Cultura

Qué será de los porteños

Jaime Roos: "me siento libre como hacía 40 años que no me sentía"

El músico, que presenta el libro "El montevideano" en Buenos Aires, dijo que la revisión que hizo en los último años le deja "una sensación de psicoanálisis" y también de dolor.
17.07.2017 09:54
2017-07-17T09:54:00

El cantautor Jaime Roos está en Buenos Aires presentando el libro El montevideano, de Milita Alfaro, un vasto recorrido por su vida y obra.

Como parte de la difusión de la obra en Argentina, el músico concedió una entrevista a la revista Rolling Stone en la que habló del proceso que llevó el libro y de cómo los dos años de charlas con Alfaro se convirtieron para él casi en psicoanálisis.

"Yo me había rehusado en distintas ocasiones. Cuando vi que se me venían los 60 años, me pareció que era un buen momento para pasar una primera raya básica", dijo sobre la posibilidad de editar un libro sobre su vida y obra.

Y superada la fase de revisión, se siente liberado. "En este momento me siento libre como hacía 40 años que no me sentía. Lo comparo con mi llegada a París en 1975, que caminaba a un metro del suelo. Era el ser más feliz del mundo... y tenía 80 dólares en el bolsillo para vivir el resto del año.", contó a Rolling Stone.

"Cuando leí el libro terminado, tuve la sensación del retratado, que siempre mira con cierta sorpresa el cuadro. Pero creo que la autora consiguió plasmar varias dimensiones de mi alma. No todas, porque eso sería imposible", dijo.

"Mi mayor interés era echar luz sobre la obra, y creo que el libro lo logra, lo que me produce alegría. Confieso que me siento un poco incómodo opinando sobre un libro que se ha escrito sobre mí, pero es un alivio saber que todo lo que aquí se dice es verdadero, aunque no se dice toda la verdad", agrega Roos, que aclara que la salida del libro y la reedición completa de su obra no obedecen a un plan conjunto sino simplemente a una casualidad.

"El libro y la edición de la obra completa produjeron en mí una sensación de psicoanálisis", dijo. "Fueron cuatro años de trabajo. Como artista, siento una especie de privilegio de haber podido dejar mi obra presentada en las mejores condiciones, de aquí en más. Y con respecto al libro, me pasa lo mismo. Poder decir: ‘Esto quedó así, quedó bien, me siento en paz'. En paralelo, me ha dado mucho dolor hacer este periplo, porque los recuerdos, sean malos o buenos, vienen envueltos en un celofán doloroso. En este momento comienzo a respirar, habiéndome liberado de mí mismo, y miro con entusiasmo el futuro", agregó.

Aclaró que dejó de tocar en vivo hace dos años porque se sentía cansado. "Ya no me daba ilusión subirme al escenario, cosa que me pasó en el 92 y en el 98, que estuve tres años sin tocar. Pero en esos períodos hice de todo: producciones para otros artistas, discos nuevos, música para cine y teatro, concreté cosas que quería hacer y para las cuales no tenía tiempo. El escenario es muy tirano, especialmente en mi caso, donde casi nunca pude armar infraestructuras de producción que me permitieran tocar, por un lado, y hacer mi vida por otro", apuntó.

"Siento muchas ganas de plasmar unas cuantas canciones que tengo en órbita en la cabeza. Si considero que vale la pena hacer un disco porque hay algo nuevo para decir, lo haré. Vamos a resumirlo en una idea: en este momento, mi prioridad es escribir canciones, y tengo muchas ideas, estoy cargado de energía. Estoy viviendo épocas nuevas de mi vida, lo cual se traduce en cosas nuevas", concluyó.