Medioambiente

La gota gorda

Ola de calor en Europa es causada por “sistema meteorológico de alta presión nunca visto”

Las temperaturas récord que asuelan a Francia y abuena parte del Viejo Mundo no son “normales”.

30.06.2019 15:40

Lectura: 4'

2019-06-30T15:40:00
Compartir en

Francia alcanzó este viernes su récord absoluto de altas temperaturas con los 45,9 grados registrados en Gallargues-le-Montueux, una localidad del sur del país que se encontraba bajo alerta roja, según los datos registrados por la agencia meteorológica Méteo France.

Era un dato que superaba a otros dos récords registrados durante dicha jornada, que fueron de 44,3 y 45,1 grados centígrados, según publicara la agencia noticiosa Efe.

El récord precedente correspondía al 12 de agosto de 2003, fecha en la que en el departamento meridional de Gard se llegó a los 44,1 grados, en el marco de una ola de calor que dejó cerca de 15.000 muertos.

Estas temperaturas abrasadoras son parte de una ola de calor que batió récords en Europa esta semana. Alemania, Polonia y la República Checa también han experimentado las temperaturas más altas registradas en el mes de junio, alcanzando lo 38.2 grados Celsius en Radzyn, Polonia, el miércoles y 38.6 en Berlín.

Según el periódico francés Midi Libre, al menos tres personas habían muerto a causa del calor hasta ese momento. Las autoridades informaron que estas personas murieron de shock después de zambullir en agua fría para escapar del calor.

En París, los niños (y sus padres) chapotean en las fuentes. En Alemania, los hombres andan en motocicletas desnudos y matan se escabullen del calor pasándose por las góndolas de alimentos de congelados de los supermercados.

Según los meteorólogos, la causa de estas temperaturas récord es un sistema meteorológico de alta presión sin precedentes en la atmósfera europea.

"Se avecina el infierno" escribió la meteoróloga española Silvia Laplana en Twitter.
¿Por qué este sistema meteorológico de alta presión está causando temperaturas tan severas? Una cresta superior, en términos climáticos, es una vasta zona de aire a alta presión que se encuentra sobre una región geográfica, atrapando el aire caliente en su lugar. Y Europa "está bajo una cresta superior históricamente fuerte", explicó a través de Twitter Mika Rantanen, un prestigioso meteorólogo finlandés.

Para comprender cómo funciona esta cresta superior, hay que imaginar un paraguas de aire a alta presión de tamaño continental. Ese paraguas está encima de Europa y no se aparta. Los vientos cálidos que soplan hacia el norte desde el Mediterráneo y el Sahara norteafricano se ven obligados a bajar hacia la tierra por el aire a alta presión, y se mantienen circulando en el lugar.

Normalmente, este aire caliente ascendería a la atmósfera superior para enfriarse antes de volver a soplar sobre la superficie. Pero el aire en un sistema de alta presión es denso, por lo que empuja hacia abajo el aire menos denso, impidiendo la mezcla habitual. Sin ese ciclo, el aire en el suelo se calienta, lo que hace que las temperaturas se disparen. Eso es una ola de calor.

"Nunca ha habido un sistema de alta presión en Europa que coincida con el actual, en todas las décadas que hemos estado siguiendo", escribió el pasado martes el meteorólogo francés Eric Holthaus.

Según informa Business Insider, los expertos aún no han confirmado un vínculo entre esta ola de calor en particular y el calentamiento global, aunque un informe de 2016 de la Academia Nacional de Ciencias de EEUU vinculó el calor extremo en general con el cambio climático. Esto se debe a que los gases de efecto invernadero que entran a la atmósfera atrapan más calor en el planeta, lo que hace que las temperaturas de la superficie de la Tierra aumenten.

Un estudio constató que el cambio climático hizo que la ola de calor en Europa en 2003 fuera dos veces más probable, mientras que un análisis de 2018 informó que el cambio climático ha hecho que las olas de calor similares a la ola de calor europea del año pasado sean cinco veces más probables. Según la agencia nacional de meteorología de Francia, el número de olas de calor en el país se ha duplicado en los últimos 34 años y se espera que vuelva a duplicarse para 2050.

Montevideo Portal