Salud

Beneficio mutuo

Dar el pecho puede ayudar a mejorar la salud cardíaca de la madre

Las causas de este beneficio podrían tener que ver con liberación de hormonas, y con las calorías que se queman al amamantar.
11.01.2019 07:17
2019-01-11T07:17:00

Por mucho tiempo los estudios han promocionado los beneficios que ofrece la lactancia materna para los recién nacidos, entre otros, un sistema inmunitario más fuerte y riesgos reducidos de padecer asma, obesidad y diabetes de tipo 2.

Pero los bebés no son los únicos que se favorecen: parece que amamantar también ofrece beneficios de salud para las madres.

Investigaciones sugieren que las mujeres que amamantan tienen un riesgo menor de padecer cánceres de seno y ovario. Entre más tiempo amamante una mujer, solo a un bebé o a lo largo de su vida de madre con varios bebés, menores serán sus riesgos.

En tiempos más recientes, estudios encontraron que amamantar también ayuda al corazón de la madre mucho más allá de nutrir la conexión emocional con su recién nacido.

La lactancia se ha relacionado con riesgos reducidos de desarrollar diabetes, colesterol alto, alta presión y enfermedad cardíaca.

Sin embargo, la mecánica relacionada con la forma en que eso sucede se sigue debatiendo.

Es posible que se vincule con la liberación de la hormona oxitocina, la cual relaja los vasos sanguíneos, dijo la Dra. Nieca Goldberg, directora médica del Joan H. Tisch Center for Women's Health en la Universidad de Nueva York.

"También podría ser porque muchas madres que amamantan tienen estilos de vida saludables por lo general", agregó en declaraciones recogidas por HealthDay News.

Puede ser que estas mujeres coman sanamente, que hagan ejercicio en forma regular y "tomen decisiones generalmente más sanas, no solo en cuanto a sus bebés, sino para ellas mismas", dijo.

Otra teoría proviene de la gran cantidad de calorías que se queman al amamantar.

Un estudio publicado en 2017 en el Journal of the American Heart Association encontró que la lactancia puede ayudar a las madres a reducir el riesgo de tener un ataque al corazón, o un ataque cerebral, hasta mucho después de haber dado a luz.

El estudio no explicó la razón del vínculo, pero los investigadores notaron que amamantar ayuda a las mujeres a perder el peso relacionado con el embarazo, incluso las reservas de grasa que ayudan a generar el crecimiento del feto. Ese proceso podría ayudar a "reajustar" el metabolismo del cuerpo después de dar a luz.

Aun así, dijo Goldberg, "el jurado sigue por determinar las razones específicas por las que amamantar disminuye el riesgo de padecer enfermedad cardíaca".

Ninguna de las investigaciones sugiere que las mujeres que no puedan amamantar, u opten por no hacerlo, tengan mayores probabilidades de tener problemas del corazón, agregó Goldberg.

"Hay muchas otras cosas que pueden hacer para mejorar la salud del corazón" dijo la doctora. "Piénselo. Cada vez que sale a caminar con su bebé, usted también hace ejercicio".

Un informe del Centers for Disease Control and Prevention publicado en 2018 encontró que 4 de 5 bebés se amamantan al nacer, aunque solo la mitad de los recién nacidos siguen recibiendo pecho hacia los 6 meses.

La Academia Americana de Pediatría recomienda que los bebés sean amamantados exclusivamente durante los primeros seis meses de vida y que la lactancia siga conforme se introducen otros alimentos hasta cumplir el primer año. Después de eso la madre puede seguir amamantando cuanto tiempo ella y el bebé lo deseen.

Para las mujeres que no están seguras si desean amamantar, tan solo saber que esta opción podría mejorar su salud cardíaca, quizás fomente las probabilidades de que lo hagan, dijo la Dra. Lisa Hollier, presidenta del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos.

Podría ser atractivo para mujeres que desarrollan complicaciones en su embarazo, tales como preclamsia o diabetes gestacional, ya que esos padecimientos pueden apuntar a un riesgo significativamente elevado de enfermedades cardíacas en algún momento a lo largo de la vida.

"Amamantar podría ser beneficioso para esas mujeres", dijo Hollier, directora médica en jefe de obstetricia y ginecología en Texas Children's Health Plan en Houston. "Los consejos que damos a mujeres después del parto en casos con complicaciones del embarazo realmente deben incluir información acerca de la relación protectora entre la lactancia y las enfermedades metabólicas y cardíacas".

De cualquier forma, todas las mujeres deben tomar decisiones sanas en su estilo de vida a fin de reducir sus riesgos. Estas incluyen comer saludablemente, hacer ejercicio regularmente y reducir el estrés, dijo Hollier.

"Pero si está indecisa en cuanto amamantar", agregó la doctora, "podría añadir esto para pesar su decisión".

Montevideo Portal


Temas relacionados: