Locales

Un lugar en el mundo

La ciudad como garante de igualdad e inclusión social, en debate internacional

La ciudad como escenario para impulsar la igualdad y las políticas que favorecen la inclusión social fueron el eje principal de un diálogo encabezado por los ministros de Cultura de Brasil y de Uruguay, Juca Ferreira y María Julia Muñoz.
10.04.2015 10:33
2015-04-10T10:33:00

"La ciudad no es estática y no puede ser vista como un escenario de intervención. Hay que reorganizar la división y la funcionalidad de los espacios urbanos. Con la garantía de espacios que posibiliten la convivencia y la socialización", expresó Ferreira en el foro "Ciudad y Cultura. La reconquista del espacio público", que se realizó este jueves en la Sala Zitarrosa.

En el diálogo participó también el español Joxean Fernández, con 20 años de experiencia en el diseño, gestión y evaluación de proyectos de cooperación internacional en América Latina y África. "Es mucho lo que las ciudades tienen que hacer para mejorar la calidad de vida de las personas. (...) El principal desafío de la ciudad latinoamericana contemporánea es el desafío de la igualdad", destacó Fernández.

Para la ministra Muñoz, la cultura es una herramienta contra la segmentación y a favor de la inclusión social. "Por lo cual creemos que no hay duda de que son los poderes públicos y los gobiernos los que debemos hacer que esta poderosa herramienta de motor social llegue a todos los ciudadanos en las distintas expresiones, en la diversidad de oportunidades", destacó.

A su juicio, la lucha contra la desigualdad y querer tener una sociedad cada vez más igualitaria hace que los espacios públicos sean "cada vez más plurales y deban ser más tolerantes".

Durante el encuentro se facilitó además un intercambio de opiniones entre los tres invitados y representantes de los partidos aspirantes a gobernar la intendencia de Montevideo, previo a las elecciones del 10 de mayo.

Ferreira recordó que en Brasil el 90 % de la población viven en las ciudades, algo que afecta al desarrollo. Para el ministro brasileño, las nuevas generaciones con menos de 30 años demandan una urbanidad muy diferente y la cultura es parte de las demandas de los ciudadanos, que quieren felicidad, calidad de vida, soñar, conocer personas, interactuar y la cultura lo facilita.

"La prueba es cómo las iniciativas culturales reducen los índices de violencia en los barrios en donde actúan", sentenció. En su opinión, la cultura construye "el ambiente favorable para la conexión con esas cuestiones sociales".

La mayoría de las ciudades de América Latina, a juicio de Joxean Fernández, "no son como Montevideo", sino espacios "donde sigue habiendo mucha gente en condiciones de indignidad".

"Sigue habiendo espacios donde los ciudadanos de la periferia no pueden disfrutar de las mismas condiciones de vida y el mismo acceso a bienes culturales u otros bienes que los ciudadanos del centro", sentenció. La desigualdad existente, aseguró Fernández, no es solo de renta, sino de "reconocimiento, simbólica". Es por ello que reivindicó una ciudad "más igual, más digna y más justa".

Fuente. EFE