Política
Hace camino al andar

Amado sobre repunte del Partido Colorado: “Es la mejora del enfermo antes de morir”

“Siempre me preguntaba y me angustiaba por cómo me iba a sentir. Y me pasaba que tenía la inseguridad de si la decisión era la correcta o no”, afirmó el diputado, tras salir del Partido Colorado. Amado habló de la “irrupción de Sanguinetti” y reveló que “Sanguinetti pretendía apoyar a Talvi y Talvi no quería”
06.10.2018 12:36
2018-10-06T12:36:00

 

A pocos días de salir del Partido Colorado, Fernando Amado habló en Dirigentes sobre cómo se gestó esa decisión: “Pasé muy mal los meses anteriores, realmente. El luto, todo ese período triste interno, muy interno y doloroso en algún sentido lo venía viviendo desde hace mucho tiempo atrás, tal vez sin saberlo.  El día de la decisión me sentí bien”. Lo que sigue es un resumen de la entrevista.

 

¿Iniciando una nueva etapa en ningún partido?

Sí, Iniciamos una nueva etapa política que está marcada por un quiebre, la desvinculación al Partido Colorado que para nosotros no fue nada fácil, por razones políticas y emocionales. Fue nuestra casa durante más de 15 años, desde los 18 años empecé a militar allí. Me proyecté personalmente y se proyectó el sector, queríamos creer que íbamos a tener espacio dentro del Partido Colorado.

 

¿Cómo impactó la presencia de Ernesto Talvi en la decisión de salir del Partido Colorado?

La verdad, es que la presencia de Talvi no fue influyente en nuestra decisión. Nosotros empezamos a hacer un análisis interno de la nuestra situación y la situación del partido, porque muchas veces vos seguís para adelante, aunque sientas que hay cosas que no están funcionando, porque la inercia te hace seguir para adelante. A nosotros nos estaba pasando eso y el mundial fue como la excusa, la posibilidad de parar la máquina y pensar cómo estábamos sintiendo este proceso. Nosotros no cambiamos de octubre hasta ahora seguimos siendo los mismos, el que cambió de rol fue Sanguinetti y eso sí cambió el ecosistema y cómo se podía plantear la interna, no solo por lo electoral de quien gana la interna sino por qué partido se ve hacia afuera. La irrupción de Sanguinetti trastoca todo. Hace que el Partido Colorado tenga la misma impronta que tuvo antes.

 

¿Crees que Sanguinetti y Hierro volvieron al ruedo para evitar que gane Amado?

Creo que no.  Hace meses que vivimos una telenovela venezolana en la trastienda. En el Partido Colorado hubo una especie de Guerra Fría entre Talvi y Sanguinetti. Sanguinetti pretendía apoyar a Talvi y Talvi no quería apoyos externos de estructuras antiguas. Para mí esto es la mejora que muchas veces se dice de un enfermo antes de morir. Esto no es otra cosa que la mejora antes de morir del Partido Colorado, porque es encapsularlo en algo que lo condena para siempre.

¿De qué te liberaste al salir del Partido Colorado?

Pasé muy mal los meses anteriores, realmente. El luto, todo ese período triste interno, muy interno y doloroso en algún sentido lo venía viviendo desde hace mucho tiempo atrás, tal vez sin saberlo o sin querer darme cuenta. Me di cuenta en los últimos tres o cuatro meses y por eso pasé mucho peor. En estos tres meses donde el sector se dio el espacio para hacer el análisis y hacer catarsis también y después empezar a trabajar con esa catarsis. Pasé muy mal. Lo que sí me pasó y no es ningún pecado, porque además yo no creo en los pecados porque tengo una fe laica, es que el día de la decisión me sentía bien. Siempre me preguntaba y me angustiaba por cómo me iba a sentir. Y me pasaba que tenía la inseguridad de si la decisión era la correcta o no, porque muchas veces no te das cuenta si es correcto o no hasta después que lo insiste. Estaba ese temor.

