Mujer
El futuro es femenino

Femininja en vez de feminazi: las mujeres alzan la voz en Fráncfort

El discurso inaugural de la aclamada escritora nigeriana e icono feminista Chimamanda Ngozi Adichie instando a los hombres a leer a las mujeres avanzó desde un comienzo que la 70 edición de la Feria del Libro de Fráncfort llevaría impreso el sello de la reivindicación igualitaria.
11.10.2018 08:14
2018-10-11T08:14:00

Cuando se cumple un año del movimiento #Metoo que sacudió a la industria del cine de Hollywood para propagarse posteriormente por todo el mundo, el debate sobre el papel de las mujeres continúa ocupando la primera plana y el mayor escaparate editorial del mundo, conocido además por su compromiso social, no se ha mantenido ajeno.

En el programa de este año escritoras asiáticas y latinoamericanas abordan en mesas redondas su paso por la literatura y explican cómo lograron emanciparse de tópicos en un sector que durante mucho tiempo estuvo dominado por los convencionalismos.

Las mujeres alzan la voz en Fráncfort. Lo hacen desde el escenario pero también desde la platea, porque los actores más pequeños insisten en no quedarse atrás. Oriunda de Buenos Aires, la editorial Hotel de las Ideas se presenta en Fráncfort con un stand que constituye toda una declaración de principios.

"The future is female" (el futuro es femenino), reza una guirnalda que cuelga sobre dos antologías feministas tituladas "Clítoris".

"Hay muchas mujeres haciendo cosas increíbles en el mundo de la historieta y quisimos destacarlo. Nuestra idea es seguir publicando a mujeres en el mundo de la historieta, donde se están moviendo mucho", señala a dpa Victoria Carrizo, portavoz de esta pequeña editorial independiente.

"También hemos traído el libro 'Relatos gráficos para femininjas'. Con ese nombre de 'femininjas' queremos superar el famoso y mal llamado nombre de 'feminazi'", agregó.

Desde Austria, la editorial Kremayr & Scheriau, especializada en temas políticos y libros de crítica social, también acude este año con una apuesta muy feminista a la ciudad que vio nacer a Goethe.

"Creo que las mujeres tienen menor visibilidad. Siendo un tanto generalista, podríamos decir que el mundo lo explican hombres de más de 65 años y no mujeres. Pero no creo que falten voces fuertes en la literatura, las hay, pero se necesita que las escuchen", opina Stefanie Jaksch, portavoz de la editorial vienesa.

"Cuando algo lo explica un hombre suele tener más peso, solo hay que mirar quiénes son los ganadores de los premios literarios. La mayoría son hombres. Es indiscutible que sus libros son excelentes pero lo cierto es que llama la atención y uno se pregunta ¿pero de verdad no hay ninguna mujer que haya escrito algo similar?", razona a continuación.

Para romper con esta tendencia, Kremayr & Scheriau irrumpe en Fráncfort con el libro "No more Bullshit" (no más tonterías), una obra que desvela los micromachismos a los que día a día se enfrentan las mujeres y brinda tácticas para enfrentar situaciones que relativizan la desigualdad que vive el género femenino.

"Las mujeres no quieren asumir altos cargos, no seas tan sensible, no te comportes como una niña. Son esas frases del día a día que esconden machismo", recalca Sandra Nigischer, una de las autoras del libro.

"Nuestro libro no está escrito en contra de los hombres, sino en contra del sistema que favorece que ese reparto tradicional de roles entre mujeres y hombres se perpetúe", añade su compañera Martina Schöggl.

En la obra de las dos escritoras austríacas también participan hombres, entre ellos el analista feminista y conferenciante berlinés Christoph May.

"Necesité 30 años para llegar al feminismo, aunque antes había oído hablar de él", aseguró con ironía el también fundador del Instituto de investigación para hombres críticos durante la presentación del libro en Fráncfort.

"Uno ve series y películas y ve que se repiten los patrones de que los hombres son fuertes y superhéroes. Hace ocho años caí en la cuenta y dije: 'tengo que hacer algo'", sentenció.

La defensa de los derechos humanos, de la libertad de expresión, de la pluralidad y de la voz de las mujeres constituyen los ejes fundamentales en los que pivota esta edición, el mayor evento editorial del mundo, que hasta el domingo se celebra en la ciudad alemana.

Con información de Europa Press


Temas relacionados: