Contenido creado por Federico Pereira
Política

Tema delicado

Diputados aprobó proyecto de ley de voluntad anticipada para tratamiento de adicciones

El texto, presentado por la diputada colorada Nibia Reisch, habilita a los adictos a expresar consentimiento de antemano para tratarse.

13.10.2021 19:32

Lectura: 2'

2021-10-13T19:32:00
Compartir en

La Cámara de Representantes estudió este miércoles el proyecto de ley de voluntad anticipada para tratamiento de adicciones, presentado por la diputada del Partido Colorado Nibia Reisch, que busca que los adictos puedan expresar su consentimiento de antemano de forma de recibir atención cuando estén en crisis. La representante recogió el planteo del colectivo Madres del Cerro, que persigue esta causa.

Según confirmó Reisch a Montevideo Portal, el proyecto fue aprobado por la cámara, con 54 votos en 94 y ahora pasa al Senado para su estudio en la cámara alta tras votarse algunos sustitutivos al cuerpo de la iniciativa.

El texto presentado por Resich persigue, tal cómo se indica en su artículo 1, “garantizar el derecho de toda persona que padezca adicción a las drogas a recibir el tratamiento adecuado e integral para su desintoxicación, rehabilitación y reinserción social”.

Se establece que toda persona mayor de edad, psíquicamente apta, que padezca de adicción a las drogas, “en uso de su plena capacidad determinada por profesionales médicos psiquiatras”, puede expresar su voluntad de ser sometido a una internación para recibir tratamiento, cuyas condiciones y duración de internación serán indicada por el médico tratante.

La expresión anticipada de la voluntad se realizará por escrito con intervención notarial —según indica el proyecto—, documentándose en escritura pública o acta notarial, con la firma del titular y dos testigos. “En caso de no poder firmar el titular, entre otras por imposibilidad física se hará por firma a ruego por parte de uno de los dos testigos. En todos los casos deberá ser incorporada a la historia clínica del paciente y podrá ser homologado ante la justicia competente”, reza el texto, donde se explica que no pueden ser testigos los médicos tratantes o funcionarios de la clínica o institución de salud de donde sea paciente el individuo.