Locales

Chip chip, rescatadores

Miles de personas firmaron una petición para que se derogue resolución de chip para perros

Los firmantes aseguran que la colocación del chip obligatorio dará una excusa al Estado para eliminar los perros sin dueño discuten la legalidad de la resolución.
03.10.2017 09:39
2017-10-03T09:39:00

Como parte del plan en busca de una tenencia responsable de animales, la Comisión Nacional Honoraria de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba) anunció un Sistema de Registro Nacional de Animales de Compañía, que, como parte de su instauración, obligará la instalación de microchips subcutáneos a los perros.

El chip contendrá datos como la especie, raza, sexo, nombre, año de nacimiento, estado (en tenencia, extraviado, recuperado, muerto), si la mascota está o no castrada y una descripción general del animal. Antes de 2018 todos los perros de compañía deberán tener colocado el chip subcutáneo.

La decisión causó controversia en algunas organizaciones protectoras de animales y también en varios dueños de perros.

Las sociedades protectoras comunicaron en reuniones con las autoridades que el chipeado, a su criterio, debería ser lo último a implementarse, "o por lo menos no lo primero", lo que no fue tenido en cuenta.

A ello se le suma una petición pública dirigida a la Cámara de Representantes, a la Cotryba y el Ministerio de Ganadería, que hasta ahora firmaron 15.640 personas.

La petición, que fue subida a la plataforma Change.org pero será entregada a los representantes, solicita la derogación de la resolución del chip obligatorio para perros.

Los firmantes recuerdan el artículo 10 de la Constitución de la República Oriental del Uruguay, que indica: "Ningún habitante de la República será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe".

"Una resolución no puede tener carácter obligatorio y estar por encima de la Constitución. No estamos de acuerdo con el chip. Porque no hay nada comprobado, salvo el hecho de que los perros callejeros la van a pasar muy mal. Porque a la hora de controlar la fauna urbana, es más sencillo para el Estado cuando sabe a qué perro no va a reclamar nadie si desaparece", dice la petición.

En la petición, los firmantes aseguran que no se sabe qué efectos físicos puede provocar el chip y consideran que tampoco garantiza que haya menos abandonos. De hecho, opinan que  para abandonar a un perro que tiene chip, hay posibilidades de que se le realice un tajo "y se deje a su suerte a un animal lastimado".

Finalmente, recuerdan que el chip obligatorio puede convertirse en una excusa para que se maten animales sin hogar, debido a que no se hizo en forma debida la tarea de "concientizar, castrar, informar".

Como solución alternativa sugieren que se coloque una chapita identificatoria obligatoria "sin necesidad de darle posibilidad a un Estado irresponsable al no castrar, de que salga a matar a los animales que nadie reclame".