Salud

Unas grandes

Buscan en ballenas pistas para combatir el cáncer en los humanos

Se trata de animales poco propensos a esta enfermedad, por lo que se investigarán sus mecanismos de defensa.
15.05.2019 10:46
2019-05-15T10:46:00
Compartir en

La edad y el peso son factores de riesgo conocidos del cáncer. Entonces podría pensarse que las ballenas, entre las que se encuentran algunos de los animales más grandes y longevos de la Tierra, tendrían un riesgo alto de cáncer.

Pero en realidad las ballenas son mucho menos propensas que los humanos a desarrollar, o a morir de, la enfermedad, lo que llevó a los científicos a investigar cómo sus defensas contra el cáncer son tan efectivas.

En el estudio, examinaron los genomas de ballenas jorobadas, ballenas azules, ballenas de aletas, ballenas boreales y cachalotes.

Encontraron que algunas partes del genoma de esas ballenas han evolucionado más rápido que las de otros animales. Esas partes contienen genes que controlan el ciclo celular, la proliferación celular y la reparación del ADN, que son esenciales para el funcionamiento celular normal.

En los cánceres humanos, muchos de esos genes se encuentran mutados.

Los genomas de las ballenas también tienen muchas duplicaciones en genes de la supresión tumorales, según el estudio, publicado el 9 de mayo en la revista Molecular Biology and Evolution.

Esta información podría ayudar a identificar nuevos objetivos para la prevención del cáncer en las personas, según el autor principal, Marco Tollis, profesor asistente de Informática, Computación y Sistemas Cibernéticos en la Universidad del Norte de Arizona, en Tempe, EEUU.

Por ejemplo, una proteína en las ballenas que puede detener la proliferación celular se podría usar para desarrollar fármacos que encojan a los tumores en los humanos.

Investigaciones anteriores han encontrado que los elefantes también tienen unas tasas bajas de cáncer, pero tienen mecanismos para suprimirlo que son distintos que los de las ballenas. También se sabe que aunque los dinosaurios desarrollaban cáncer, es probable que tuvieran una supresión de cáncer eficiente, según los investigadores.

"Nuestra meta no es solo que la naturaleza nos informe sobre unas mejores terapias para el cáncer, sino dar al público una nueva perspectiva sobre el cáncer", añadió Tollis en un comunicado de prensa de la universidad, según publica HealthDay News.

"El hecho de que las ballenas y los elefantes evolucionaran para vencer al cáncer, y de que los dinosaurios también sufrieran de la enfermedad, sugiere que el cáncer ha sido una presión selectiva a lo largo de muchos millones de años de evolución, y que siempre ha estado con nosotros", explicó.