Internacionales

El país de la libertad

Un caso judicial en Francia reabre el debate sobre el abuso sexual y el consentimiento

Un hombre fue enjuiciado por mantener relaciones sexuales con una niña de 11 años, pero el tribunal no pudo comprobar la “coacción”.
13.02.2018 17:05
2018-02-13T17:05:00

 

Una relación entre una niña de 11 años y un hombre de 28 generó un intenso debate en Francia y reforzó el plan del Gobierno del presidente Emanuel Macron, que quiere castigar severamente cualquier relación sexual entre un mayor de edad y un menor de menos de 15 años.

El controvertido caso centró hoy la polémica en este país después de que el Tribunal de Pontoise (afueras de París) se declarase incompetente para juzgar el caso y pidiese a la Fiscalía que nombre a un juez instructor para poder investigar mejor sobre los hechos.

El hombre, ahora con 29 años, iba a ser juzgado por "delito sexual contra un menor de 15 años", penado con hasta cinco años de prisión, y no por violación (hasta 20 años de cárcel), porque los investigadores habían concluido no hubo los elementos que legalmente se consideran una violación: violencia, coacción, sorpresa y amenaza.

Tanto la familia de la niña como las asociaciones de protección de menores criticaron los cargos presentados por la Fiscalía, pues aseguran que el hombre había coaccionado a la niña, hoy con 12 años.

La petición del Tribunal de Pontoise fue bien recibida por la familia y las asociaciones, porque creen que puede abrir la vía a que se recalifiquen los cargos como violación.

La decisión del tribunal, de no poder juzgar al hombre, también fue criticado por varias asociaciones feministas, y también motivó movilizaciones.

Las criticas también llovieron contra la ministra de Justicia, Nicole Belloubet, quien el lunes había dicho que se debe considerar a los 13 años como edad mínima legal para el consentimiento sexual.

Las activistas feministas proponen que la edad sean los 15 años, y este martes organizaron una protesta en el centro de París.

"Para él impunidad; para ella cadena perpetua", se decía en uno de los carteles.

Los hechos, ocurridos el pasado 24 de abril en Montmagny (Val-d'Oise, afueras de París), se unen a otros semejantes sucedidos en los últimos meses y respaldan la convicción del Ejecutivo de Macron, que había indicado su deseo de fijar un mínimo de edad para que se considere una relación sexual consentida.

Si se aprueba esta medida, que estará incluida en un proyecto de ley más amplio sobre el acoso sexual que se presentará en las próximas semanas, cualquier relación entre un mayor de edad y una menor de 15 años se considerará violación.

Con información de EFE