Noticias

Salto por asalto

Montevideo Portal en el departamento de Salto

Montevideo Portal visitó algunos de los principales puntos turísticos del litoral salteño, en un periplo breve pero suficiente para valorar los encantos del departamento.
10.09.2015 02:21
2015-09-10T02:21:00

Para la mayoría de los uruguayos no salteños, el departamento de Salto se asocia con dos elementos bien conocidos: citrus de excelente calidad y futbolistas que purgan exageradas sanciones resueltas por organismos deportivos internacionales.

Ello ya sería suficiente como para prestar una buena cuota de atención al departamento litoraleño. Sin embargo, cuenta con otros numerosos atractivos que lo sitúan como un destino turístico de primer nivel. Muchos de estos elementos de interés, como las aguas termales, no constituyen novedad para el turista uruguayo, principal visitante del departamento. Pese a ello, la constante y veloz evolución de la oferta turística en la zona ameritaba una "puesta a punto" informativa. Para logarlo, el Ministerio de Turismo, la Intendencia de Salto y el Centro Comercial e Industrial de Salto unieron intereses -sinergia, que se dice- y convocaron a varios medios de prensa de alcance nacional e internacional a una visita al departamento.

Los complejos termales de Daymán y Arapey

Si bien para las generaciones más jóvenes las termas parecen haber "venido de fábrica" con la región noroeste, lo cierto es que esas piscinas calientes no siempre estuvieron allí. Ejemplo palmario de serendipia, las saludables y tórridas aguas surgieron de forma inesperada a mediados del siglo pasado, cuando los suelos de la región fueron objeto de perforaciones en busca de un líquido menos límpido: petróleo.

A falta del esperado oro negro, los habitantes del lugar se beneficiaron al menos de las aguas que surgieron de las prospecciones. Y lo que comenzó con algunas modestas piletas que más bien se asemejaban a bebederos de caballos, devino luego en la creación de excelentes parques termales, con servicios de primer nivel y rodeados de una variada oferta hotelera.

En los últimos años, las termas se han convertido en la vanguardia en la lucha de los operadores turísticos privados y del Ministerio de Turismo para conseguir tres objetivos fundamentales: romper la estacionalidad del turismo en Uruguay, ofrecer propuestas fuera del ya consagrado turismo de playas, y fomentar el turismo interno.

En todos estos objetivos los resultados vienen siendo auspiciosos: las zonas termales son uno de los destinos favoritos de los uruguayos, y cada vez son más las épocas del año donde la ocupación hotelera es alta.

"El 90 % de los visitantes a las termas proviene del sur del país, muy especialmente de Montevideo", explicó a Montevideo Portal el licenciado Gustavo Chiriff, Director de Turismo de la Intendencia de Salto.

DAYMÁN

El paraje "Termas del Daymán" se encuentra en el kilómetro 478 de la Ruta nacional 3, y en su interior se encuentra el Parque Municipal, donde surge el agua termal desde una profundidad de unos 1.200 metros.

"Aquí nosotros brindamos los servicios de recreación con el agua termal, pero los alojamientos de la zona pertenecen a privados", señala Chiriff. En el Parque hay una docena de piscinas de distintos tipos. "Desde las terapéuticas, con agua a 46 grados, las de recreación, a 36 grados, y otras más tibias, cuya temperatura cambia según el tiempo meteorológico, y que puede rondar los 30 grados". Además de ser diferentes en la temperatura, las piscinas también difieren en sus dimensiones y público objetivo: tres de ellas son para niños, y los pequeños también pueden disfrutar de atracciones acuáticas creadas para ellos.

En cuanto al alojamiento, la zona termal de Daymán "cuenta con unas 3.500 camas y recibe un promedio de 40.000 personas al año". Además, el funcionario destaca un cambio en el flujo de visitantes, y que si bien los meses entre mayo y agosto son tradicionalmente más bajos "cada vez es más la gente que descubre las termas como un destino válido también para invierno".

El Parque Termal Agua Clara

Inaugurado en abril de 2011, es propiedad del Servicio Mutuo de Funcionarios de la Intendencia de Montevideo, pero está abierto al público en general. El establecimiento se encuentra a metros del municipal y cuenta con un pozo termal propio de 1.200 metros de profundidad, del que surge agua a 42 grados.

