Salud
Error de cálculo

La cirugía bariátrica podría aumentar el riesgo de aparición de piedras en la vesícula, según un estudio

La pérdida de peso resultante podría influir en el problema, cuya prevención puede ser abordada mediante fármacos.
11.10.2018 08:11
2018-10-11T08:11:00

La pérdida de peso rápida que ocurre tras una cirugía bariátrica parece tener una consecuencia inesperada: un mayor riesgo de piedras en la vesícula (cálculos biliares), sugiere un estudio reciente.

La pérdida rápida de peso se vinculó con un aumento de 10 veces en las admisiones al hospital por pancreatitis, piedras en la vesícula y otras afecciones de la vesícula biliar.

"Las piedras en la vesícula son bastante comunes en los pacientes tras una cirugía bariátrica. Unos medicamentos llamados secuestrantes de ácidos biliares pueden ayudar, pero los pacientes tienen que tomarlos varias veces al día", explicó la coautora del estudio, la Dra. Violeta Popov, profesora asistente de medicina en la Facultad de Medicina de la NYU y en el Centro Médico Langone, en la ciudad de Nueva York.

En el pasado, los cirujanos con frecuencia extirpaban la vesícula biliar como parte de las cirugías para perder peso. Pero a medida que las cirugías para perder peso se han hecho menos invasivas, con unas incisiones cada vez más pequeñas, los cirujanos han dejado de sacar la vesícula biliar durante el procedimiento, señaló Popov, que también es directora de endoscopia bariátrica en el Sistema de Atención de la Salud de Harbor de la VA de Nueva York.

Los investigadores observaron los registros de una muestra nacional de admisiones de pacientes internos, y encontraron más de 1.5 millones de admisiones por piedras en la vesícula, otras afecciones de la vesícula biliar y pancreatitis aguda de 2006 a 2014. La edad promedio de los pacientes era de entre 52 y 64 años.

Los hallazgos mostraron que había un aumento de 10 a 100 veces en el riesgo de esas afecciones en las personas que se habían sometido a una cirugía para perder peso. Y la edad promedio de los pacientes era de 43 a 55 años.

Las personas que se habían sometido a una cirugía para perder peso tenían menos probabilidades de fallecer, tendían a pasar menos tiempo en el hospital, y el tratamiento de su enfermedad de la vesícula biliar tendía a costar menos, apuntaron los investigadores.

El Dr. David Victor III, experto del Colegio Americano de Gastroenterología (American College of Gastroenterology), dijo que no estaba claro si la cirugía bariátrica aumentaba el riesgo de piedras en la vesícula y otras afecciones de la vesícula biliar.

"Se sabe que la obesidad aumenta el riesgo de piedras en la vesícula, así que los pacientes que tienen indicaciones para una cirugía bariátrica también tendrían un mayor riesgo de piedras en la vesícula", comentó Victor, que también es profesor asistente en el Instituto de Medicina Académica del Houston Methodist.

"Este estudio es interesante porque los pacientes que se someten a cirugía bariátrica podrían tener un riesgo de piedras en la vesícula que hemos subestimado en el pasado", dijo Victor en declaraciones recogidas por la reportera especializada Serena Gordon, y publicadas por HealthDay News.

Tanto Victor como Popov dijeron que es demasiado pronto para recomendar la extirpación de la vesícula biliar cuando un paciente se somete a una cirugía para perder peso, pero que vale la pena estudiar más esta cuestión.

Popov comentó que es probable que la pérdida rápida de peso sea lo que desencadene las afecciones de la vesícula biliar, aunque el estudio no lo probara.

Victor también indicó que es demasiado pronto para saber por qué hay un aumento en el riesgo, pero podría deberse a que las personas son obesas, o quizá lo que aumente el riesgo sea un aspecto técnico de la cirugía. Y añadió que es posible que el riesgo no sea permanente.

Concurrió en que los médicos deben sopesar la administración de secuestrantes de ácidos biliares a los pacientes para ayudar a prevenir las piedras en la vesícula y otras afecciones.

El estudio se presentó el pasado lunes en la reunión anual del Colegio Americano de Gastroenterología, en Filadelfia. Las investigaciones presentadas en reuniones médicas se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Montevideo Portal