Locales

Ven a mi casa suburbana

Paran los suburbanos el jueves: "hay un claro aviso político en la rebaja del boleto"

"No nos oponemos a la rebaja, pero nadie nos explica cómo se da eso y al mismo tiempo se habla de perder 1.800 puestos de trabajo", dijo a Montevideo Portal el dirigente Fernando Lois.
17.07.2017 10:28
2017-07-17T10:28:00

Los trabajadores del sector suburbano, nucleados en la Federación Obrera de Transporte Suburbano, explicaron a través de un comunicado cómo adherirán al paro del 20 de julio.

"Los trabajadores comenzaremos a detener nuestras actividades a partir de los primeros turnos del día 20 de julio y llevaremos nuestra detención hasta los primeros turnos del día 21 de julio. Nuestra federación entiende que es imprescindible adherir a dicho paro general, entendiendo que el transporte vive una de sus crisis más profundas", agregaron.

Como trabajadores asalariados aseguran no estar dispuestos a pagar "el costo de las reformas que los sectores políticos quieren llevar adelante", y por eso paran "por un transporte popular y sin sociedades de hecho".

El dirigente Fernando Lois dijo a Montevideo Portal que a partir de los primeros turnos del jueves (a eso de las dos y media de la mañana) ya no habrá ómnibus, reintegrándose 24 horas después.

"Todos sabemos que hay una reforma estructural muy importante que quiere hacer la IM. Hay avisos políticos en la rebaja de boletos en Montevideo y Canelones, a los que no nos oponemos. Pero nadie nos explica cómo hay una rebaja de boleto y al mismo tiempo se habla de perder 1800 puestos de trabajo en el sistema", aclaró.

Lois dijo que se comienza a vivir "una crisis profunda del transporte", que si bien da inicio ahora en Montevideo "se va a ir trasladando a los sectores suburbanos, que no están dispuestos a llegar a esa situación".

"En los 90 se no hizo una reestructura que nunca se discutió. Se sacaron los guardas sin preguntar. Si hoy hay reestructura, hay que hacerla a nivel de servicios (horarios), pero no se puede sacar personal de arriba de los ómnibus", agrego Lois, que señaló que "la crisis del transporte no la van a pagar los trabajadores asalariados".

"Se está haciendo campaña política con el transporte. Todos los candidatos lo hicieron y jamás consultaron a la Unott qué era lo que pensaba. Se hace política con el transporte antes de cualquier elección, pero después no se acuerda nadie. Lo único que se les ocurre es bajar el boleto y sacar puestos de trabajo", concluyó Lois.