Diez canciones
Pesos pesados

Mandrake Wolf elige Diez Canciones presentes en el ADN de Los Druidas, su nueva banda

El grupo se presentará el 13 de agosto en el Auditorio del Sodre, en el marco del Montevideo Sound City.
09.08.2017 15:51
2017-08-09T15:51:00

Alberto "Mandrake" Wolf se presentará nuevamente en Montevideo Sound City. En esta segunda edición del festival invernal, el artista estará junto a Los Druidas, su nueva banda, que recoge influencias del rock y el blues clásico.

Le pedimos, entonces, a Mandrake, que nos armara una lista de Diez Canciones que permitan rastrear las influencias fundamentales del sonido de Los Druidas. El resultado exige un alto volumen de escucha.

"Deserted cities of the heart", de Cream: Cuando escuché tocar por primera vez a Federico Anastassiadis, el baterista de Los Druidas, pensé en seguida en Ginger Baker, uno de mis bateristas preferidos.

"The gypsy", de Deep Purple: Creo que Stormbringer fue el primer disco que me compré con mis propios ahorros, y ahí fleché con Glenn Hughes, con su ductilidad en el bajo y su gran forma de cantar. Y esas baladas blueseras pesadas son un poco el leit motiv de Los Druidas.

"I gotta move", de Frank black and The Catholics: Este disco, entero, es una clase de cómo es el rock'n'roll.

"The wind cries Mary", de Jimi Hendrix: Una letra a lo Dylan con la musicalidad de Hendrix es lo que todo compositor desea escribir.

"Sabbath Bloody Sabbath", de Black Sabbath: Riff super salvaje y en una parte aparece algo así como un bossa nova. Gran canción magistralmente cantada.

"Seafull", de Trapeze: Nuevamente Glenn Hughes, acá con su primera banda y ese sentimiento bluesy pesado (en esta lista incluimos la versión de Glenn Hughes en vivo, del disco Live in Wolverhampton. La versión que eligió Mandrake aparece al final, como bonus track).

"The sun is shining", de Elmore James: Desde el blues rural de Mississippi a la electrificación de Chicago. Escalofriante letra y slide.

"On the road again", de Canned Heat: Esos booggies psicodélicos a lo Alan Wilson nos conmueven a todos.

"Alone together", de The Strokes: Hubo un año en que lo único que escuchaba era el primer disco de los Strokes: ese entramado de guitarras, sus canciones con estructuras aparentemente sencillas. pero en el fondo bastante extrañas, son un hermoso misterio.

"Jaibreak", de Thin Lizzy: Terrible banda, terrible canción, terrible disco. Para mí, Phil Lynott a nivel compositor, es el que captó bien la onda Hendrix. Además, con Phil nos conocimos alentando al manya en la Ámsterdam.