Salud

Más que cicatrices

Tras sanar, heridos de arma de fuego suelen sufrir consecuencias a largo plazo

Estudio estadounidense constató que muchos heridos de bala eran hospitalizados nuevamente más tarde.

02.12.2019 09:08

Lectura: 3'

2019-12-02T09:08:00
Compartir en

Los pacientes de emergencias que son tratadas por heridas con armas de fuego en el pecho o el abdomen son más propensos a acabar en el hospital de nuevo que los que sufren ese tipo de herida en otras partes del cuerpo, encuentra un estudio reciente llevado a cabo en EEUU

El trabajo incluyó a 110 pacientes con antecedentes de heridas con armas de fuego. La mayoría eran hombres, con una edad promedio de 50 años. Los pacientes fueron atendidos en el departamento de emergencias del Hospital de la Universidad de Thomas Jefferson, en Filadelfia.

De esos pacientes, 36 fueron readmitidos con lesiones neurológicas, abdominales o del pecho, o de las extremidades, mostraron los hallazgos.

De ellos, 18 fueron readmitidos por complicaciones de sus heridas anteriores con armas de fuego. Se realizaron tres cirugías, dos de ellas de pecho.

De los pacientes, 24 tuvieron lesiones neurológicas, mientras que nueve tuvieron lesiones abdominales o del pecho. Tres pacientes tuvieron lesiones mayores en los vasos sanguíneos, encontró el estudio.

Los hallazgos se presentarán la próxima semana en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte (Radiological Society of North America), en Chicago. Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

"El lugar donde se recibe un disparo tiene un efecto a largo plazo en la salud", aseguró el investigador principal, el Dr. Corbin Pomeranz, residente en radiología.

Cuando se trata a los pacientes por heridas con armas de fuego, anotó que la mayor parte del costo se debe a la atención continua, lo que incluye resolver las complicaciones.

"La inmensa mayoría de las investigaciones sobre la violencia con las armas de fuego se enfocan en la atención de emergencia, pero en realidad apenas una minúscula fracción de los miles de millones que se gastan en la atención médica para la violencia con armas de fuego en EE. UU. se gastan en los costos directos de la atención médica de emergencia", señaló Pomeranz en un comunicado de prensa de la sociedad, según recoge HealthDay News.

"La violencia con armas de fuego es una emergencia de salud nacional, pero hay una profunda falta de investigación sobre las consecuencias a largo plazo de las lesiones relacionadas con las armas de fuego", añadió.

Pomeranz dijo que espera que el estudio conduzca a más investigación, que incluya una observación de los resultados de los tratamientos, y si las balas o los fragmentos permanecen en los cuerpos de los pacientes.