Salud

En la misma línea

Presentan campaña de prevención de embarazo en adolescentes

Las cifras de embarazo no intencional en adolescentes descendieron, de 16 % del total de mujeres embarazadas en el país en 2014 a 14 % en 2016.
12.10.2017 07:50
2017-10-12T07:50:00

Para consolidar la tendencia decreciente, el Gobierno elaboró una estrategia intersectorial de prevención y ahora presentó una campaña de comunicación con foco en la población objetivo. La consigna se centra en disfrutar los momentos únicos de la adolescencia.

"Tenemos metas claras de hacia dónde debemos ir, pero la ciudadanía debe empoderarse del tema y verlo como un problema que estigmatiza y condiciona mucho las posibilidades de vida de las adolescentes y también de los varones. Estamos buscando herramientas que nos permitan escucharlos", informó la subsecretaria de Salud Pública, Cristina Lustemberg, en alusión al embarazo no intencional en adolescentes.

Este miércoles se lanzó la campaña de prevención Mi plan adolescente, la cual se enmarca en la "Estrategia intersectorial de prevención del embarazo no intencional en adolescentes 2016-2020". Los objetivos son contribuir a la prevención del embarazo no intencional en la adolescencia, desde un enfoque de derechos, género y diversidad, y fortalecer las condiciones para el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de esta población, a través de la promoción del diálogo y la reflexión sobre la construcción de proyectos de vida diversos que cuestionen modelos tradicionales de género. Su diseño e implementación se basan en reconocer que el embarazo no intencional en adolescentes en Uruguay es una expresión y consecuencia de desigualdad y segmentación social.

La campaña se difundirá en redes sociales y con intervenciones en territorio para favorecer la participación adolescente. Asimismo, motiva a esta población a escribir y presentar en espacios públicos, centros educativos y ámbitos personales las actividades que les gusten o deseen hacer al postergar la maternidad. "Tenés unos años más para disfrutar las cosas únicas de tu adolescencia... y mucho tiempo más para ser madre o padre", es la frase que motiva la campaña.

La estrategia intersectorial, que integra al Ministerio de Salud Pública, el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) y la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), con el apoyo del Núcleo Interdisciplinario Adolescencia, Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos de la Universidad de la República (Udelar) y del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), se sustenta en datos estadísticos.

El 14 % de los embarazos registrados en el país en 2016 implicaron a madres adolescentes, dos puntos porcentuales menos que en 2015, tendencia que continúa en descenso. Según las estadísticas, la maternidad entre personas en esa etapa se constata mayormente en los sectores más pobres y con más necesidades básicas insatisfechas. Una de cada cinco adolescentes (22,4 %) con dos o más de esas necesidades insatisfechas son madres, cifra que desciende al 3,6 % entre las adolescentes con necesidades básicas satisfechas (2014). En tanto, tres de cada cuatro adolescentes madres abandonaron sus estudios antes de embarazarse (2014). El 57,7 % de las jóvenes de entre 25 y 29 años que iniciaron la maternidad en la adolescencia alcanzaron menos de nueve años de estudios, mientras que de las que cuentan con 13 y más años de estudio solo el 5 % fue madre adolescente (2015).

La subsecretaria Lustemberg dijo que el país tiene un debe histórico de cuánto y en qué se invierte para asegurar oportunidades a niños, adolescentes y jóvenes para construir su propio proyecto de vida, a fin de que no vivan vulnerabilidades ni terminen atravesando situaciones de violencia y abuso, con relaciones desiguales de poder. En este sentido, en la estrategia se enfatiza en los varones para evitar las inequidades y fomentar relaciones de noviazgo sin violencia, así como que hombres y mujeres conozcan los métodos de anticoncepción y la educación sexual para una práctica placentera y cuidada. También se aborda el acompañamiento de aquellas adolescentes que deciden ser madres.

En este contexto, se desarrollan diversas acciones, como la iniciativa denominada Desempolvando tus derechos en salud, mediante la cual se escucha sus opiniones y necesidades. Otra es la aplicación para celulares conocida como El gurú del sexo, con información útil sobre derechos en salud, anticoncepción, acceso a servicios sanitarios, interrupción voluntaria del embarazo, etcétera.

Entre los derechos consolidados en esta población está el acceso sin costo a métodos anticonceptivos y lo que se conoce como autonomía progresiva, que es la posibilidad de que sus integrantes asistan solos a una consulta médica, por ejemplo. A esto se suma la participación en distintos programas que funcionan en ministerios y organismos, como, por ejemplo, Jóvenes en Red, que despliega acciones centradas en estas poblaciones.

"Se apuesta a trabajar con ellos, fortaleciendo sus vínculos familiares, con los equipos docentes, para que ellos puedan construir su proyecto de vida, no solo a través de la maternidad o la paternidad siendo tan chicos, porque en esta etapa el cuerpo todavía se está desarrollando, así como toda la variabilidad emocional", indicó la subsecretaria, quien entiende que un embarazo a temprana edad condiciona la revinculación educativa y laboral de esos adolescentes.

Con información de Presidencia