Las 40
Plan B

Las 40 de Alfredo Etchandy: ¿le sirve a Uruguay el mundial 2030 o hay otra opción mejor?

"Es más importante si nos dicen que no, porque entonces Uruguay puede hacer el festejo solo, y que FIFA pague la reconstrucción del Estadio" Por Gerardo Tagliaferro.
10.07.2018 06:47
2018-07-10T06:47:00

Hablar con el doctor Alfredo Etchandy puede ser como asistir a una clase de historia del fútbol. Sin exagerar. En esta charla, que tuvo lugar el día anterior al partido Uruguay - Francia, supe por ejemplo que Alemania le ganó la final del mundial 1954 a una Hungría que era considerada imbatible porque un empresario muy poderoso -también hablaremos de él- le dio importancia al pronóstico del tiempo y supo que iba a llover. Conclusión: inventó para la selección alemana los zapatos con tapones intercambiables y mientras los húngaros patinaban, los germanos se prendían al barro como garrapatas.

Etchandy, durante más de 40 años periodista deportivo de estilo y voz inconfundibles, es desde 2015 el subsecretario de la Secretaría Nacional del Deporte. El gobierno del Frente Amplio confió en él para un cargo importante -que tiene que ver entre otras cosas con la postulación para organizar el Mundial 2030- pese a que siempre fue colorado. Desde esa responsabilidad el ex comentarista está trabajando en esa loca pasión que supone ser sede del mayor evento que la humanidad pueda realizar hoy por hoy. Desafío complicado. Sin embargo, él entiende que la postulación genera valor por sí misma y que incluso puede ser hasta mejor para el país que la respuesta sea "no", si es que detrás hay un Plan B.

Entre reflexiones sobre ese plan, las luchas por el poder en el fútbol uruguayo, el mundial de Rusia, la transformación de la FIFA en lo que hoy es y hasta la uruguayez de Artigas discurrió la charla. Quien siga hasta el final podrá saber también si Etchandy es bueno prediciendo resultados futbolísticos cuando Uruguay está en el medio.

 

Por Gerardo Tagliaferro

tagliaferro@montevideo.com.uy

Fotos: Juan Manuel López

 

1) Usted es el subsecretario de la Secretaría Nacional del Deporte, un cargo de gobierno que depende directamente de Presidencia. Sin embargo no adhiere al partido político que gobierna, tengo entendido que siempre votó al Partido Colorado. ¿Por qué está acá entonces?

Me ofrecieron el cargo porque trabajé en varias cosas relacionadas con el deporte, al que ha estado vinculada mi vida prácticamente desde muy niño. Jugué al basquetbol, al fútbol de salón, a las bochas, fui dirigente deportivo por más de 40 años y periodista durante más de 50. Integré una comisión, la de la Escuela en Movimiento, durante el primer gobierno de Vázquez. Después estuve en Gol al Futuro y fui durante siete años presidente de la Organización del Fútbol Infantil. Cuando Vázquez iba a asumir su segunda gobierno me pidió que diera una mano en el deporte. Eso me generaba un conflicto con el periodismo, porque me dije a mí mismo que si aceptaba el cargo no podía seguir trabajando como periodista. Por ética decidí dejar de lado el periodismo, lo que me significa una merma en mis ingresos. Antes tenía tres sueldos: dos del periodismo y la jubilación de la Intendencia de Montevideo, donde trabajé 41 años. Tuve que suspender la jubilación y dejar los otros dos empleos. Y lo que ganó acá no me cubre esos ingresos; es bastante menos.

 

“Yo digo y hago lo que pienso, y el día que no les guste, que me saquen”

2) ¿No tuvo conflictos desde el punto de vista ideológico o filosófico?

No. Yo digo y hago lo que pienso, y el día que no les guste, que me saquen. He tenido conflictos internos, pero no por temas políticos, sino por pensar en forma diferente. Acá hay un equipo de trabajo y algunas personas que lo integran no son votantes del Frente.

 

3) ¿La Secretaría Nacional del Deporte no podía hacer más de lo que hizo en el conflicto entre la directiva de la Mutual de Futbolistas y los futbolistas agrupados en Más Unidos que Nunca?

