Contenido creado por Gerardo Carrasco
Policiales

Animalada

EEUU: 21 años de cárcel a veterinario que abusaba sexualmente de animales y se filmaba

Prentiss Madden poseía también una gran colección de pornografía y habría abusado sexualmente de al menos un menor.

14.10.2021 16:06

Lectura: 4'

2021-10-14T16:06:00
Compartir en

Prentiss Madden, hasta hace poco un carismático y popular veterinario de Florida, EEUU, fue condenado el viernes en Miami por un tribunal federal.

El profesional fue encontrado culpable de poseer miles de imágenes de pornografía infantil de bebés y niños pequeños manteniendo relaciones sexuales con adultos y de hacer varios videos de sí mismo manteniendo relaciones sexuales con perras y compartirlos a través de las redes sociales en internet. En julio ya se había declarado culpable por un delito de bestialismo.

Madden, exdirector médico del Caring Hands Animal Hospital de Aventura, pidió disculpas a su familia y a las víctimas, diciendo que había sufrido abusos sexuales en su juventud y que había sido testigo de cómo su madre era golpeada duramente por su padrastro.

“Esto no es lo que planeé ser o pensé que sería, no representa lo que soy como persona”,  dijo Madden ante el jurado, según recoge el medio local El Nuevo Herald.

El juez no se mostró receptivo a tales descargos y envió a Madden a la cárcel durante casi 22 años, la pena más dura permitida por las directrices federales de sentencia.

Al considerar la sentencia, el juez adoptó la recomendación del fiscal federal Christopher Hudock de imponer la mayor condena posible, basándose en las pruebas de que Madden también había abusado sexualmente de un niño menor de 16 años al menos dos veces mientras acumulaba imágenes de pornografía infantil. La madre del niño, citando un pasaje de la Biblia, dijo ante el tribunal que perdonaba a Madden aunque le acusaba de haber
cometido un crimen “malvado y horrible” contra su hijo.

El abogado defensor de Madden, Michael Mirer, sin poner excusas, trató de demostrar que su cliente sufrió un gran trauma cuando era joven y que eso contribuyó a su comportamiento criminal como adulto.

“Recurrió a la pornografía infantil porque estaba clínicamente deprimido”, dijo Mirer al juez, según el citado medio. El abogado también argumentó que las pruebas de que su cliente tuvo relaciones sexuales con un menor de 16 años no eran claras y que la acusación no debería aumentar la condena. Asimismo, pidió al juez que le diera a Madden una sentencia de siete años para que no pasara el resto de su vida adulta en prisión, solicitud que no fue atendida por el magistrado.

Además de encontrar numerosas imágenes de pornografía infantil en su iPhone, los agentes federales descubrieron “videos creados por Madden en los que se representaba a sí mismo participando en ‘animal crushing’, así como chats en las redes sociales en los que se hablaba de esto”, había Hudock durante una audiencia judicial anterior. A modo de ejemplo, dijo, Madden se hizo un video teniendo sexo con una perra. En otro caso, el veterinario hizo una filmación  en la que se loe veía ponerle un “consolador” a otra perra “mientras se masturbaba”.

Hudock argumentó que el hecho de que el reo mantuviera relaciones sexuales con perros y compartiera las imágenes en internet equivalía a tortura animal según la ley federal.

La investigación comenzó cuando las autoridades recibieron un ciberaviso de Dropbox, el servicio web de intercambio de archivos, de que un usuario había recibido más de 1,600 contenidos de presunta pornografía infantil. Los agentes rastrearon los archivos hasta el domicilio de Madden en la zona de Miami. El 24 de febrero, agentes de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) registraron su casa e incautaron teléfonos y una computadora.

Según la denuncia, los agentes encontraron chats privados en redes sociales con otros usuarios en los que se sospechaba que Madden conversaba sobre “el abuso sexual de animales y niños”. En uno de los chats, alguien que se cree que es Madden también se jactó de mantener una relación sexual con un chico de 15 años de Orlando, lo que constituyó la base de algunas pruebas que elevaron su condena a casi 22 años En la denuncia también se alega que Madden tenía en sus teléfonos múltiples fotos y videos de imágenes “que mostraban zoofilia”, archivos que estaban codificados digitalmente como si hubieran sido
tomados en su casa.

En la denuncia se expresa que los videos y los datos de localización y fechas de estos permiten suponer que el veterinario abusaba de animales que eran dejados a su cuidado por clientes de su clínica.



\