Recibí las noticias de Montevideo Portal
Seguinos en:
ALQUILERES DE ANDA

1 de 4

El 25% de las fincas que se alquilan en Montevideo son contratos que llevan la garantía de ANDA. La Institución afianza actualmente unos 13.000 contratos y espera llegar a 15.000 antes de fin de año. En función de su importante participación en el mercado de garantías de arrendamiento, ANDA inaugurará en dos meses un nuevo centro de atención exclusiva para arrendamientos en la Av. 18 de Julio entre Acevedo Diaz y Beisso.

La exitosa prestación de la Asociación Nacional de Afiliados se ha extendido a nuevos públicos. El beneficio ya no sólo alcanza a los trabajadores dependientes y a los pasivos. Además, se creó un programa especial para cuentapropistas mediante el sistema de depósito y se gestiona un sistema de garantías de alquiler para trabajadores zafrales con apoyo del gobierno y el Banco Interamericano de Desarrollo.

La Asociación Nacional de Afiliados (ANDA) cumple 75 años en Noviembre próximo y llegará a esa instancia con más de 135.000 asociados dentro de su padrón social. Es, desde sus orígenes en el año 1933, una institución mutual, que nunca ha perdido el espíritu solidario en sus variados servicios, que van desde la prestación de créditos hasta los servicios de salud (médico y odontológico). En el último año creció a razón de 1.000 afiliados por mes.

Una de las puertas de entrada a esta Asociación sui generis dentro de la comunidad uruguaya, son los contratos de alquiler. Lo único que hace falta para que ANDA salga de garantía es ser socio y eso se logra pagando una cuota social de 435 pesos. ANDA afianza actualmente unos 13.000 contratos de arrendamiento.

Se trata de un actor relevante en el mercado de los arrendamientos en Montevideo, estimado hoy en unas 50.000 fincas. Teniendo en cuenta que el operador público, - la Contaduría General de la Nación -, gestiona unos 34.000 contratos, resulta clara la tendencia en los arrendamientos que se llevan a cabo prescindiendo de la tradicional garantía de la propiedad. VV Este año ANDA resolvió mejorar su servicio de garantías de alquiler mediante la localización del mismo en un amplio y cómodo local en la Av. 18 de Julio entre Acevedo Díaz y Beisso muy cerca del Obelisco y de Tres Cruces el que estará disponible a fines del mes de Julio. La meta es llegar a los 15.000 contratos garantizados, a través de una mejora de gestión en el servicio y mayores facilidades para los inquilinos, propietarios y administradores. Según Alfredo Guichón, responsable del Servicio de Garantía de Alquiler: “el auge en materia de alquileres responde a una necesidad de los tiempos que corren. Es cada vez más difícil pedirle a alguien que ofrezca su propiedad para garantizar un arriendo. Nosotros ofrecemos una forma sencilla, rápida, prestigiosa y accesible de conseguir una solución habitacional”. Para alquilar con la garantía de ANDA, el aspirante a inquilino debe asociarse a ANDA. Para utilizar este servicio, hay que pagar un solo mes de cuota social.

El requerimiento principal es tener al menos dos años de antigüedad en la empresa o de lo contrario ser jubilado o pensionista.

ANDA le ofrece tranquilidad a las dos partes que suscriben el contrato de arrendamiento. Al propietario, la confianza de cobro, al inquilino que el monto del alquiler será abonado en tiempo y forma. A cada parte, se le cobra el 3% mensual del alquiler por los gastos administrativos y de gestión. “Es un precio muy razonable y es el mismo que cobra la Contaduría General de la Nación”, afirma Guichón.

ANDA se encarga de todo el trámite y de la firma del contrato, lo que ahorra tiempo y esfuerzo. También se encarga de las inspecciones previas de la finca”; ANDA solo trabaja con fincas en condiciones y debidamente habilitadas”, agrega Guichón. La garantía cubre el 35% del salario o la pasividad. Se asegura el cobro del alquiler a través del descuento directo del salario del trabajador. “Nosotros no somos una inmobiliaria, no tenemos idea de las fincas que están en alquiler. Nuestro servicio es prestar garantía de alquiler. Si el propietario acepta nuestra garantía, ahí entramos nosotros”, agrega. El sistema da resultado, al punto que el nivel de cumplimiento del pago de alquiler llega al 95%. “La gente paga. La vivienda es una cosa sagrada”, opina Guichón.

La experiencia de pago es buena aún cuando el arrendatario pierda el empleo. Esta realidad empujó a ANDA a crear programas nuevos para potenciales arrendatarios que sean empresas unipersonales. En este caso, el sistema es por depósito. Se le exige al titular del alquiler seis meses de depósito, además de ser afiliado a ANDA.

La Asociación ha operado exitosamente un Servicio de Garantía de Alquiler para familias de bajos recursos en el marco de un programa de integración de asentamientos irregulares cuyo objetivo es prevenir la expansión de asentamientos. El programa es del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente y cuenta con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo.

Actualmente hay unos 300 contratos de alquiler por este solidario sistema de soluciones habitacionales. La institución tiene una fuerte vocación social, que responde a su realidad y a su naturaleza de asociación civil sin fines de lucro con un compromiso solidario y responsable.