Estamos hablando de un gremio, no de un club ni de una federación. Además ese es un problema que no es únicamente gremial. Es un problema económico, político, de poder, empresarial y demás. Nosotros hicimos algunas acciones, que de repente no trascienden, tratando de solucionar el conflicto. Nos reunimos con las partes buscando soluciones y el conflicto no está terminado. Ni el conflicto gremial, ni el político, ni el económico ni el empresarial.

 

4) Da la impresión de que el gremial, el político, el económico y el empresarial son manifestaciones de un único gran conflicto, que es por el poder en el fútbol uruguayo.

Relativamente. Es por el poder en el fútbol uruguayo, pero no solamente. Hay algunos aspectos económicos: los jugadores quieren más dinero, por ejemplo. Está el tema de los clubes, porque si alguien gana más dinero, de algún lado tiene que salir: de los clubes, de nuevos sponsors, de las empresas que están vinculadas a la Asociación. Además, dentro de la Asociación hay otro problema político: ahora, a fin de mes, hay elecciones, y va a haber varios candidatos.

 

5) ¿No podría resumirse el conflicto así: quienes hasta hoy detentan el poder en el fútbol uruguayo -Paco Casal y su empresa- versus otros que quieren hacerse con ese poder? Estos últimos son de alguna forma representados por los futbolistas de este proceso de selección. El ex presidente de la Mutual, Enrique Saravia, ha dicho que el conflicto fue promovido por Lugano.

Y bueno, Saravia está apoyado por Mujica y por el MPP. Y Lugano y Godín son dueños de una cementera, que vende más barato que ANCAP. Y Tenfield y Paco Casal tenían el mismo apoyo político que Saravia. Bueno, eso es parte del conflicto.

 

6) En los últimos años ha habido movidas de clubes intentando desestabilizar a gobiernos de la AUF, y en algún caso lo han logrado.

Sí. Cuando se fue Bauzá, que para mí fue un gran dirigente, lo hizo porque prácticamente lo dejaron sin apoyo del gobierno, a tal punto que le dijeron que no le mandaban más policías a los partidos. Fue una de las causas que llevó a su retiro.

“Saravia está apoyado por Mujica y el MPP. Y Lugano y Godín son dueños de una cementera, que vende más barato que ANCAP. Eso es parte del conflicto”

7) ¿Se alinea con quienes creen que Mujica fue determinante en la salida de Bauzá?

Sí.

 

8) ¿Por hacerle un favor a Paco Casal?

Eso no lo puedo determinar. Pero sí que la relación de Casal con ese Ejecutivo no era buena. Y además estaba el tema de la DGI.

 

9) ¿Qué opina de cómo se resolvió ese conflicto entre la DGI y Casal?

No estoy de acuerdo.

 

10) Todas esas movidas parecen revelar un interés común entre el gobierno de Mujica y Casal.

No lo puedo probar ni decir así, tan abiertamente, pero como se resolvió ese tema, yo no estoy de acuerdo.

 

11) ¿El actual gobierno no sigue esa línea con respecto a Casal?

Yo creo que no.

 

12) En los últimos meses hubo varios movimientos a nivel de algunos clubes, buscando sacar a este Ejecutivo de la AUF.

Los clubes van por sus intereses. En la AUF, a nivel de los clubes nunca pesa el interés general, siempre es el interés particular. Esto lo conozco de toda mi vida; cada uno hace lo que le conviene a sus intereses. En un momento está del lado de Casal porque recibe dinero o va a pedir, en otro momento la situación es diferente y defiende sus intereses por otro lado... El ambiente del fútbol es muy particular. Siempre me acuerdo del día en que Hugo Batalla se fue de la AUF y dijo: "he vivido algo increíble pero irrepetible; me di cuenta de que el fútbol es mucho más difícil que la política".

 

13) Es comprensible que los clubes defiendan sus intereses. Pero viene Casal, como ha sucedido en los últimos 30 años, pone plata arriba de la mesa y algunos clubes se alinean con él. Si la empresa que maneja los derechos del fútbol uruguayo compra de esa forma la voluntad de determinados dirigentes y eso todo el mundo lo ve ¿la Secretaría de Deportes no tiene nada que decir?