Ese manantial suministra agua termal diariamente a todos los emprendimientos de la zona a excepción de las piscinas municipales. Su particular ubicación, su amplitud y la temperatura de sus aguas, lo convierten en un lugar ideal para descansar.

Tiene cuatro grandes piscinas, una de ellas semi-cerrada agua templada en verano con turbocirculación "Hidro-jet", con temperatura de agua monitoreada por piscina, variando entre 38º y 41º.

El lugar también posee duchas escocesas, finlandesas y danesas, camas de hidromasajes, así como una amplia área de relax con reposeras, mesas y sillas butacas.

Y quienes deseen pasar allí más que un simple rato, el parque está flanqueado por dos hoteles. El primero de ellos es el Vacacional Daymán, también propiedad del Servicio Mutuo, y cuyos huéspedes tiene libre acceso al Parque.

El segundo es el Complejo Juanjo Ramos, uno de los hoteles más nuevos del departamento, fue inaugurado en julio de 2014. Administrado también por Servicio Mutuo, el hotel es propiedad de AEBU y fue bautizado en honor a su recordado dirigente, fallecido en 2007.

El Juanjo Ramos consta de 16 apartamentos con capacidad para cuatro personas cada uno. Desplegados en dos bloques, separados por el jardín y la piscina de agua termal, suman el salón comedor una cocina para soluciones gastronómicas rápidas y el infaltable parrillero con su barbacoa, en construcciones anexas. Todos los apartamentos poseen un deck techado y tienen acceso directo a la piscina.

Hotel Los Naranjos

Si bien se encuentra al sur del Daymàn y por tanto en el departamento de Paysandú, se trata de una empresa salteña, servida por personal salteño y unida a la dinámica de las termas.



El hotel se sitúa sobre el Camino Rodríguez a pocos metros de la ruta 3, próximo al Paso de las Piedras de Daymán y a 10 km. del centro de la ciudad de Salto. Inaugurado hace algo más de una década, el hotel se ha convertido en un clásico por ofrecer estupendos servicios en un entorno alejado del "mundanal ruido".

Enmarcado en una típica quinta de naranjos, el establecimiento ofrece una propuesta ideal para el descanso y la tranquilidad. Sus habitaciones dan hacia paisajes naturales, cuenta con spa, gimnasio, piscinas termales e incluso agua termal en las bañeras con jacuzzi colocadas en los baños de las suites.

Quienes lo visiten no deberán dejar de probar su tradicional licor artesanal de naranja, una especialidad que no se comercializa fuera del hotel.


ARAPEY

De perfil más alto que las de Daymán, las termas del Arapey se han convertido últimamente en un sitio singular desde el punto de vista turístico. Se trata del único punto del país que cuenta con dos hoteles cinco estrellas, literalmente el uno frente al otro: Son el Arapey Thermal Resort & Spa y el recientemente inaugurado Altos del Arapey.

Arapey Thermal Resort & Spa

El primero de ellos es un complejo hotelero-termal de 14.000 metros cuadrados de superficie, categoría cinco estrellas, con servicio all inclusive durante todo el año.

Cuenta con 202 habitaciones, piscinas de aguas termales, diversa propuesta gastronómica, sauna, spa, gimnasio, canchas de tenis, play room, actividades al aire libre, sala Wii, salas para congresos, bussiness center, recreación para niños y adultos, y un largo etcétera de servicios.

El Arapey Thermal Resort & Spa y el Altos del Arapey comparten un mismo interés por el cuidado del entorno natural y el uso saludable de las aguas termales. En cuanto al segundo de los mencionados establecimientos, tiene como elemento distintivo un campo de golf de dieciocho hoyos.


 Arapey Thermal Resort & Spa.



Estos dos hoteles cinco estrellas aportan jerarquía y capacidad a la oferta hotelera salteña, a la que complementan sin entrar en competencia directa. De hecho, mientras la gran mayoría de los huéspedes del resto de los establecimientos pertenecen al turismo interno, estos dos alojamientos vip apuntan -y aciertan- al turista extranjero.

