Negocios y Tendencias
Casos de éxito

Se bajó el sueldo y multiplicó el de sus empleados. Se rieron de él, pero él rio último

En 2015 Dan Price fijó en cerca de U$ 8.000 el sueldo mínimo en su empresa, le dijeron loco y “socialista”, pero el tiempo le dio la razón.

20.04.2021 14:02

Lectura: 3'

2021-04-20T14:02:00
Compartir en

Dan Price es dueño y director de Gravity Payments, una empresa estadounidense dedicada a la gestión de pagos con tarjeta de crédito.

En 2015 el empresario fue noticia por una decisión empresarial singular: Resolvió que ninguno de sus trabajadores ganaría menos de 70.000 dólares anuales lo que arroja un ingreso mensual de algo más de U$ 5.800).

Ahora, a seis años de aquella peregrina iniciativa, Price publico en Twitter un mensaje donde asegura que aquella fue la mejor decisión que pudo haber tomado.

"Hoy hace 6 años de que aumenté el sueldo mínimo de mi empresa a 70.000 dólares por año. Fox News me trató de socialista pero, desde entonces, nuestros ingresos se triplicaron, somos un caso de estudio de la Escuela de Negocios de Harvard y nuestros empleados multiplicaron por 10 la compra de viviendas".

Dan Price explica en su hilo que hay que "invertir siempre en las personas" y enumera algunos de los logros conseguidos en este periodo: "Nuestros ingresos se triplicaron, el número de empleados creció un 70%, la base de clientes se duplicó, el número de bebés que tuvo el personal se multiplicó por 10, el 70% de los empleados pagaron sus deudas, las casas compradas por los empleados se multiplicaron por 10... "

La apuesta del CEO de Gravity Payments fue arriesgada, ya que la compañía atravesaba un momento complicado cuando tomó esa decisión en 2015, según informa el portal El Confidencial.

Pese a ello, y al mirar hacia atrás con el "diario del lunes" Price dice que no podría haber elegido un momento mejor para hacerlo. Y afirma que la cultura del esfuerzo en común que su decisión instaló en la empresa ayudó a todos a sobrellevar la crisis del coronavirus.

"Al comienzo de la pandemia perdimos el 55% de nuestros ingresos de la noche a la mañana", reconoce el empresario. Sin embargo, las fortalezas construidas en los años anteriores serían cruciales en ese momento.

"Nuestros empleados estaban tan comprometidos que se ofrecieron como voluntarios para aceptar recortes salariales temporales para evitar despidos. Resistimos la tormenta, les pagamos a todos y ahora estamos dando aumentos".

Entrevistado por la web LadBible, Price cuenta que tuvo esa idea cuando supo que de sus empleados trabajaba a tiempo parcial en un local de McDonald's para redondear un ingreso que le permitiera llegar a fin de mes. Se prometió entonces a sí mismo que no volvería a permitir que eso pasara en su empresa. Hasta el momento, los resultados respaldan su decisión.