Primero: la Asociación Uruguaya de Fútbol es una entidad privada. Cualquier cosa que suceda allí la pueden denunciar las personas que están en esa entidad, si entienden que corresponde. Nosotros hemos intervenido en varias cosas. Por ejemplo, cuando en las elecciones de Cerro hubo un problema, la Secretaría hizo la denuncia en la AUF, en el Ministerio del Interior y en el Ministerio de Educación y Cultura. Ahora estamos interviniendo en lo que tiene que ver con el decreto que se aprobó en setiembre del año pasado referido a la ley 14.996, que se refiere a la venta de jugadores a personas.

“En la AUF, a nivel de los clubes nunca pesa el interés general, siempre es el interés particular”

14) Usted mismo, desde hace muchos años, ha denunciado que esa ley no se aplica. ¿Qué está haciendo entonces la Secretaría?

Lo que hizo fue decir "esta ley está vigente y no se aplica de la manera que se debería aplicar". Entonces hicimos un proyecto, que fue al Ejecutivo y se sacó es proyecto que estamos aplicando. Esto significa que estamos denunciando ese tipo de circunstancias. Hoy la Secretaría tiene poderes que no tenía. Primero, en cada pase hacemos presentar al club una declaración jurada que tiene que venir firmada por sus representantes legales, del monto el pase, si participa algún contratista, cuánto dinero lleva. Y la Secretaría Nacional del Deporte tiene la potestad de enviar esa declaración a cualquier organismo del Estado, incluso a la justicia, al BPS, DGI, Secretaría Antilavado, a cualquier organismo que se entienda conveniente.

 

15) En estos meses de vigencia de ese decreto ¿ha tenido alguna repercusión concreta?

Hemos recibido acá las declaraciones juradas de todos los pases, han pasado a estudio y algunas han llevado alguna observación. Hemos procedido cuando correspondía, pero todo eso es confidencial, tanto las declaraciones juradas como las personas que están involucradas. Es algo mejor de lo que había. No sé si es lo mejor, es mejor que lo que había. Lo que pasa es que hay algunos caminos que puede explorar la Secretaría. Otros los tiene que pasar a otros organismos.

 

16) Cuando asumió este cargo y desde entonces, en estos años de labor ¿recibió de parte del gobierno alguna instrucción con respecto a Casal?

Ninguna, y no la hubiera aceptado si la hubiera recibido. No estoy ni a favor ni en contra de Casal. Estoy en contra de algunas cosas que hace, y en otras creo que ha dado su mano.

 

17) Si tuviera que evaluar la incidencia de Casal en el fútbol uruguayo durante los últimos 30 años, ¿la juzgaría como positiva o negativa?

Ha sido buena para algunos, mala para el fútbol en general.

 

18) ¿Tenía indicios de que Figueredo recibía coimas y participaba en todos los negociados que se han ido conociendo?

Bueno, eso se decía en el ambiente pero nunca se probaba. Se dicen muchas cosas de muchas personas y uno nunca sabe si son verdad o no. El fútbol, a nivel mundial, pasó a ser un gran negocio y dejó de tener ese romanticismo de sus comienzos. Este cambio se produjo en el fútbol en el año 1974. Hasta ese momento la FIFA era una federación deportiva muy importante, pero nada más que eso. La primera vez que se vendieron derechos de televisión fue en los Juegos Olímpicos de 1948, solo para Londres, a través de la BBC, que pagó 5.000 dólares. La primera vez en un campeonato del mundo de fútbol fue cuando se creó Eurovisión, en 1954, para trasmitir un reportaje al Papa en nueve países y algunos partidos del campeonato, en Suiza. Pero la televisión todavía no tenía toda la organización que se generó después. En 1974 se produce un hecho fundamental en la historia del fútbol, que genera un cambio brutal. Sacan a Stanley Rous como presidente de FIFA y entra en su lugar (Joao) Havelange.

 

19) ¿Por qué fue tan importante ese cambio?

Havelange recibe la visita de (el empresario dueño de la fábrica Adidas) Adi Dassler, que fue el que inventó la FIFA multinacional. Adi Dassler le propuso a Havelange llevar el fútbol a los lugares donde todavía no tenía la popularidad que hoy tiene. La medida fue hacer el campeonato del mundo juvenil en esos países. Ahí se creó la Copa de Mundo Coca-Cola, que fue una marca mundial que ingresó en lugares donde todavía no estaba. El primer campeonato fue en Túnez en el 77, el segundo en Japón en el 79, el tercero en Australia en el 81 y así sucesivamente. En 1985 fue en la Unión Soviética. Y allí entró la Coca Cola también y después Mc Donald's. Es más, las colas más grandes que hubo en la historia en la Unión Soviética fueron para entrar a Mc Donald's. Por un lado creó eso, por otro una empresa paralela a la FIFA, ISL, a través de la cual se vendieron los derechos de televisión al mundo, que fueron cobrando cada vez un valor más grande porque junto con eso estaba el tema publicidad. Aparte de eso creó el merchandising en el fútbol. Juntando todas esas cosas empezó a crecer el volumen de dinero que manejaba la FIFA. Entonces, cuando hay tanto dinero, la corrupción aparece. Es más, ese dinero transforma a la FIFA en una multinacional. En el año 1994 el mundial se hizo en Estados Unidos. Le dieron en Nueva York a Havelange el premio del "hombre del año", y en la ceremonia él hizo un discurso en el que dijo: "Se cumplen 20 años que estoy al frente de la FIFA. Cuando ingresé había en caja 4.000 dólares; hoy tiene en caja 40.000 millones de dólares".

“Cuando Havelange cumplió 20 años al frente de FIFA dijo: ‘Cuando ingresé había en caja 4.000 dólares; hoy hay 40.000 millones’"

20) Y usted dice que el cerebro de todo eso fue Adi Dassler.

Que ya lo había sido en el 54, cuando Alemania salió campeón del mundo. Porque ganó ese campeonato gracias a él, que (en el partido final) conocía el pronóstico del tiempo y sabía que en el segundo tiempo iba a llover. Y fue cuando inventó los zapatos con tapones intercambiables. Alemania se agarró al piso mucho mejor que Hungría, que era mucho más equipo. No nos olvidemos que hacía nueve años que había terminado la guerra (mundial). Alemania estaba dividida y gobernada por cuatro potencias extranjeras: una parte occidental gobernada por Estados Unidos, Inglaterra y Francia; y la parte occidental por la Unión Soviética.

 

21) En 1974 se dio aquel conflicto, que creo no tuvo precedentes ni se repitió después, en que un futbolista -el holandés Johan Cruyff- vistió una indumentaria diferente a la de sus compañeros de equipo, que tenían Adidas.

Sí, porque tenía contrato con otra marca y entonces en su camiseta se borró una de las tres tiras de Adidas. A "la marca de las tres tiras" le sacaron una.

 

22) En 1978 Cruyff no integró la selección holandesa en el mundial de Argentina. Se dijo después que lo hizo como rechazo a la dictadura argentina, pero nunca se confirmó.

Él había tenido un problema muy grande jugando por el Ajax en Argentina, contra Independiente, por la Copa Intercontinental. Lo mataron a patadas. A los 14 minutos lo tuvieron que sacar. Fue cuando se dejó de jugar en régimen de dos partidos, ida y vuelta.

 

 

23) ¿Diría que hay periodistas deportivos que se han vendido?

No. Que se han vendido no puedo decir. Que hay algunos que defienden una posición extrema y otros que defienden otra, sí. Que algunos trabajan en una empresa y otros en otra, eso pasa en todos lados. Cuando (Omar) Borrás era el entrenador de la selección, la mitad de los periodistas estaba a favor y la mitad en contra. Y ahí ninguno se había vendido. Son opiniones, hay algunos que de repente creen que lo de Casal ha sido muy bueno y tendrán sus argumentos, y otros entenderán lo contrario. Cuando un periodista hace lo contrario deja de hacer periodismo; hace propaganda.

 

24) ¿Cree que no sucede eso?

Bueno, sucede en el mundo. El que hace periodismo, y no propaganda, dice lo que realmente piensa. El periodista tiene tres jueces. El primero es el empleador; lo máximo que le puede pasar con él es que lo eche. A mí me pasó dos o tres veces. El segundo juez es la opinión pública, que es importante pero cuya consecuencia es simplemente que a uno lo escuchen más o menos, o que tenga más o menos fama. Y el tercer juez, el más importante, el único al que yo siempre le hice caso, es la conciencia. Es el único juez que sabe si lo que uno está defendiendo es aquello en lo que realmente cree.

 

25) ¿Ha sufrido presiones como periodista?

Sí, y nunca las acepté. Yo no soy más guapo que nadie, pero las presiones nunca las acepté, en ninguna tarea. Ni las acepto ahora que estoy viejo. Ahora menos que antes.

 

26) Usted fue presidente de la Organización del Fútbol Infantil. Se habla mucho de las presiones que sufren los chiquilines en ese ámbito. ¿Ha mejorado algo eso?

El de las presiones es un tema de algunos padres. Al fútbol infantil hoy juegan 60.000 varones y 3.000 niñas. Eso genera un entramado donde no se escapa ningún talento. Esos 60.000 niños son prácticamente el 30% de los varones que hay en el Uruguay en esa edad, quiere decir que uno de cada tres niños juega al fútbol infantil. Si no estuviera el fútbol infantil, en muchos lugares de la república, esos niños no harían deporte. El fútbol infantil es un factor de educación que ayuda a muchas personas. El solo hecho de entrar a la cancha le enseña a un niño a respetar la autoridad del árbitro, las reglas del juego, a saber lo que es la solidaridad, a generar amistad, a trabajar juntos por un objetivo común: ganar el partido. Y enseña a ganar y a perder. Cosas que nos pasan en la vida todos los días.

 

27) Pero si miramos el fútbol profesional, algunas de esas enseñanzas que usted menciona no llegan a primera división. Por ejemplo el respeto a la autoridad del árbitro. En Uruguay se protestan las decisiones arbitrales como en pocos lugares.

Si no lo respetan dentro de lo que dice el reglamento, los echarán de la cancha. Es un tema de los uruguayos, no es un problema del fútbol infantil. Nosotros protestamos todo: si hay un policía parado en la puerta y nos dice que no podemos pasar se lo vamos a discutir. En otros países está el policía ahí y dice "no", y nadie le pregunta más nada. Pasa en todos los órdenes de la vida porque el uruguayo es así; y el fútbol no es otra cosa que una expresión de cultura de los uruguayos. Jugamos al fútbol como somos.

 

28) No le estoy achacando al fútbol infantil los males de comportamiento de los uruguayos, digo que en todo caso no los revierte.

Y la escuela tampoco. Y la escuela es necesaria ¿no? Si cuestionamos el fútbol infantil cuestionamos la escuela, porque el fútbol infantil en lo social es lo mismo que la escuela, sin túnica y moña. Le da a muchos niños una posibilidad de relacionarse que no la tendrían sin él. En eso es igual que la escuela, cuando se sienta uno al lado del otro y muchos son de condición muy diferente. En el fútbol infantil el que se destaca es el que juega mejor, no importa si el padre tiene auto a la salida o si se va en bicicleta.

 

29) Lo que digo es que muchos de esos niños que reciben esas enseñanzas, cuando llegan al profesionalismo no las demuestran. Usted dice que se aprende a ganar y a perder, pero muchos cuestionan que el fútbol infantil es demasiado competitivo y que se deja de lado lo lúdico.

Lo dicen los que no entienden lo que es el deporte. Si el deporte no es competitivo no es deporte, es otra cosa. Las dos cosas que definen al deporte son: competencia y reglas. Si no hay competencia no es deporte; podrá ser juego, educación, recreación, pero no deporte.

“Yo no soy más guapo que nadie, pero las presiones nunca las acepté, en ninguna tarea. Ni las acepto ahora que estoy viejo”

30) ¿Diría que los futbolistas uruguayos profesionales tienen incorporado ese concepto de que se gana y se pierde y aceptan la derrota?

Algunos la aceptan mejor que otros, pero en el fútbol infantil eso se puede aprender. Esta selección de Tabárez es un ejemplo de eso.

 

31) Es verdad, pero es una excepción. Creo que los equipos uruguayos, en el mundo, deben ser de los que menos aceptan la derrota. Está lleno de incidentes provocados por futbolistas uruguayos que pierden un partido, somos famosos por eso.

El día que jugó Argentina contra Nigeria dije: "parecen los uruguayos de otros tiempos; esto no es un cuadro de fútbol, es una banda". Protestaban todo, hacían todo lo que no se debe hacer. Era el Uruguay de otros momentos.

 

32) Por eso, insisto. Sacando a esta selección, que es una isla en ese sentido, hoy seguimos viendo a nivel internacional a equipos uruguayos que no aceptan la derrota y provocan líos, expulsiones.

Está bien, es posible. En otros lugares también pasa eso. Los hoolligans son ingleses.

 

33) Pero los hoolligans hoy no existen como problema, y además estaban fuera de la cancha. Hablo de los futbolistas.

He visto en Inglaterra futbolistas que saltan a la tribuna a pelear. No voy a defender a todos los jugadores; comparto que se protesta más que en otros lados y es culpa de los jueces que lo permiten. Y hay jugadores que aceptan menos la derrota que otros. Pero de todos modos, creo que el fútbol infantil es un factor de educación como lo es la escuela o la familia. Dentro de unas familias se educa mejor que en otras. Dentro de la escuela hay quienes recepcionan mejor la educación que otros. Creo que también es un poco la idiosincracia del uruguayo. Cada pueblo se distingue por algo determinado, y el fútbol es una expresión de cultura. Y Uruguay no ha tenido ningún embajador mejor que el fútbol en toda su historia. Esto ha sido así desde su nacimiento, que muchos han querido hacer heroico y de heroico no tiene nada.

 

34) Lo que dice me recuerda la polémica que generó su postura como panelista del programa "El gran uruguayo", en el sentido de que Artigas no es uruguayo.

Claro, Artigas no es uruguayo para mí. Y la mayoría estuvo de mi lado; es más, dentro del ámbito en que me muevo, incluso en personas del gobierno, muchos estaban de acuerdo conmigo. Yo empecé a estudiar historia cuando me di cuenta de que lo que había aprendido no era la realidad. Y estudié bastante. Igual, pese a que coincido con muchas cosas que él dice, no estoy de acuerdo con Vázquez Franco cuando dice "yo soy argentino-oriental". Porque creo que Uruguay, que nació como país sin quererlo, generó un país. Y mejor que muchos, un país que tiene democracia, que en cierta medida tiene justicia social y que tuvo una época de oro que fue la de Batlle (y Ordóñez), que para mí construyó el Uruguay moderno. Él y (José Pedro) Varela: para mí, con Batlle, los dos más importantes.

 

35) ¿Es hincha del mundial 2030 en Argentina, Uruguay y Paraguay?

Estoy trabajando para eso, de ahí a que se concrete.


“Artigas no es uruguayo y la mayoría estuvo de mi lado; dentro del ámbito en que me muevo, incluso en personas del gobierno, muchos estaban de acuerdo conmigo”

36) Pero ¿cree que es importante para el país?

Es importante presentar la candidatura, se logre o no se logre. La presentación genera un conocimiento del Uruguay en el mundo, una publicidad que llega al turismo y que pasa por muchas otras cosas. Genera que mucha gente hasta ubique y sepa dónde está el país. Y lo más importante es si nos dicen que no.

 

37) ¿Por qué?

Porque en ese caso, Uruguay por cuerda propia puede hacer el festejo de los 100 años, solo, y que la FIFA pague la reconstrucción del Estadio (Centenario). Puede organizar Uruguay directamente la fiesta, mucho más chiquita que un mundial, al alcance de sus posibilidades, y ganando dinero y otras cosas. En cierta medida, un "no" sería favorable a Uruguay. Porque si dicen "no", Argentina no lo puede hacer y Paraguay tampoco. Porque el único argumento de fuste que existe es que hace 100 años el mundial se hizo acá. El único que tiene un argumento es Uruguay.

 

38) ¿Y Uruguay estaría en condiciones de organizar algo, supongo, como el Mundialito del 80?

Una cosa parecida, hay varias ideas en ese sentido. Una podría ser esa, otra podría ser algo un poco más chico. Pero en el festejo de los cien años, la FIFA tiene la obligación de participar y la obligación de poner.

 

39) Cuando esta entrevista llegue al lector ya sabremos si Uruguay pudo con Francia. Vamos a probar su capacidad predictiva: ¿cree que gana Uruguay?

Creo que va a ser un partido muy bravo, muy difícil, pero en el que Uruguay tiene las mismas chances que Francia de ganar. A pesar de que no juegue Cavani. Con Cavani la chance era superior.

 
40) No se la jugó mucho.

Digo que Uruguay le puede ganar perfectamente a Francia. Porque incluso me parece que ha sido más regular en su rendimiento. Francia ha tenido más altibajos. ¿Que tiene muy buenos jugadores? Los tiene. ¿Que va a ser un partido extremadamente difícil? También. Pero así como va a ser difícil para Uruguay, es igualmente difícil para Francia. De eso estoy seguro.