LAGO DE SALTO GRANDE

El Hotel Horacio Quiroga


Se trata de uno de los establecimientos más singulares del litoral salteño. Diseñado originalmente para ser una base militar fluvial, se distingue por sus vastos espacios interiores y por su privilegiada localización, sobre las orillas del lago surgido tras la creación de la represa de Salto Grande. Además de las suites dentro del edificio principal, cuenta con cabañas, parque acuático (el mayor de Sudamérica), spa, restaurantes y salas de congresos.

Un pozo de agua termal propio, conocido como las Termas de Salto Grande, alimenta todas sus instalaciones.


EN EL CORAZÓN DE LA CIUDAD

En el centro de la capital departamental, un moderno hotel parece querer demostrar que vino nuevo en odres viejos puede ser el más sabroso. Situado en un antiguo y remozado inmueble, el Salto Hotel & Casino funciona en el mismo edifico que otrora fuera el "Gran Hotel Salto", alojamiento de referencia en la ciudad que fuera inaugurado en 1946 y echara el cerrojo en 2005.

Hoy en día se renueva tanto con su nombre como en infraestructura, modernizándose y agregando el condimento fundamental para hacerlo el atractivo turístico ideal: un casino.

Perteneciente a un consorcio con establecimientos similares en Rivera y en la provincia argentina de santa Fe, el Salto Hotel & Casino cuenta con 57 modernas habitaciones, piscina climatizada y una sala de juego sumamente completa. Allí, los apostadores cuentan con nada menos que 166 máquinas, según explicó a Montevideo Portal Fabián Álvarez, coordinador del Complejo.

UN PEQUEÑO GRAN RINCÓN DE LA HISTORIA

Ochenta kilómetros al norte de la ciudad de Salto, y casi en el límite departamental con Artigas, se encuentra la pequeña localidad de Belén, un pueblecito apacible y medianamente próspero, y también lleno de historia.

"La miserable población de Belén fue la primera en dar el grito de insurrección... Mucho antes que Mercedes y Soriano, ya se habían puesto a las órdenes de la Junta el pueblo y la guarnición de Belén, en donde, puede decirse con propiedad, tuvo origen la revolución oriental", supo escribir el Teniente General Bartolomé Mitre en su obra "Historia de Belgrano".

Fundado por primera vez en 1801 a modo de obstáculo para el avance portugués y las incursiones indígenas, la de Belén es una historia de destrucciones y resurgimientos. La última etapa de ese ciclo se dio en la década de 1970, cuando la construcción de la represa de Salto Grande obligó a la reubicación lisa y llana del conjunto urbano.

En la actualidad, Belén ofrece a los turistas un zona ribereña ideal para la pesca y deportes náuticos, con un puerto autorizado y un fluido tráfico fluvial con la margen argentina del río Uruguay.

También los caballos juegan un rol importante en la vida de los lugareños. Belén cuenta con studs, una pista de carreras de 1.000 metros y un rodeo de doma que alberga algunos de los eventos más importantes de la región, como la doma clasificatoria para el Festival Nacional e Internacional de la Doma y Folklore de Jesús María, en Argentina.

Rodolfo Hernández, alcalde de Belén, posa junto a su vehículo "oficial"

Dentro de su diversa producción agrícola se destaca la calidad de los productos de sus invernáculos a la orilla del río, donde se cosechan, por ejemplo, excelentes zapallitos.

Como ejemplo de la vida sencilla y apacible de esta localidad de 1.700 habitantes puede mencionarse a su flamante alcalde, el frenteamplista Rodolfo Hernández. El jerarca, que a estas horas negocia con la Intendencia el presupuesto para su jurisdicción, va de un lado a otro pedaleando en su bicicleta. "Mi predecesor tenía una 4x4", suelta con sarcástico humor.

La agricultora Lucila Martínez en uno de sus invernáculos

El turista que visite Belén podrá llevarse como recuerdo -además de los mentados zapallitos- alguna de las piezas artesanales creadas por las mujeres de Ardebelén, un taller de alfarería que realiza interesantes creaciones en cerámica.

