Economía

Va para arriba

Moody’s elevó de negativa a estable la perspectiva del sistema bancario uruguayo

La calificadora de riesgo informó que las mejores condiciones crediticias y la recuperación económica del país llevan a este cambio.
07.11.2017 16:15
2017-11-07T16:15:00

 

La agencia de calificación de riesgo Moody's elevó hoy la perspectiva del sistema bancario uruguayo de negativa a estable ante las mejores condiciones crediticias y la recuperación económica del país.

Moody's considera que el sector bancario de Uruguay será respaldado "por un mayor rendimiento de la producción agrícola, así como por la moderada recuperación económica de Brasil y Argentina", señaló la agencia en un comunicado divulgado en Sao Paulo.

Con esos factores, los bancos uruguayos deben tener "una mejora moderada en la calidad de los activos, la rentabilidad y el capital", añade la nota.

La agencia de calificación proyecta un expansión del producto interno bruto (PIB) de Uruguay del 3,2 % en 2017 y 2018, tras promediar un leve avance del 1 % en los dos ejercicios anteriores.

También dice esperar que "la inflación baje a 6,4 % en 2017, con respecto al 11 % observado en mayo de 2016", apuntó la firma estadounidense.

Moody's califica para su análisis seis bancos en Uruguay que en junio pasado poseían el 74 % de los depósitos y créditos de todo el sector bancario.

"Habrá una ligera mejora de la rentabilidad a medida que los bancos se centren más en créditos en pesos de mayor margen y los costos crediticios disminuyan, aunque esta mejora será contrarrestada por bajos volúmenes de negocio", afirmó el analista de Moody's Alexandre Albuquerque, citado en la nota.

De acuerdo con la firma, la calidad de los activos también experimentará una mejora tras sufrir un deterioro en 2016, mientras que la capitalización mantendrá niveles altos.

Para la agencia, los depositantes continúan apostando por el dólar, pese a la reciente apreciación del peso, lo que limita el acceso de los bancos a financiación en moneda local y como consecuencia, restringe su capacidad para otorgar créditos en pesos.

La media de la evaluación del riesgo crediticio base de los bancos calificados es b1, pero el de los depósitos es Baa3, lo que refleja, según Moody's, "un nivel muy alto de apoyo del gobierno hacia los dos bancos estatales" y el de afiliadas "hacia los bancos extranjeros que se encuentran en el país".