académicos que se destacan claramente a nivel nacional. Por ejemplo, ha reducido al mínimo los índices de repetición y deserción entre sus alumnos.

A los cursos de Ciclo Básico, de primero a tercer año, asisten alrededor de 200 alumnos que concurren a clases y talleres de lunes a viernes, de 8 a 18 horas y los sábados por la mañana. Además propone un plan de acompañamiento en el que participan unos 90 ex alumnos, de los cuales 70 están becados en instituciones privadas.

Por otro lado, el Jubilar imparte, en horario nocturno, clases para adultos. El grupo de alumnos que toma estos cursos está integrado, fundamentalmente, por padres de alumnos del liceo.
Esta obra es posible, y se ha mantenido exitosamente en el tiempo, gracias a las donaciones de empresas, organizaciones y personas que colaboran económicamente para sostener un presupuesto anual que para 2013 está estimado en más de 12 millones de pesos.

La necesidad de cubrir ese presupuesto es la razón de esta campaña de recaudación de fondos, en la que se puede colaborar de diferentes formas y con cualquier suma de dinero.

El aporte puede hacerse efectivo con tarjeta de crédito llamando al 2222-6291 o depositando en la cuenta de Abitab N° 33801.

Por más información de la campaña se puede visitar la web www.liceojubilar.edu.uy/vuelta-clases
o enviar un correo a colaboraciones@liceojubilar.edu.uy

 

Montevideo Portal