Salud

Cuestión de lenguaje

Hombres dispuestos al abuso sexual, pero no a la violación

Estudio sugiere que un tercio de los hombres estarían dispuestos a abusar de una mujer, si tuvieran asegurada la impunidad y el término “violación” no se pronunciara.

12.01.2015 12:19

Lectura: 2'

2015-01-12T12:19:00
Compartir en

Uno de cada tres hombres en edad universitaria consideraría la posibilidad de violar a una mujer si pudieran salirse con la suya sin consecuencias, y si ese acto no se denominara "violación".

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Dakota, constató que el 31,7 por ciento de los participantes mostraba "intenciones de forzar a una mujer a tener relaciones sexuales" si ello no les causara problemas luego.
Sin embargo, cuando se les preguntaba con todas las letras si serían capaces de violar a una mujer, siempre y cuando el acto fuera impune, la cifra bajaba aunque seguía siendo alarmante: 13,6%.

Sarah R. Edwards, profesora de psicología en la universidad e investigadora principal del estudio, destacó el hecho de que "hay personas que dicen que obligarían a una mujer a tener relaciones sexuales" pero si se les pregunta lo mismo pero incluyendo la palabra violación, dicen lo contrario.

"Aquellas personas que dicen ser capaces de usar la fuerza para tener relaciones sexuales con alguien, pero no lo llamaría violación, parecen exhibir altos niveles de las actitudes sexuales crueles", dijo Edwards en declaraciones a la revista Newsweek. En el estudio, los autores dicen que este grupo parece ser hiper-masculino. En otras palabras, piensan que el actuar de manera sexualmente agresiva es algo apropiado para un hombre.

El psicólogo David Lisak, forense consultor y conocido por su investigación sobre la violencia sexual, determinó que alrededor del 90 por ciento de las violaciones que se habían constatado en la historia del campus universitario, eran obra de reincidentes. En su opinión, el estudio podría ayudar a elegir las preguntas a formular cuando se investiga un caso de abuso sexual.

Al igual que Edwars y su equipo, Lisak cree que el estudio hace hincapié en la necesidad de abordar la insensibilidad sexual como forma de contribuir a los esfuerzos de prevención de la violación.

Montevideo Portal