Espectáculos

Juicio final

Hablamos con el director teatral Fabricio Galbarini, a propósito del reestreno de “Castigo del Cielo”

La obra, con la actuación de Natalia Lambach y Diego Artucio, aborda la inclusión y plantea un encuentro con nuestros prejuicios para repensar nuestra visión frente a los demás.
17.05.2017 15:00
2017-05-17T15:00:00

Un hombre muere y va al cielo para ser juzgado por la vida que llevó. Allí, descubre que Dios es mujer y tiene lo que la sociedad considera una discapacidad.

Castigo del Cielo propone un recorrido por la vida de John Langdon Down, médico británico que describió el Síndrome de Down.

¿Somos capaces de sacar a la luz nuestros prejuicios y repensar nuestra visión frente a los demás?

*

¿Cómo te llega la obra?

Esto surge como una suerte de encuentros. Yo conozco a Natalia a través de su hermano que es amigo mío. El texto le llegó la obra a través de su mamá, profesora de literatura, y el texto fue pensado en Natalia. Al principio iban a ser solo dos actores en escena, Natalia y Diego Artucio. Pero después a medida que fuimos trabajando el texto, entré yo en un rol de apoyo escénico y facilitador de determinadas "magias" que se producen en escena.

¿Qué proceso siguieron para construir la historia?

El proceso fue crear un buen vínculo entre los tres. Nos encanta hacer esta obra, pero principalmente nos encanta el encuentro en escena. Al principio yo trabajé mucho solo desde la dirección, muy involucrado. Y fuimos conociéndonos y dándonos determinado lugar, respetando mucho los tiempos y la palabra de los otros. En la obra Natalia tiene cosas fuertes para decir del Síndrome de Down y son cosas fuertes también desde el lugar que lo dice ella mismo y cómo lo dice, pero suenan muy naturales.

Imagino que se planteó desde el lugar de trabajar para que nada resultara forzado...

Sí... Natalia llega al proceso de trabajo con el texto sabido. Ella lee el texto primero y tiene muy buena memoria. Prácticamente no había pudor de las cosas que tuviera que decir, porque ya tenía el conocimiento y la postura de lo que iba a decir.

Ya que la obra se ha expuesto, ¿Qué respuesta han recibido del público?

El público reacciona de forma muy afectuosa. Nos pasa en todas las funciones que siempre hay alguna persona que se queda y de alguna forma nos regala algún testimonio o sensación. Ese tipo de devolución es muy buena para nosotros y nos gratifica, no solo durante la actuación, sino que también al salir del rol y encontrarse con gente que te devuelve cosas muy lindas y muy íntimas.

¿Estamos en una sociedad más inclusiva?

Creo que queda muchísimo para trabajar todavía. Pero hay avances, en este tipo de cosas a paso muy cortos. Pero sí se siente una mayor conciencia. Lo que pasa es que está el límite de lo políticamente correcto y la real conciencia de estar trabajando para vivir en un mundo más tolerante y menos prejuicioso.

¿Qué te deja a vos esta obra?

Un gran crecimiento. La obra no solo habla de la inclusión del Síndrome de Down sino desde muchos lados. Me permitió liberarme de determinados prejuicios, es mejor encarar algo sin prejuicios que con ellos.

 

* Castigo del Cielo, de Joaquín Dholdán. Dirección: Fabricio Galbarini, con Diego Artucio y Natalia Lambach.
Dos únicas funciones en mayo: jueves 18 y jueves 25, a las 20:30 h, en el teatro Victoria.
Localidades generales: $ 300. Reservas telefónicas el día de la función desde las 18 h por el 29019971.