Salud

Malos humos

Fumadores frecuentes de marihuana corren al doble de riesgo de sufrir ACV

Así lo sugieren dos nuevos estudios llevados a cabo en Estados Unidos.

13.11.2019 13:33

Lectura: 4'

2019-11-13T13:33:00
Compartir en

Los fumadores frecuentes de marihuana tienen más del doble de probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV) que los que no la fuman, encontró el primer estudio.

También es más probable que sean hospitalizados por un ritmo cardiaco peligrosamente errático, según el segundo estudio.

Ambos estudios se presentarán en la próxima reunión de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA), en Filadelfia, del 16 al 18 de noviembre. Las investigaciones presentadas en reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Los hallazgos "son sugerentes, en un momento en que hay un gran impulso para la legalización de la marihuana, y la hierba y sus metabolitos se están promoviendo como una panacea para una infinidad de afecciones y enfermedades médicas", señaló el Dr. Ranjit Suri, electrofisiólogo en Mount Sinai St. Luke's, en la ciudad de Nueva York. Suri no participó en el estudio.

El primer estudio encontró que los no fumadores que usan marihuana durante más de 10 días al mes tienen casi 2.5 veces más probabilidades de sufrir un ACV que los no usuarios.

En el estudio, los investigadores evaluaron datos de una encuesta federal de más de 43,000 adultos, de 18 a 44 años, de los cuales alrededor de un 14 por ciento reportaron que habían usado marihuana en los últimos 30 días.

Al equipo del estudio le sorprendió que unas personas tan jóvenes tuvieran un riesgo tan elevado de accidente cerebrovascular, señaló el autor principal, Tarang Parekh, investigador en políticas de salud de la Universidad de George Mason en Fairfax, Virginia.

"Los usuarios jóvenes de cannabis, sobre todo los que usan tabaco y tienen otros factores de riesgo del ACV, como hipertensión, deben comprender que podrían estar aumentando su riesgo de sufrir un ACV a una edad temprana", advirtió en declaraciones recogidas por el reportero especializado Dennis Thompson, en un artículo que publica HealthDay News.

Estudios anteriores han mostrado que la marihuana puede aumentar la coagulación de la sangre y hacer que las arterias se estrechen; ambas cosas pueden aumentar el riesgo de ACV, señaló Parekh. Esto podría explicar la asociación observada.

En el segundo estudio, los investigadores encontraron que las personas que usan cannabis de forma compulsiva tienen un riesgo hasta un 50 por ciento más alto de ser hospitalizadas por una arritmia, que es un latido cardiaco errático que puede aumentar el riesgo de ACV, ataque cardiaco e insuficiencia cardiaca.

El equipo comparó a más de 570,000 personas hospitalizadas con una arritmia con más de 67 millones de pacientes hospitalizados por otros motivos, y observó de forma específica a los que habían sido diagnosticados con un trastorno por el uso de cannabis.

Las personas de 25 a 34 años que usaban cannabis de forma compulsiva tenían un 52 por ciento más de probabilidades de acabar en el hospital por una arritmia, encontraron los investigadores, mientras que las de 15 a 24 años tenían un 28 por ciento más de probabilidades de ser hospitalizadas por un latido cardiaco irregular.

"Los efectos de usar cannabis se observan en un plazo de 15 minutos, y duran unas tres horas. A unas dosis más bajas, se vincula con un latido cardiaco rápido. A unas dosis más altas, se vincula con un latido cardiaco demasiado lento", comentó el investigador principal, el Dr. Rikinkumar Patel, médico residente en el departamento de psiquiatría del Hospital Conmemorativo Griffin, en Norman, Oklahoma.

Los médicos deben preguntar a los nuevos pacientes de ACV y cardiacos sobre su uso de marihuana para orientar mejor sus opciones de tratamiento, concluyeron ambos grupos de investigadores.

"El riesgo del uso de cannabis vinculado con las arritmias en los jóvenes es un problema importante, y los médicos deben preguntar a los pacientes hospitalizados con arritmias sobre su uso de cannabis y otras sustancias, porque podrían estar desencadenando sus arritmias", apuntó Patel.

Pero ambos estudios fueron observacionales y no establecen un vínculo causal directo entre el uso de la marihuana y esas afecciones, anotó Suri.