Curiosidades

No quieren trabajar

China: contrató a sicario, que subcontrató a sicario, que sub subcontrató a sicario...

La especulación en el mercado de los homicidios en China parece estar a la orden del día. Y nadie quiere apretar el gatillo.

25.10.2019 09:16

Lectura: 2'

2019-10-25T09:16:00
Compartir en

La subcontratación y tercerización de labores parece haber alcanzado un extremo ridículo, o al menos eso sugiere un caso que acaba de saldarse en la Justicia china.

En 2013, un empresario contrató a un sicario para que quitara de en medio a un competidor, y le abonó dos millones de yuanes, suma que al cambio actual representa poco más de 280.000 dólares.

El asesino contratado se embolsó el dinero y subcontrató a un colega, pagándole la mitad de la suma recibida. Este segundo criminal hizo lo mismo y pasó la tarea a un tercero, quedándose obviamente con una buena tajada.

La cadena de subcontratación prosiguió, hasta que el quinto sicario de la lista decidió que por el poco dinero que le estaban pagando no valía la pena cometer un homicidio. Por ello, decidió contactar a la víctima y proponerle un negocio distinto: fingir el asesinato y compartir el botín -a esa altura ya muy magro- que le habían ofrecido. El empresario comunicó la situación a las autoridades y se produjo el arresto de todos los implicados, desde el contratista original hacia abajo.

Según informara el tabloide británico Metro en base al medio chino Beijing News, el caso se produjo en 2013, cuando un empresario llamado Tan Youhui quiso vengarse de un colega llamado Wei Mou, por una denuncia que este le había hecho.

El juicio comenzó en 2016 y, tras tres años de idas y venidas, culminó de una forma curiosamente simétrica con el caso juzgado, con penas que van bajando su duración a lo largo de la cadena de reos. Tan Youhui fue condenado a cinco años de cárcel, el primer sicario a tres años y seis meses. El quinto sicario, último eslabón, recibió una condena de dos años y siete meses.