 

¿No sentías que le dabas la razón a los que te había signado de traidor?

Sí, pero uno no puede guiarse por eso.  No te voy a mentir, todos somos más o menos sensibles a las críticas, pero el actor político u otros actores públicos necesitan generar una coraza más gruesa porque sino no puede vivir. Una está expuesto a la crítica, que a mí me encanta porque me desafía a ser mejor y a revisar mis hipótesis y si tienen sentido o no lo que estoy diciendo, pero también uno está expuesto a la calumnia, a la tergiversación, a la mentira y todas esas cosas que molestan. A mí me cansó estar diez años escuchando que me preguntaran cuándo me iba a ir para el Frente.

Vos sentís que estás haciendo cosas que son evidentes, pero la gente tiene puesto un casco que le hace mucho mal a la política y por eso la necesidad de generar una nueva herramienta que salta de la lógica bipolar. Si vos estás de un lado, y hacés autocríticas del lugar en donde  estás, lo primero que se dice es que le estás haciendo el juego al otro. Cuando hay una voz autocrítica en el Frente Amplio, el primer reflejo corporativo, primitivo, es que “le estás haciendo el juego a la derecha” lo mismo pasa en el otro bloque pero al revés. Esa lógica de barrabrava es muy negativa para la política y de la democracia. De algo que nos cansamos en el Partido Colorado es de esa lógica y salir de esa lógica y estar liberados de esa lógica y de tener que hacer equilibrios, de saber que había gente que no nos bancaba y por distintas razones mateníamos una relación de mutua hipocresía. Está lleno de gente muy buena en el Partido Colorado y yo le tengo mucho aprecio y cariño, pero también teníamos notoriamente una parte importante del Partido que desde nuestro punto de vista tenía un pensamiento mucho más tóxico.

Hablemos de lo que se viene, de Esteban Valenti y Pablo Mieres

Al Partido Independiente lo conozco desde que se fundó, lo conozco desde hace mucho tiempo porque fue en su momento fue suegro de una de mis hermanas. Fue una muy linda relación de noviazgo que terminó bien. Lo conozco personalmente por ahí y políticamente la verdad que nunca tuvimos instancias de cercanía. Sí, al ver lo que dice, hay cosas que me aceran y cosas que no. Si uno va a la mirada más socialdemócrata, al concepto de la otra izquierda que alguna vez el Partido Independiente utilizó como idea fuerza, me cae bien. Creo que hay que construir la otra izquierda, la otra coalición alternativa al bloque de derecha y de izquierda tradicional, pero que sea de izquierda democrática. También en el Partido Independiente conviven sectores que son más socialcristianos. Cuando se tratan temas como la agenda de derechos o el aborto, con la línea socialcristiana del Partido Independiente hay diferencias muy grandes.  Valenti viene del Frente, de haber tenido un pasado radical dentro del Frente. A Valenti no lo conocía más allá de los medios. Nadie puede negar que es alguien con un nivel de inteligencia y formación intelectual e ideológica muy fuerte y para los periodistas siempre es un entrevistado atractivo alguien que no tiene el casete puesto. Por lo que he visto en los últimos tiempos quiere lo mismo que nosotros y lo mismo que también dice el Partido Independiente.  Estamos soñando con construir una misma herramienta, ahí es donde está la unión.  Yo no dejé la raíz del batllismo histórico, me la traje conmigo y la quiero representar en la nueva herramienta que se forme.

No vas a poder usar la palabra “batllista”
Es verdad, pero eso tiene que ver con las marcas y hay marcas que están vacías. El Partido Colorado se jacta todo el tiempo de poder utilizar la palabra batllista, repiten como loros la palabra batllismo en cuanto discurso hay, dicen nosotros somos los únicos representantes del batllismo, pero la gente siente distinto.

Cargando...

Temas relacionados: