Contenido creado por Gerardo Carrasco
Policiales

Justo a tiempo

Brasil: detienen a falsa enfermera cuando robaba un bebé de una maternidad

La mujer habría actuado por encargo. La policía busca ahora a los posibles compradores del botín humano.

14.07.2021 14:31

Lectura: 2'

2021-07-14T14:31:00
Compartir en

En la tarde del pasado lunes una mujer fue detenida por la Policía Militar tras intentar salir de una maternidad en Curitiba llevándose a un recién nacido.

De acuerdo con información policial divulgada por el portal noticioso G1, el caso ocurrió en el Hospital do Trabalhador, alrededor de las 18:00 horas. La sospechosa, una mujer de 23 años, identificada como Talita Meireles, fue interceptada en la recepción del sanatorio cuando ya se disponía a marcharse.

Según informara Paraná Portal, Meireles se introdujo en el hospital por la puerta de emergencias y luego fue al sector maternidad a ver a los bebés. Allí entró a un vestuario, tomó un atuendo de enfermera y luego se dirigió a una de las habitaciones, donde dijo a una madre que debía llevarse al recién nacido para unos exámenes.

Con la criatura en brazos trató de abandonar el hospital, pero terminó siendo detenida por el personal, que notó que no llevaba un brazalete de paciente.

Primero dijo que estaba sin documentos y que no tenía como demostrar su identidad, y que su marido la estaba esperando en un coche en el estacionamiento. Personal del hospital fue hasta el sitio donde la mujer indicó que estaba el auto, pero allí no había vehículo ni persona alguna. Mientras tanto, una enfermera -esta última auténtica- había descubierto la falta de un bebé y dado la alarma.

De inmediato llamaron a la policía y la joven fue arrestada. La mujer declaró en primera instancia que había sufrido un aborto y que "necesitaba otro hijo" para restituir su pérdida. Sin embargo, luego modificó esa versión y dijo que pretendía vender el bebé.

"Todo el tiempo intentó ocultar su nombre, tomó algo de trabajo obtener la información. Luego contó que estaba embarazada y el 27 de junio tuvo un aborto espontáneo. Afirmó que estaba conmocionada emocionalmente. Luego, conversando, dijo que había recibido 10.000 reales por la entrega del niño, pero esta información debe verificarse", informó el sargento Edson Baura, que atendió el caso, en declaraciones a Band TV Curitiba.

Ahora, la policía procura establecer quiénes serían los presuntos compradores. Según los dichos de Meireles, se trataría de unos vecinos suyos, en la zona de Colombo.