Este jueves por la tarde, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, se reunió con varios intendentes departamentales. El motivo fue analizar la rebaja del 18 % en la contribución inmobiliaria rural, que había sido anunciada por el gobierno y que será discutida por el Parlamento.

García apuntó que la OPP "cruzará datos" sus datos con los que presentaron las intendencias este jueves. García había manifestado que, en general, el impacto que tendría esta rebaja en la economía de las administraciones sería del 0,8 %, pero José Luis Falero, intendente de San José y presidente del Congreso de Intendentes, sostuvo en cambio que el impacto superará el 20 %.

"Va a haber un impacto, una reducción, de recaudación de 250 millones de pesos. Lo que tenemos que hacer es un esfuerzo entre todos para que no sea una disminución de la obra pública. No es de un 0,8%, como se dijo. En San José son 30 millones en 150 millones de recaudación. Es un 20 %", explicó Falero en declaraciones a Radio Uruguay.

García apuntó que, desde que se presentaron las reivindicaciones de los productores el pasado 23 de enero, se tomaron varias medidas.

 "Antes de que pasara el primer mes, ya había cinco medidas, que, principalmente, eran rebajas para el sector lácteo, arrocero, y pequeños productores. Esas medidas ya suman un costo de unos 15 millones de pesos. Esto es importante, porque la estimación de costos que tenemos con la medida de la contribución inmobiliaria rural suma casi la mitad", apuntó.

"Esto está en coherencia con la carga que hace el agro al gobierno nacional y a los gobiernos departamentales. Es equitativo y proporcional. De cada tres pesos que aporta el productor, dos va al gobierno nacional y uno al departamental", sentenció.

El Parlamento discutirá en las próximas semanas el proyecto de ley que envió el martes el Poder Ejecutivo, donde se explicita esta medida. Falero apuntó que todavía no sabe cómo será la discusión, y qué posición tomará su partido, el Partido Nacional.