Internacionales

Macabro

Brasil: hallan en altar de iglesia evangélica el cuerpo torturado de una mujer

La víctima tenía 23 años. Según las pericias murió estrangulada, pero antes la torturaron quemándola en las partes íntimas.

09.01.2020 10:06

Lectura: 3'

2020-01-09T10:06:00
Compartir en

El cuerpo de una estudiante de 23 años fue encontrado el pasado 6 de enero en el altar de una carpa de oración en una iglesia evangélica en Candagolândia, Distrito Federal de Brasil.

Según información de la Policía Civil divulgada por Universa, Larissa Francisco Maciel fue estrangulada y presentaba signos de violencia sexual. La undécima estación de policía, por lo que el caso se investiga como feminicidio.

El cuerpo de la joven fue encontrado por el diácono del templo. "Mi hija no lastimó a nadie. Quiero justicia", dijo Valdete Maciel, madre de la víctima, en declaraciones recogidas por el citado medio.

Larissa Francisco trabajó como jornalera y, según los informes, el domingo fue a una fiesta organizada en el restaurante de una estación de servicio de la zona. Según Valdete, la joven volvió a casa alrededor de las 20.40, se cambió de ropa y se marchó nuevamente, sin informar su destino.

"Sus amigos dijeron que vieron a mi hija salir de la fiesta con un hombre y luego ya no la vieron. El dolor es muy grande. No saber quién lo hizo es peor. Larissa le agradaba a todo el mundo. Era dulce, educada. No sé qué hacer ahora", dijo la mujer.

"Ella no era de decir a dónde iba. Solo espero desde el fondo de mi corazón que las imágenes de las cámaras de seguridad muestren con quién salió", manifestó.

El cuerpo de la infortunada joven fue velado y sepultado el martes en Cabeceira Grande, Minas Gerais, la ciudad natal de la familia.

Valdete contó que despertó el lunes por la mañana con policías llamando a su puerta para que fuera a reconocer el cuerpo de su hija. "Así es como escuché la noticia. Llegué a la iglesia y vi a mi hija muerta y muy herida. Su short, que tenían cordones a los lados, estaba en su cuello. El cuerpo estaba quemado, incluso en las partes íntimas", detalló.

Los vecinos que viven frente a la tienda donde se encontró el cuerpo dijeron haber oído ruido alrededor de las 01.00, pero no vieron nada y volvieron a dormir. Ya en las primeras horas de la mañana, notaron el movimiento de la policía.

"Esta área no es muy segura. Cualquier persona entra y sale. No hay patrullaje policial ni control alguno, es una tristeza lo que le pasó a esta joven. Ella vivía con su madre y no le hizo daño a nadie ", dijo Carlos Araújo, vecino del lugar.

El abogado de la familia prefirió no hacer declaraciones. El certificado de defunción, al que tuvo acceso Universa, afirma que Larissa fue asesinada "por asfixia, contrición cervical (ahorcamiento), medio físico (abuso) y químico (fuego)".

Según la Policía civil, los resultados de los análisis practicados en el cuerpo de la víctima tardarán al menos treinta días en estar disponibles.