Contenido creado por Gerardo Carrasco
Blasina y Asociados

Sem picanha

Se complican las gestiones de Brasil para reabrir la exportación de carne vacuna a China

El Ministerio de Agricultura de Brasil informó que solicitó una reunión técnica con China.

29.09.2021 16:33

Lectura: 3'

2021-09-29T16:33:00
Compartir en

Por Blasina y Asociados

En Brasil se especula con que China quiere sacar rédito al bloqueo de las exportaciones de carne vacuna después de que estas fueron suspendidas voluntariamente por las autoridades brasileñas tras confirmarse dos casos atípicos de vaca loca en diferentes estados.

Ni el Ministerio de Agricultura, ni los exportadores brasileños ni los importadores chinos saben cuándo se reactivarán los negocios, y setiembre ha sido un mes perdido para la cadena cárnica brasileña en relación al comercio con su principal mercado.

En Uruguay, el efecto en términos de mercado fue parcial ya que Brasil pudo embarcar los contenedores certificados previo al cierre del mercado, según el acuerdo bilateral que tiene con China. Hubo algún corte en China que mejoró para la carne uruguaya a la vez que se pudo acceder a algo más de capacidad de carga, consignó Monitor Ganadero.

Es posible que los impactos más notorios para la industria local comiencen a verse a partir de ahora.

Es que la cadena de carne bovina en Brasil está en alerta, ya que las proyecciones iniciales fueron de que China volvería a habilitar las compras de Brasil en dos semanas como máximo pero más de tres semanas después del 4 de setiembre la situación permanece incambiada.

En las últimas horas, el Ministerio de Agricultura de Brasil informó que solicitó una reunión técnica con China para discutir el embargo a la exportación de carne bovina pero su contraparte no confirmó fecha, según Pecuaria.com.

Las autoridades chinas dijeron que están analizando las informaciones enviadas referentes a los dos casos.

Sin embargo, pese a la rápida confirmación por parte de la Organización Mundial de Salud Animal (OEI) de que los dos casos atípicos no representan riesgos sanitarios, el embargo permanece. La OEI se pronunció a favor de un levantamiento de las barreras para la exportación. El gobierno brasileño sostiene ahora que el protocolo sanitario bilateral debería ser revisado.

No es posible determinar cuándo se retomarán los embarques dijo el Ministerio de Agricultura de Brasil, porque la decisión depende de China. “Seguimos acompañando de cerca y con preocupación la situación de los frigoríficos”, dice el comunicado del Ministerio. China es el destino de cerca del 60% de las exportaciones de carne bovina de Brasil.

“Ni siquiera los importadores chinos saben lo que está sucediendo”, dijo el analista Fernando Iglesias, de Safras y Mercado.

Lygia Pimental, directora de la consultora Agrifatto, especuló que el fuerte incremento de las exportaciones a fines de agosto y los primeros días de setiembre “es como si alguien supiese lo que estaba sucediendo”.

Según la consultora, la posibilidad más creíble es que los chinos estén aprovechando el episodio para renegociar contratos y reducir los precios de sus importaciones desde Brasil.

Iglesias entiende que China no tiene demasiadas opciones, considerando las limitaciones de la oferta de Australia y Argentina. “Estados Unidos tampoco va a dejar de abastecer a su mercado interno para abastecer a China”, indicó.

Si bien no menciona a Uruguay, la capacidad de complementar la capacidad exportadora de Brasil es muy parcial para los volúmenes que maneja China, pero cualquier incremento es muy significativo a nivel local.

Iglesias considera que setiembre es “un mes perdido” y que con la oferta de contenedores bastante limitada que existe en el mundo, llevará un tiempo antes de que los frigoríficos se recompongan y consigan normalizar la logística una vez que las exportaciones sean liberadas.

En base a Pecuaria.com, Valor y Safras y Mercado

ACERCA DE Blasina y Asociados
Trabajamos cuatro áreas principales: análisis de mercados, marketing digital, consultorías y desarrollo de proyectos. Entendemos que la realidad es explicable y –hasta cierto punto- predecible. Nuestra visión de Uruguay es la de un país de excelencia y seriedad absoluta como productor de alimentos. Sobre esa base construimos estrategias apropiadas para nuestros clientes.