Nutrición

Balanza abajo

Método Pronokal: ¿en qué consiste la ''dieta de los famosos''?

Se hizo conocida como la ''dieta de los famosos'' pero, ¿en qué consiste el Método Pronokal? Hablamos con una endocrinóloga que prescribe este régimen en Uruguay.

11.11.2015 08:48

Lectura: 6'

2015-11-11T08:48:00
Compartir en

Montevideo Portal

Hace cuatro años que se trabaja con el Método Pronokal en Uruguay. No obstante, el nombre de esta dieta comenzó a sonar con más fuerza tras varios casos de éxito entre personalidades de la vecina orilla, como Nancy Duplaá o Dady Brieva. Desde entonces, muchos uruguayos han aumentado su interés por la "dieta de los famosos", un régimen de comidas que asegura un descenso rápido de peso y un muy buen mantenimiento en el tiempo. 

Margarita Ramírez, endocrinóloga y prescriptora del Método Pronokal en Uruguay, habló con Montevideo Portal sobre esta dieta, sus características y sus resultados.

"El Pronokal es un tratamiento personalizado para bajar de peso. Se basa en una dieta proteinada, que es diferente a una dieta 'hiperproteica' en la que se le carga al paciente más proteínas de las que puede consumir. En este caso no: es una dieta que se basa en el consumo de proteínas pero es 'normoproteica', se da la cantidad que el paciente necesita", aclaró.

Ramírez apuntó que este tratamiento -que ha sido aprobado por la FDA estadounidense, por la Unión Europea y aquí por el Ministerio de Salud Pública- ha demostrado ser muy eficiente para bajar de peso. "Se baja muy rápido y se mantiene mucho en el tiempo. Mientras se siga un buen control", acotó.

La endocrinóloga resaltó que esto quedó comprobado tras conocerse los resultados de un estudio clínico realizado en España, llamado ProKal. Durante dos años se analizó a un grupo de pacientes que seguían este método y, como grupo de control, a personas que hacían una dieta hipocalórica común. Según este estudio, destacó Ramírez, Pronokal "tuvo el doble de bajada de peso y mejor mantenimiento en el tiempo" que la dieta común.

¿Cómo funciona?

Pronokal prioriza el consumo de proteína, y lo consigue proporcionándole al paciente unos sobres que contienen 15 g de proteína (proveniente del huevo, de la leche, de la soja y de granos), 4 g de grasa y 2 g de carbohidratos. Con ellos se preparan batidos, sopas o incluso recetas sólidas como postres o budines. "No son compuestos químicos raros, no son comida de astronautas. No tienen ansiolíticos, no tienen medicamentos. Lo que hacés es darle cantidad y calidad al paciente, de las proteínas que querés darle", explicó la doctora.

Lo que consiguen estas proteínas es que, en 24 o 48 horas, se logra "bajar al mínimo la cantidad de glúcidos que tenemos en el cuerpo y se empieza a bajar la insulina", comentó Ramírez, que agregó que en una dieta hipocalórica común este proceso puede llevar entre diez y quince días.

"¿Qué produce eso? Se empieza a usar la grasa como azúcar en el cuerpo. A las 48 h se empieza a quemar grasa y se producen cuerpos cetónicos que hacen las veces del azúcar en el cuerpo. Rápidamente consumís grasa, y como al cuerpo le estás dando proteína no se vienen abajo ni los músculos ni la piel", detalló.

Ramírez aclaró que este método debe realizarse siempre bajo control médico, porque no cualquier persona puede someterse a este tratamiento y es necesario descartar problemas de salud que impidan realizarlo o interacción con medicamentos que la persona esté tomando, entre otras contraindicaciones.

Las fases del método

Pronokal se basa en tres fases, que se calculan para cada paciente y se rigen por el peso a bajar, no por tiempo. En la primera fase, para la pérdida rápida de peso, se baja el 80% del peso que el paciente busca bajar. En la segunda fase, de mantenimiento, se pierde el 20% restante y se comienza a trabajar en la reeducación de hábitos del paciente. Luego hay una etapa de seguimiento, a dos años, en la que nutricionistas y psicólogos van controlando que el paciente continúe con buenos hábitos para mantener lo logrado.

En la primera fase el paciente consume los sobres (en las preparaciones que desee, ya que todas tienen el mismo precio, explicó la doctora) junto con verduras en almuerzo y cena. A medida que avanza en las fases, va sustituyendo los sobres por comidas saludables.

"Siempre se intenta rescatar buenos hábitos: no dejar largas horas en ayuno, ir haciendo las comidas cada pocas horas, tener el hábito de desayunar, almorzar, cenar; planificar lo que se va a comer. Y después tener un mínimo de actividad física. Pronokal mantiene muy bien el nivel del músculo. Podés bajar 50 k y los 50 k son de grasa. Y eso hay que aprovecharlo trabajando los músculos", concluyó Ramírez.

El teléfono de Pronokal en Uruguay es 26227658. Los interesados pueden llamar allí para informarse sobre qué médicos recetan este tratamiento en su zona.

Sobre el estudio ProKal

Se trata de un ensayo clínico que evaluó la eficacia de la dieta proteinada (Método PronoKal) respecto una dieta hipocalórica. Fue coordinado por el Dr. Basilio Moreno, expresidente y miembro de honor de la Fundación de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) y Jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital General Universitario Gregorio Marañón. 

La población de estudio corresponde a 80 pacientes de ambos sexos, entre 18 y 65 años, con un IMC superior o igual a 30, divididos en porción 1:1, en dos grupos. El primero, el grupo de estudio, está formado por pacientes obsesos que siguen el Método PronoKal para la reducción de peso. Y el segundo grupo, llamado grupo control, lo constituyen pacientes obesos que siguen una dieta hipocalórica equilibrada, con una ingesta calórica del 10% por debajo del gasto metabólico basal, para la reducción de peso.
En el caso de las mujeres en estudio el tratamiento con dieta proteinada permitió reducir el perímetro de cintura tres veces más que con dieta hipocalórica. 

En cuanto a la reducción de masa grasa, más del 85% del total de peso perdido por las pacientes con dieta proteinada corresponde a masa grasa y tan sólo el 13% a masa magra, mientras que en las pacientes con dieta hipocalórica, la pérdida de músculo ascendía hasta el 23,22%.

Montevideo Portal