Salud

Malo para todo

Racismo puede causar envejecimiento prematuro en personas negras, sugiere estudio

Los niveles altos de estrés que se experimenta al ser víctima de racismo afectarían los cromosomas.

28.01.2020 15:31

Lectura: 3'

2020-01-28T15:31:00
Compartir en

El racismo al que se enfrentan los afroamericanos podría hacer que envejezcan de forma prematura, sugiere un estudio reciente.

Este envejecimiento ocurre a nivel celular, específicamente en el acortamiento de los telómeros, señalan los investigadores.

Los telómeros son unas secuencias repetitivas de ADN que se ubican en los extremos de los cromosomas, como las puntas de plástico de los cordones de los zapatos, que ayudan a evitar que los cromosomas se deterioren.

Los telómeros se acortan con la edad, y con el estrés. Unos telómeros más cortos se vinculan con un aumento en el riesgo de desarrollar enfermedad cardiaca, accidente cerebrovascular, diabetes y demencia.

"Uno de los factores que pueden conducir a que los telómeros se acorten con una mayor rapidez es unos niveles altos de estrés", aseguró el investigador, el Dr. David Chae, profesor asociado de la Universidad de Auburn, en Alabama.

"La discriminación racial es un tipo particular de estrés que experimentan los afroamericanos que contribuye a unas disparidades bien documentadas en la salud. Investigamos un mecanismo particular mediante el cual esto ocurre, a saber, su impacto en el sistema de mantenimiento de los telómeros", comentó Chae en un comunicado de prensa de la universidad, según recoge HealthDay News.

En el estudio, los investigadores recolectaron datos de casi 400 afroamericanos que participaron en el Estudio de desarrollo del riesgo de la arteria coronaria en adultos jóvenes y complementario de los telómeros. Los datos se recolectaron en 2000 cuando los participantes tenían una edad promedio de 40 años, y el seguimiento se realizó 10 años más tarde. En ambos momentos, se les preguntó a los participantes sobre la discriminación que experimentaban en varias situaciones.

"Encontramos que unas mayores experiencias acumulativas de discriminación racial en este periodo de la mediana edad se asociaron con un ritmo más rápido de acortamiento de los telómeros", observó Chae.

La discriminación racial se reportó con la mayor frecuencia "en la calle o en un lugar público", "en el trabajo" y al "buscar trabajo".

"Nuestros resultados apuntan a la forma en que la discriminación racial, un tipo particular de toxina social que afecta de forma desproporcionada a los afroamericanos, se integra a nivel celular", explicó Chae. "El racismo sigue siendo un urgente dilema social y moral, además de un problema de la salud pública".

Aunque el estudio no pudo probar causalidad, Chae anotó que los hallazgos señalan a la necesidad de investigación a largo plazo para estudiar las consecuencias biológicas de la discriminación racial y sus implicaciones para la salud.

El informe se publicó en una edición reciente en línea de la revista Health Psychology.