Contenido creado por Gerardo Carrasco
Internacionales

A la antigua

El presidente de Chad muere por herida de bala en combates contra rebeldes

El mandatario se involucró personalmente en batalla y fue alcanzado por un proyectil.

20.04.2021 14:26

Lectura: 5'

2021-04-20T14:26:00
Compartir en

El presidente de Chad, Idriss Déby, falleció anoche tras ser herido en combates contra los rebeldes chadianos procedentes de Libia, confirmó hoy a Efe el portavoz de su partido, el Movimiento de Salvación Patriótica (MSP).

 

"El presidente Idriss Déby Itno había ido a participar personalmente en el combate. Así es como fue herido el sábado por una bala. Fue trasladado al hospital militar francés (de Yamena, la capital), donde murió el lunes por la noche", declaró a Efe el portavoz del MSP, Jean-Bernard Padare.

 

Déby, que gobernaba Chad desde hacía 30 años, falleció el mismo día que fue proclamado vencedor, con un 79,32 % de los votos, de los comicios presidenciales celebrados el pasado 11 de abril.

 

La jornada electoral se desarrolló en calma, pero ese mismo día rebeldes chadianos del Frente por la Alternancia y la Concordia en Chad (FACT, en sus siglas en francés) realizaron una incursión en territorio nacional con la intención de derrocar a Déby.

 

Deby, presidente del Chad desde 1990, que será enterrado el próximo viernes en una ceremonia solemne con honores militares, buscaba en los comicios su sexto mandato frente a otros seis candidatos, que prácticamente no tenían opción de victoria.

 

"Como él lo hace cada vez que las instituciones republicanas son gravemente amenazadas, se puso al frente en los combates heroicos contra las hordas terroristas procedentes de Libia", declaró hoy en la televisión estatal el portavoz del Ejército, general Azem Bermandoa Agouna.

 

Las informaciones procedentes de Chad han sido confusas en los últimos días pues, mientras el FACT aseguró el 13 de abril que controlaba la provincia de Tibesti, en el extremo norte del país, y el 18, la de Kanem, en el oeste, el Ejército lo ha desmentido.

 

El pasado domingo, el Ejército chadiano aseguró que había matado a más de 300 rebeldes del FACT y detenido a más de 150 en la provincia de Kanem.

 

Pero el coordinador político y responsable de comunicación del FACT, Kingabé Ogouzeimi de Tapol, declaró a Efe que, aunque "los combates fueron ciertamente duros", los daños resultaron "enormes en ambos bandos" y no habían perdido a 300 combatientes.

 

Igualmente, el FACT indicó en un comunicado este lunes por la noche que, desde el domingo, se dirigían hacia Yamena y aludían a "centenas de cadáveres, heridos y prisioneros" entre los miembros del Ejército chadiano.

 

En ese mismo comunicado, anunció que al menos 15 oficiales superiores habían muerto, se hallaban desaparecidos o heridos y a la fuga, encontrándose el nombre de Déby en la lista que indicaba que estaba herido y huido.

 

Ese avance del FACT ha recordado a muchos chadianos los sucesos ocurridos entre el 2 y el 4 de febrero de 2008, cuando una coalición rebelde estuvo a punto de derrocar al presidente del país.

 

Tras anunciar la muerte de Déby, el Ejército informó del establecimiento de un Consejo Militar de Transición (CMT) para "asegurar la defensa de nuestro país en esta situación de guerra contra el terrorismo y las fuerzas del mal con el fin de garantizar la continuidad del Estado".

 

El CMT será presidido por el hijo del fallecido, general Mahamat Idriss Déby, de 37 años, que se convierte así en el jefe de Estado más joven de África.

 

"LUCHÓ HASTA SU ÚLTIMO ALIENTO"

 

El Ejército declaró que el CMT será la autoridad de Chad durante 18 meses, tras los cuales se celebrarán elecciones "libres, democráticas y transparentes siguiendo el espíritu de sacrificio por el cual el Mariscal de Chad (Idris Déby) luchó durante toda su vida hasta su último aliento".

 

Además, las autoridades militares han disuelto la Constitución, el Gobierno y el Parlamento y han declarado un duelo nacional de 14 días, un toque de queda de 18.00 hora local (17.00 GMT) a 05.00 (04.0 GMT) en todo el territorio nacional, y el cierre -hasta nueva orden- de las fronteras terrestres y aéreas.

 

La Constitución estipula que, en caso de muerte del jefe del Estado, el presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento) debe asumir el poder, de modo que se convoquen elecciones entre 45 y 90 días, por lo que la decisión adoptada por el Ejército fue tachada de inconstitucional por diversos analistas.

 

Con todo, el portavoz del Ejército aseguró al pueblo chadiano que se han tomado "todas las medidas para garantizar la paz, la seguridad y el orden republicano"; e hizo una llamada "al diálogo y la paz" para "construir juntos Chad".

 

La Presidencia de Francia reaccionó rápidamente al fallecimiento de Déby, quien se había convertido en el gran aliado indispensable de Francia y Occidente en el Sahel, especialmente en la lucha contra el yihadismo.

 

"Chad pierde a un gran soldado y a un presidente que trabajó incansablemente por la seguridad del país y la estabilidad de la región durante tres décadas. Francia pierde a un amigo valiente", declaró la Presidencia francesa en un comunicado.

 

Además, Francia urgió a una transición pacífica en Chad y resaltó el "fuerte compromiso" francés con la "estabilidad y la integridad territorial de Chad".

 

Numerosos mandatarios africanos, entre ellos los presidentes de la República Democrática del Congo (RDC), Senegal, Madagascar, Burkina Faso o Camerún, lamentaron también la muerte en combate de Déby y recordaron que cumplía con su deber como mando supremo del Ejército.

 

"La desaparición del mariscal Idriss Déby Itno es una inmensa pérdida para Chad, África central y nuestro continente, al que ha servido sin descanso", destacó el presidente de Camerún, Paul Biya.

EFE