Política
Te conoce la mitad

Según encuesta de Factum, 46 % de los uruguayos aprueba la gestión de Tabaré Vázquez

Un 43 % desaprueba su gestión y un 10 % no la aprueba ni desaprueba. "El país queda dividido en dos partes más o menos de similar fuerza", dijo Oscar Bottinelli.
02.03.2018 09:08
2018-03-02T09:08:00

La consultora Factum presentó esta mañana en Fuentes Confiables (Universal), una nueva encuesta de aprobación sobre el desempeño de Tabaré Vázquez como presidente.

Al cierre de 2017 el 46% de la población aprueba el desempeño del presidente de la República y el 43% lo desaprueba, indicó Oscar Bottinelli en diálogo con Aldo Silva.

Solo dos veces hubo un saldo negativo, en que la desaprobación superó a la aprobación: primer trimestre de 2016 y segundo trimestre de 2017

La encuesta fue realizada entre el 23 de octubre y el 7 diciembre de 2017, en todo el país (urbano y rural); son 1873 casos de los cuales 936 corresponden a telefonía fija y 937, a telefonía celular.

La pregunta fue: "¿Aprueba o desaprueba la actuación de Tabaré Vázquez como presidente de la República?"

Aprueba el desempeño de Tabaré Vázquez 46%
Ni aprueba ni desaprueba 10%
Desaprueba 43%
No opina 1%

Bottinelli indicó que Vázquez empezó muy alto su gestión, con una aprobación del 78% apenas concluido el ciclo electoral 2014-2015.

En el tercer trimestre de 2015 cae al 49%, y al finalizar ese 2015 vuelve a car fuerte al 36%. En el primer trimestre de 2016 toca su nivel más bajo, al registrar 33% de aprobación (fue cuando comenzó el caso Sendic).

"A partir de la mitad de 2016 se da un juego parejo, oscilante, con la aprobación casi siempre por encima de la desaprobación, aunque en forma leve", dijo el politólogo.

Desde hace casi dos años "el país queda dividido en dos partes más o menos de similar fuerza, con dos visiones distintas y opuestas: una ve bien al presidente y otra lo ve mal".

Bottinelli resaltó "dos jugadas de ajedrez" recientes del presidente. "Una es la de los cambios en la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE). Por un asunto harto menor -que como mucho podría afectar a uno solo de sus miembros- remueve la cúpula de ASSE y con ello se saca una pesadilla que amenaza al oficialismo. Para completar la jugada, pone al frente del organismo a un político, legislador, gobernante, médico y gremialista médico prestigioso, pero además respetado y querido por todo el sistema político", afirmó.

"La otra jugada bien hecha para los intereses del oficialismo ha sido la forma inicial de encarar el conflicto con parte del agro. Se distanció de los grandes productores y otorgó su apoyo -que será suficiente o insuficiente, ese es otro cantar- a los pequeños y en parte medianos productores lecheros, arroceros, hortifrutícolas y ganaderos. Más aún, tuvo la picardía de incluir entre las ayudas la rebaja en la contribución inmobiliaria, con lo que logra enfrentar a las Intendencias -mayoritariamente blancas- con la mayoría de los productores rurales", apuntó.

Sin embargo, dijo que el enfrentamiento en la calle con un grupo de productores "fue inexplicable". "Vázquez reaccionó lejos de lo que aconseja la dignidad presidencial, al protagonizar una pelea, dicho en términos tan antiguos como claros, de tinte arrabalero. Para colmo, la Presidencia de la República institucionalmente recurrió a lo que en términos usuales se denomina ‘escrache'; además, hacia un desconocido que no representa nada ni a nadie", criticó Bottinelli. Además, "aparece el hecho extraño que destina una larguísima cadena presidencial en radio y televisión para enviar un mensaje en off, sin su cara y sin su voz".

Temas relacionados: