Ella es tan fría

Se separa de su esposa porque es “reptiliana extraterrestre”

El escritor y ex futbolista británico David Icke se divorciará de su esposa, convencido de que ella es en realidad una reptiliana extraterreste camuflada, especie que –según denuncia en sus libros- domina el planeta junto a una misteriosa elite de terrícolas.
15.03.2012 13:50

Los primeros pasos de la carrera de Icke no tuvieron nada fuera de lo común: de futbolsta pasó a columnista deportivo, para convertirse luego en presentador de TV, evolución - o involución- que ha sucedido también por estos lados.

Sin embargo, el siguiente escalón en la carrera del británico ya fue un poco más extraño. A medidados de los años 90, Icke comenzó a dictar conferencias y publicar monografías, donde planteaba una curiosa historia del mundo.

Según Icke hay una fuerza oculta que controla a la humanidad, una sociedad secreta sin nombre. Esta sociedad secreta u "hombres en las sombras" tiene una agenda cuyo principal objetivo es la instauración de un gobierno mundial de corte fascista; una dictadura controlada por las élites mundiales, al mejor estilo de la que relata George Orwell en su libro 1984. Esta elite mundial está conformada por varias familias poderosas, dentro de las cuales Icke posiciona a los Bush, los Rockefeller, los Rothschild y la familia real de Inglaterra, entre otros. Además argumenta que todos tienen la misma línea sanguínea, que viene esparciéndose por las aristocracias mundiales desde los reyes de Sumeria hasta los actuales ya nombrados.

Y como si semejante conspiración global no fuera suficiente problema, el escritor afirma que esta camarilla de amos del planeta actúa de consuno con una raza de "reptilianos" extraterrestres infiltrados en el planeta... y uno de dichos alienígenos sería su propia esposa, la estadounidense Pamela Leigh.

En declaraciones realizadas hace dos años al periódico inglés Daily Mail, Icke había manifestado sus sospechas al respecto "no estoy del todo seguro, pero creo que Pamela es reptiliana", expresó en la ocasión.

El escritor asegura que en los últimos años, su mujer "comenzó a mutar". Para abonar su hipótesis, Icke señala que su mujer es hija de un militar de alto rango, pasó su niñez en bases militares y es piloto de guerra. En sus libros, Icke afirma que las altas esferas militares de las mayores potencias, están en manos de los reptilianos y sus cómplices terrícolas.

En enero pasado la pareja resolvió comenzar los trámites de divorcio, cuyas principales audiencias se producen en estos días.