"/>
Mujer

Turismo obstétrico

Cada vez más mujeres chinas planifican parir en Estados Unidos

En 2012, el número de mujeres chinas que parieron en Estados Unidos se duplicó respecto a 2008. Consideran que es un "pasaporte" para salir de China si las cosas se complican.

10.02.2015 11:38

Las mujeres chinas están aprovechando las leyes que otorgan la ciudadanía estadounidense a quienes nacen en su territorio, y planifican su viaje para dar a luz en el país, haciendo florecer lo que en CNN Money bautizan como industria "turístico-obstétrica".

Las cifras manejadas en el artículo, indican que en 2012, alrededor de 10 mil mujeres chinas dieron a luz en Estados Unidos, más del doble de las 4.200 registradas en 2008, según los medios estatales chinos.

Muchas de las familias quieren un niño estadounidense porque un pasaporte extranjero podría ser el "boleto" para salir de China de una familia preocupada por la contaminación o por el deficiente control de los alimentos. Además, la generalizada campaña contra la corrupción del presidente Xi Jinping le ha dado a los chinos acaudalados otra razón para estar nerviosos, analizan.

La planificación de la salida de China se da especialmente entre los ricos. Casi dos tercios de los chinos con más de 10 millones de yuanes (USD 1,6 millones) en el banco han emigrado, o planean hacerlo, según el informe Hurun publicado el año pasado.

Además de la zona continental, ambién son populares otros territorios estadounidenses como las Islas Marianas del Norte, cercanas a China, donde existen programas de exención de visado para los turistas chinos. El turismo de maternidad se ha disparado tan rápido allí que su congresista Gregorio Sablan ha presionado en repetidas ocasiones al Gobierno de Estados Unidos para que ayude a implementar controles para frenar la afluencia las mamás embarazadas.

El sitio Doctoresparati, que ofrece paquetes de maternidad para pacientes internacionales, incluye entre sus servicios control prenatal, parto, estancia en hotel privado, servicios anestésicos y pediatría. A precios actualizados en 2015, un parto vaginal cuesta USD 5.410, mientras que uno por cesárea USD 6.925. También hay costos opcionales. Las pruebas y exámenes para pacientes que llegan a las 36 semanas tienen un costo adicional de USD 179, en tanto el ultrasonido (scan anatómico) cuesta otros USD 250.