Locales
Pronta entrega por favor

Ministros cuestionaron "tono fatalista" de las preguntas de la oposición por UPM

Luego de recibir a los ministros, Lacalle Pou dijo que el gobierno "entrega todo a cambio de nada" en la negociación con UPM.
28.11.2017 21:38
2017-11-28T21:38:00

 

El senador Luis Lacalle Pou consideró que el gobierno "no defendió el interés de los uruguayos" en la negociación con UPM y sostuvo que "entrega todo a cambio de nada".

"Yo le preguntaba a los ministros si en un negocio particular hubieran accedido a que le alquilaran la casa y, después de pintar, arreglar los baños, el jardín y poner cortinas, el inquilino dice que no dice si la alquila hasta el último día ¿Quién hace esa inversión? Nadie", dijo Lacalle Pou en rueda de prensa en el Parlamento.

Este martes los ministros de Industria, Carolina Cosse, de Trabajo, Ernesto Murro, de Medio Ambiente, Eleia de León, de Economía, Danilo Astori y de Transporte, Víctor Rossi, concurrieron al Senado para dar detalles sobre la negociación que mantuvo el gobierno con UPM.

Para el senador nacionalista se trata de un acuerdo "totalmente desbalanceado" debido a que establece obligaciones para el Estado uruguayo pero no compromete a la empresa a cumplir con la inversión.

Según Lacalle Pou, el gobierno aceptó las condiciones del acuerdo porque "la necesidad tiene cara de hereje" y porque la inversión de UPM "es de las pocas cosas que el presidente va a exhibir".

El dirigente del PN criticó que la oposición no haya sido convocada a participar de la negociación, señalando como un "agravante" que "la mayoría de los compromisos se deben cumplir en el próximo gobierno".

"Si de nosotros hubiera dependido no firmábamos este acuerdo", sintetizó el legislador.

Ministros cuestionaron "tono fatalista" de la oposición

Durante un cuarto intermedio, acompañados de los legisladores del Frente Amplio, brindaron una conferencia de prensa, en la que dieron detalles de los negocios, y en la que criticaron la postura de la oposición.

"No nos han llamado la atención las preguntas que nos hicieron", comenzó Murro, ministro de Trabajo. "Quizás porque se está tratando de silenciar la importancia de esto para el país, con cuestiones políticas de fondo", dijo y sentenció: "No hay mucha novedad en lo que nos preguntaron".

Murro destacó que los intendentes de Durazno, Carmelo Vidalín y el de Tacuarembó, Eber da Rosa, ambos pertenecientes al Partido Nacional, convocaron a los líderes nacionalistas para "convencerlos" de las posibilidades que puede traer una inversión.

"Estamos ante dudas y acusaciones que no tienen en cuenta la importancia para el país, para los pequeños pueblos, las localidades. Estamos convencidos de este camino", sostuvo Murro.

El ministro aseguró que la empresa acordó con el gobierno el derecho a huelga; según dijo, la empresa entiende y acepta el derecho a huelga y el piquete. "Acordamos que vamos a generar un dialogo con todas las partes involucradas para encontrar instrumentos para resolver las situaciones".

"Seguramente, con otros gobiernos esto se solucionaría con decretos. Con nosotros no", sentenció.

Por su parte, la ministra Cosse consideró que las preguntas de la oposición tuvieron un "tono fatalista" que "no tiene nada que ver con la buena noticia que esto significa". "Todas las repercusiones que esto puede tener son positivas debido al encare que estamos haciendo, que es multisectorial", valoró.

"Viene una segunda etapa y vamos caminando paso a paso. Venimos demostrando la clase de pasos que estamos dando, cuidando todos los detalles: ambientales, laborales, de infraestructura, fiscales, económicos. Cada vez que hay un hito nuevo vamos a tener la misma actitud de seriedad y trabajo en equipo", sostuvo.

Danilo Astori, en tanto, comentó que no se atrevería a sintetizar en un número el impacto que tendrá la instalación de la planta, pero aseguró que es un proyecto que "va a arrojar un impacto fiscal positivo para el país".

Consultado al respecto, Astori respondió a los legisladores que la mitad del financiamiento para la proyectada construcción de un viaducto en el puerto de Montevideo, unos 50 millones de dólares, provendrán de préstamos internacionales. El crédito, que fue ofrecido por el Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (Fonplata), fue aceptado en principio por el gobierno uruguayo y únicamente resta su formalización, precisó.

Montevideo Portal