Locales

La triste historia continúa

Caso María: la menor y su madre continúan encerradas en el consulado uruguayo

La mujer cree que el “horror puede acabar bien” y se pregunta por qué buscan quitarle a su hija.

06.10.2019 19:11

Lectura: 4'

2019-10-06T19:11:00
Compartir en

María y su hija ya llevan dos días y medio encerradas en el consulado uruguayo en Barcelona para evitar que los Mossos d'Esquadra le quiten a su hija, en cumplimiento con una sentencia judicial, para entregársela al padre biológico. La mujer quiere creer que el "horror puede acabar bien".

Según público el medio catalán El Periódico, mientras la mujer pasa las horas en el consulado se pregunta lo siguiente: "¿Por qué quieren quitarme a mi hija?".

Familiares que están en contacto permanente con ambas contaron a esa publicación cómo viven la madre y la hija en el interior del edificio diplomático.

Los trabajadores del consulado acondicionaron una de las habitaciones y colocaron dos camas. Prepararon un espacio para que la niña dibuje, juegue y se distraiga. Según informó El Periódico, los funcionarios hicieron "más que eso": se propusieron que la menor no se enterara de la gravedad del asunto.

"Si tienen que hablar de algún tema relacionado con el litigio, llaman a María, la madre, y cierran las puertas. Y cuando se dirigen a la pequeña lo hacen "con sonrisas" y para soltarle "algún chiste". "No sabemos si en todos los consulados tratan así a sus ciudadanos, pero lo que está haciendo el uruguayo por nosotros nos ha dejado sin palabras", subrayan desde la familia de la mujer", señala el medio.

Los abogados de la mujer han solicitado al juzgado de Vielha que tramita el caso que se suspenda el traspaso de la menor por "su bienestar". "La entrega, sea donde, sea será traumática porque la pequeña no ha visto a su padre en tres años", aseguraron los abogados Mario Guerrero y Ester García a El Periódico.

Según informó a Montevideo Portal Soledad González, integrante de la Intersocial Feminista, una de las organizaciones sociales que sigue de cerca el tema, María "sabe que en cuanto salga con su hija a la calle, la policía catalana le pedirá que entregue a la niña".

Además, desde la Intersocial advierten que "la Comisión Europea investiga a España por no proteger a la infancia ante casos de abuso sexual infantil" y esto tiene incidencia en el caso María.

El padre de la menor fue denunciado por su expareja por abusos sexuales a la pequeña y malos tratos a su ex esposa.

Especialistas uruguayos confirmaron esa información, pero peritos catalanes lo descartaron y el caso se archivó el pasado mes de febrero, a raíz de lo cual la magistrada de la localidad leridana falló en favor del hombre, que debía recoger a la hija en el consulado de Uruguay el viernes a las once de la mañana de España.

Cuando el padre y sus abogados se presentaron en la sede diplomática, la mujer y la niña llevaban allí aproximadamente una hora. No obstante, el consulado comunicó que no se haría entrega de la pequeña en sus dependencias. Incluso el Ministerio de Asuntos Exteriores de Uruguay emitió un comunicado de prensa en el que reiteró la defensa de la inviolabilidad de sus legaciones y advirtió a España de que podría estar incumpliendo el "derecho internacional". Se iniciaron entonces contactos diplomáticos entre ambos países que se han seguido manteniendo este mismo sábado.

En rueda de prensa este sábado el vicecanciller uruguayo Ariel Bergamino señaló que "la Cancillería uruguaya no tiene competencia, ni se expide ni opina sobre el fondo del asunto".

"Lo que hacemos es preservar la inmunidad de la sede diplomática y el consulado en este caso", agregó en declaraciones consignadas por Televisión Nacional.

Además, Bergamino señaló que la madre "ahora tiene una nueva fecha para proceder a la ejecución de la sentencia en otro lugar".

Montevideo Portal