Martín Pereira
Escribe Martín Pereira

Opinión | La Reforma de la Seguridad Social ¿ES AHORA?

La imposibilidad de generar otro tipo de espacios de discusión, y con el velo de la pandemia desviando la atención con cosas urgentes, se arremete con una reforma que impacta fuertemente a los trabajadores y trabajadoras

08.04.2021 10:07

Lectura: 6'

2021-04-08T10:07:00
Compartir en

La seguridad social está atravesando un proceso de reforma donde la Ley de Urgente Consideración (LUC) conformó una comisión de expertos con 15 miembros integrada por tres representantes sociales, nueve de la coalición de gobierno y tres de la oposición, quienes serán los encargados de presentar el proyecto de reforma de la Seguridad Social.

En la mayoría de esta comisión sin dudas está la mirada desde un lugar economicista y corporativista, eso nos genera una gran preocupación a los trabajadores, quedó en evidencia el beneficio de un sistema solidario donde en momentos críticos de la pandemia, la sostenibilidad social generada desde políticas sociales desde el BPS hizo la diferencia.

Nos genera una gran preocupación a los trabajadores, ya que no están dada las condiciones para seguir avanzando en esta reforma en momentos, donde estamos atravesando la peor pandemia y en medio de la parte más cruda. Nuevamente, como ya ocurrió con la LUC, la imposibilidad de generar otro tipo de espacios de discusión y con el velo de la pandemia desviando la atención con cosas urgentes, como es la olla y las fuentes laborales, se arremete con una reforma que impacta fuertemente a los trabajadores y trabajadoras.

Uno de los temas prioritarios en esta comisión, es la edad de retiro, un tema que nos alarma ya que se plantea aumentarla y nos ponen como ejemplo experiencias internacionales para subir la edad. Pero al tener una visión sesgada, no se ve la realidad del trabajador y trabajadora del Uruguay, que no es un trabajador del primer mundo de donde se toman esos ejemplos, aumentar la edad de retiro solo perjudicará fuertemente al trabajador.

Ya nos cuesta mucho a los trabajadores y trabajadoras llegar a los 60 años actuales como para que, desde un lugar de confort, esta comisión ponga sobre la mesa aumentar la edad de retiro como si eso amortiguara el déficit. Esto no soluciona, tapa el sol con un dedo.

Y hay que decir fuerte y claro, a este planteo ninguna fuerza política salió a cuestionarlo, van a condenar a todos los trabajadores y trabajadoras a aumentar la edad de retiro en forma inhumana.

Todos los partidos deben expresarse claramente al respecto.

Otra de las preocupaciones de los trabajadores es el cuestionamiento a la ley 18.385 de flexibilización de acceso a las pasividades, una ley conquistada por intermedio del diálogo social en el año 2008 que le permitió el acceso a las jubilaciones a trabajadores que no podían acceder a la misma, porque se bajó de 35 años de trabajo a 30 años para llegar al causal jubilatorio, le da a cada mujer un año de trabajo por cada hijo nacido vivo (hasta 5 hijos) por que en nuestra sociedad la mujer se le adjudica el rol de los cuidados niños, adultos mayores personas con discapacidad se ha avanzado pero estamos lejos de llegar a cambiar la realidad que tenemos.

También se cuestiona la jubilación por edad avanzada que pasa a 65 años de edad con 25 años de trabajo para que puedan acceder a la jubilación, mientras que antes solo a los 70 años con 15 años de trabajo era la forma de acceder, después del diálogo social se logró conquistar estos derechos, donde se pudo dignificar los años de trabajo y no vamos a permitir que se cuestionen a la hora de pensar la reforma de la seguridad social.

Mucho menos si lo que hablamos es del déficit del BPS y nada se plantea desde la comisión de expertos para la reforma de la caja más deficitaria en nuestro sistema que es la caja militar, el poder militar les pesa a TODOS los gobiernos.

La caja militar tiene un déficit muy similar al del BPS, pero con una gran diferencia a nivel de cobertura, donde existen jubilaciones de privilegio tanto en dinero como en edad de retiro. Y no vamos contra la tropa y sus salarios sumergidos, sino los grandes salarios y suculentas jubilaciones de la oficialidad.

En el BPS la relación activo/pasivo es de 2.06 activos por pasivos, en cambio la caja militar tiene 0.53 activos por pasivos (cada 2 pasivos un activo) BPS tiene 54 veces más cotizantes que la caja militar y 14 veces más pasivos BPS que la caja militar.

Si no se realiza una reforma inmediata y profunda de la Caja Militar entonces el problema no económico, es ideológico.

Los trabajadores, jubilados y pensionistas seremos la variable de ajuste de esta reforma.

Se cuestionan las jubilaciones y pensiones por discapacidad, mientras se debería apuntar a la causa y no a la consecuencia, apostar e invertir en la salud laboral para evitar adquirir discapacidades en el trabajo, pero no cuestionar las pensiones adquiridas o las que están en vía de adquisición.

Otro tema son las AFAPS, dentro de la comisión, no se habla del fracaso mundial que han tenido los sistemas de ahorro individual privados, el lucro dentro de la Seguridad Social y las grandes comisiones que se cobran y las bajas jubilaciones que se pagan, en el año 2019 las AFAP tuvieron 40 millones de dólares sólo de ganancia y eso es dinero de los trabajadores que tenían que haber quedado en las arcas del estado y no salir a intereses privados lucrativos donde se apuesta con plata de los trabajadores.

NO Estamos dispuestos a que se juegue con la plata de los trabajadores, hay que eliminarlas y transferir al BPS todos los fondos.

Se debe discutir la manera como se aporta hoy en día, Uruguay es el único país donde el trabajador aporta el doble que el empleador, tiene que ser equitativo, no vale la respuesta fácil de que se pierden empleos si se modifica, se puede realizar paulatinamente y analizando las distintas opciones.

Se deben discutir las exoneraciones patronales, que están incluidas en el déficit, no sólo discutir la quita de derechos a los trabajadores sino discutir todo.

Los trabajadores estamos atentos a lo que sucede en la comisión de expertos, YA VOTAMOS EN CONTRA DE ESTE DOCUMENTO DE DIAGNOSTICO y vamos a defender cada derecho adquirido.

Es necesaria una reforma de la Seguridad Social, pero la misma se debe llegar mediante el dialogo social y debe ser integral sin temor.

Los trabajadores defenderemos nuestras conquistas y vamos por más.

- No al aumento de la edad de retiro

- No a la baja de jubilaciones y pensiones

- Financiamiento equitativo

- Avanzar en políticas activas desde una perspectiva de género

- Especial cuidado en jubilaciones y pensiones por discapacidad

- Eliminación de las AFAP

DESDE EL MOVIMIENTO SINDICAL LUCHAREMOS EN CADA RINCON DEL PAIS POR CONFORMAR LOS ACUERDOS Y CONSENSOS MAS AMPLIOS PARA DEFEDEDER LA SEGURIDAD SOCIAL.

ESCRIBE

Martín Pereira

Presidente de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), Presidente de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE), integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT y Secretario General de la Confederación Latinoamericana de Trabajdores del Estado (CLATE).

Ver todas las columnas