Salud

Abrí los ojos

¿Usar la tele para dormir a los niños? Mala idea

Muchos padres creen que la TV ayuda a dormir a los chicos, pero una nueva investigación sugiere lo contrario.
22.05.2019 11:55
2019-05-22T11:55:00
Compartir en

Investigadores estadounidenses observaron a 470 niños de 3 a 5 años en el estado de Massachusetts, y constataron que los que veían menos de una hora de televisión al día dormían 22 minutos más por noche (casi 2.5 horas más por semana) que los que veían más televisión a diario.

"Los padres suponían que la televisión ayudaba a sus hijos a relajarse. Pero no funcionaba. Esos niños no dormían bien, y no los ayudaba a quedarse dormidos antes", aseguró la autora del estudio, Rebecca Spencer, neurocientífica en la Universidad de Massachusetts, en Amherst.

Tener una televisión en la habitación del niño tampoco ayudaba.

En promedio, los que no tenían televisiones en la habitación dormían 30 minutos más por noche que los que tenían una televisión en la habitación, encontró el estudio.

Los niños en edad preescolar con televisiones en sus habitaciones dormían en promedio 12 minutos más durante las siestas, pero de cualquier forma dormían 17 minutos menos en un periodo de 24 horas que los que no tenían televisión en su habitación.

Los investigadores señalaron que les sorprendió encontrar que un 36 por ciento de los niños tenían televisiones en sus habitaciones, y que un tercio de ellos se quedaban dormidos con la televisión encendida.

"La buena noticia es que se puede solucionar", aseguró Spencer en un comunicado de prensa de la universidad, según recoge HealthDay News.

Las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que los niños de 2 a 4 años no deben pasar más de una hora de "tiempo sedentario frente a pantallas" al día, y que menos o ningún tiempo frente a las pantallas es incluso mejor.

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) apunta que el tiempo frente a las pantallas de los niños de 2 a 5 años se debe limitar a una hora al día de "programas de alta calidad", y que los padres deben ver los programas con sus hijos.

Pero este estudio encontró que un 54 por ciento de los niños no cumplían las directrices de la OMS en los días de semana, una cifra que aumentaba a un 87 por ciento los fines de semana.

El estudio se publicó el 13 de mayo en la revista Sleep Health.