"Trabajamos con barros locales y hacemos todo a mano, sin horno", describió a Montevideo Portal una de las artesanas.

DE FRASCOS Y BOTELLAS

De tierras fértiles y clima favorable al desarrollo de la horticultura y fruticultura, el noroeste uruguayo ha albergado históricamente emprendimientos de calidad. Un claro ejemplo de ello son sus productivos olivares.

El olivo cundió en Salto de la mano del ya legendario Pascual Harriague, cuyo nombre está indisolublemente asociado a la cepa Tannat y los vinos que de ella resultan. En aquellos tiempos pioneros, el olivo era uno de los cultivos característicos de la región, pero el posterior auge de los citrus fue fatal para los olivares, y muchos árboles fueron talados para dar espacio a naranjales. Sin embargo, a fines de los años 60 el olivo se "puso de moda" nuevamente, a impulso de nuevas investigaciones científicas que situaban a su fruto -y en particular a su aceite- en el Olimpo de los alimentos saludables. Así, este noble vegetal inició su andadura hacia una nueva "edad de oro", en la que mucho tiene que ver la gente de Olivares Salteños.

Se trata de una empresa familiar fundada en 2004 a 12 kilómetros de la capital departamental, y que actualmente cuenta con 200 hectáreas, de las cuales 150 son propicias para el cultivo del olivo. El resto pertenece a aguadas, caminos y zonas no cultivables. Las variedades plantadas al día de hoy en el lugar son las españolas, Arbequina y Picual y la italiana Coratina.

En 2011 la empresa construyó una almazara boutique en la que se procesan únicamente aceite de oliva virgen extra de la más alta calidad. La maquinaria utilizada para ello es de origen italiano marca Pieralisi. Estos fabricantes se llevaron una grata sorpresa cuando los responsables de Olivares Salteños procedieron "a la uruguaya", en el mejor sentido de la expresión: modificaron las maquinarias para mejorar su rendimiento y adaptarlas mejor a las labores requeridas, y luego enviaron a la fábrica italiana el detalle de las mejoras practicadas, de modo que pudieran ser tenidas en cuenta en futuros modelos de la maquinaria.


Los aceites obtenidos por la firma salteña han sido premiados en el extranjero y positivamente valorados por el LATU. Y su calidad no se limita a la alimentación.



En la actualidad, Olivares Salteños cuenta con una variada línea de cosméticos y productos de spa elaborados en base a aceite de oliva, y que tras su éxito a nivel local, se comercializa también en Montevideo. Carlos Franchi, director del establecimiento, destacó a Montevideo Portal que los turistas extranjeros que visitan el lugar suelen maravillarse por su alta calidad y módico precio.

La hermandad de la uva

Al igual que el ya mencionado Hotel Los Naranjos, la Bodega Boutique Bertolini y Broglio es un emprendimiento salteño situado al sur del Daymán, ya en territorio sanducero.



Regenteada por tres familias que trabajan codo a codo en todas las tareas propias de la actividad vinícola, la bodega produce una gran variedad de vinos de calidad, incluido un Carmenere que nada tiene que envidiarle a los producidos en Chile, tierra madre de esa cepa.

Como resulta previsible, el vino "estrella" del establecimiento es el Tannat. En concreto, su Tannat Exotic Ultra Premium fue medalla de oro en la última edición de Vinalies París. Pero no es esa la única presea de Bertolini & Broglio. En los últimos siete años, la bodega ha cosechado nada menos que 22 medallas en concursos internacionales.








Epílogo

El breve periplo consignado en estas líneas no agota para nada la variedad de atractivos que el departamento de Salto ofrece al turista: la represa de Salto Grande, el Teatro Larrañaga, el chalet Las Nubes, los parques y museos de la capital, la omnipresente obra del ingeniero Eladio Dieste, son sólo algunos de los elementos de interés que han quedado fuera por razones de espacio.

Quede clara al lector una cosa: ya sea para una escapada de fin de semana o una recorrida más prolongada y concienzuda, Salto ofrece entretenimiento, cultura y naturaleza para todas las edades y preferencias.

Montevideo Portal | Gerardo Carrasco
gcarrasco@montevideo.com.uy