Entrevistas
Cargando...

“Todo me ha costado mucho”

Entrevista con Jorge Larrañaga

El senador Jorge Larrañaga reiteró que no volverá a subir las escaleras del directorio del Partido Nacional, pero aclaró que eso no lo inhabilita a ser candidato en 2019. Por Pablo Méndez.
04.04.2016 07:21
2016-04-04T07:21:00

El senador Jorge Larrañaga habló con Montevideo Portal sobre su vínculo con Tabaré Vázquez y el gobierno del Frente Amplio, las medidas que presentó para avanzar en seguridad pública, principalmente en combate al narcotráfico y fue consultado sobre una eventual candidatura en 2019.

“Que no se me diga a mí después en tono de burla: 'aquel que prometió nunca más subir las escaleras del directorio partido…', yo no lo he hecho más y no lo voy a hacer más;  y eso ¿qué significa?, ¿Que dejé de pertenecer a mi partido? ¿Que no sea senador por el Partido Nacional? ¿Que no pueda volver a ser candidato si así se establece? No”, señaló el líder nacionalista en referencia al discurso del 1.º  de junio de 2014 en el que afirmó que nunca más subiría las escaleras de la sede del directorio del Partido Nacional.

Consultado sobre si quiere ser candidato para las elecciones de 2019, respondió: “No le voy a contestar esa pregunta porque no es tiempo. Yo no elijo los tiempos de nadie pero elijo lo que quiero decir y en lo que a mí respecta no es tiempo de definiciones”.

Los principales puntos: 

1) La burla de Tabaré Vázquez

2) Los sinsabores de la política

3) Las escaleras del directorio del Partido Nacional

4) La candidatura a 2019

5) El aumento de las penas y la rehabilitación

6) El diálogo sobre seguridad

Larrañaga también fue consultado sobre su vínculo con el gobierno y particularmente por la burla que -sin nombrarlo- le hizo el presidente Tabaré Vázquez durante la campaña electoral: “Uno ha aprendido y tiene la suficiente madurez para poder superar ese tipo de ataques políticos, que a veces uno también ha cometido el exceso de tenerlos. El trabajo hacia la gente tiene que ser superador, un político tiene que tener respuestas a la gente. La mejor política es la buena obra, es así”.

El senador aseguró que el Frente Amplio se equivoca al no tener un diálogo más fluido con la oposición, “sería tremendamente positivo para el gobierno y para el presidente de la República”, afirmó y señaló que la participación de la oposición en el control de las empresas públicas “no es una concesión divina del gobierno”, sino una premisa constitucional.

Larrañaga dijo que si bien cree en la buena fe del diálogo que plantea el presidente Vázquez los antecedentes en materia de diálogo interpartidario “no abonan los resultados” y recordó los aspectos incumplidos tras los acuerdos en educación y seguridad en el inicio del gobierno de José Mujica: “los árboles se juzgan por sus frutos”.

Consultado sobre el discurso que realizó cuando perdió las elecciones internas el 1.º de junio y la actual situación de su carrera política, respondió: “Soy un luchador político, siempre he sido un combatiente, a mí nunca nada me ha costado poca cosa, todo me ha costado mucho. Quizás hasta por ser del interior del país, yo surgí de Paysandú, dos períodos como intendente, formé un movimiento político nacional, trabajé intensamente, fui mayoría, después perdí, en la política se dan situaciones de tener muchos sinsabores, situaciones donde se ven las cosas buenas de los seres humanos, pero también las peores”.

En cuanto a sus propuestas en materia de seguridad, Larrañaga hizo hincapié en la falta de acción por parte del actual gobierno para dar respuestas: “Cuando hay dificultades gravísimas en materia de seguridad porque hay un quiebre en la convivencia pacífica de los uruguayos resulta que el gobierno habla de convocar a un diálogo por la calidad democrática y la cultura humanística”.

“Más allá de la rehabilitación, camino que compartimos, tenemos que tener también el camino de la reclusión. Si usted tiene adolescentes infractores entre 15 y 18 años que cometen delitos gravísimos, no se les puede dar el régimen de semilibertad. Estoy proponiendo lo que siempre propuse. Cuando se dio la discusión sobre la baja de la edad de imputabilidad, yo sostuve que el camino era incrementar el máximo de cinco años que tiene los jueces para penar a los adolescentes que cometan delitos gravísimos, subirla a diez años. Eso es lo que nosotros proponemos. No necesariamente el juez tiene que meterle diez años a un adolescente infractor, tiene ese máximo”, agregó.

“Estamos proponiendo que el mínimo de doce meses pase a 24 meses porque estamos hablando de adolescentes que han cometido delitos cuya rehabilitación tiene que hacerse adentro de un establecimiento de reclusión. Creo en el camino de la rehabilitación pero hay que adecuar medidas legislativas para sacar de circulación a infractores en una realidad social del país, donde el gobierno no ataca ni las causas ni las consecuencias en materia de delito”, señaló el senador nacionalista y agregó: “Se me expresa que hay que buscar la inclusión, la educación en valores, pero estamos hablando de medidas de diez, quince, veinte años, ¿qué hacemos ahora? ¿Está mal que el tráfico de cocaína y pasta base sea inexcarcelable? A mí me parece que no. Se me dice que no hay que castigar al chico, que hay que castigar al grande, pero si usted no castiga al chico ni castiga al grande ¿Qué va a hacer? Va a proteger al chico que está matando igual, porque esa boca de pasta base está contribuyendo a matar muchachos”.

Consultado sobre si consideraba que al gobierno le importa realmente el tema, Larrañaga respondió: “Yo no voy a hacerle el desagravio al gobierno diciendo que no le importe, tiene un vendaje ideológico que confunde represión con autoritarismo, resabio de la dictadura y no cumple con las tareas que tienen que concluir con la reclusión”.

Ver la entrevista completa

Montevideo Portal | Pablo Méndez
@pablomendezmvd