Entrevistas

"Se callan para pasarla bien"

Entrevista con Eleuterio Fernández Huidobro

Repasamos la última entrevista con el ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro, en el que realiza un repaso de su vida política.
06.04.2016 12:44
2016-04-06T12:44:00

Eleuterio Fernández Huidobro visitó el estudio de Canal M y habló sobre el pensamiento políticamente correcto, el Frente Amplio, el Diálogo Social, su renuncia al Senado y la burocracia. Un resumen de la entrevista.

 

Frases claves

1) “No hubiera podido mirarme al espejo”

2) "Para que no me ataquen me tengo que hacer el opa y cobrar con la otra mano”

3) "Siempre fui un no robot"

4) “Chifflet lloró y además no votó”

5) “En Uruguay si usted se va de lo políticamente correcto, le cae la inquisición en masa”

6) “Los de afuera de mi consciencia son de palo”

 

¿Había aspiraciones desde el Ministerio de aumentar los salarios en este presupuesto?

Siempre hay aspiraciones en todos los ministerios y siempre hay una tijera que viene y corta porque el dinero disponible del Estado no es infinito. El presupuesto es cómo administrar lo que la gente puso. Nuestro ministerio no fue priorizado, porque se priorizó todo lo que tiene que ver con social, Mides, salud púbica, Inau y se priorizó la enseñanza y yo no estoy en contra de eso.

¿Cuál es el principal obstáculo que tiene para hacer lo que quiere hacer como ministro?

Pasa por la realidad del país, yo tengo que ser consciente de que Uruguay y más un gobierno de izquierda tiene que priorizar siempre lo social, la cultura, la enseñanza, el combate a la pobreza. ¿Quién puede estar en contra del sistema de cuidados? Está bien, ahí no hay problema después hay un problema ideológico, no sé cómo llamarlo que es bueno, hay que disolver las FFAA, todos los milicos son una mierda, pero eso no tiene nada que ver con algo científico tiene que ver con una cadena de prejuicios.

19 organizaciones pidieron su renuncia, que el presidente Vázquez revea su designación.

Le pasa lo mismo a Bonomi, dos por tres le dicen a Tabaré tenés que sacarlo.

Pero en su caso viene de la izquierda.

En el caso mío fue por unas consideraciones que hice respecto a algunos organismos de derechos humanos. Me fui de lo políticamente correcto y en Uruguay si usted se va de lo políticamente correcto le cae la inquisición en masa. En algunos temas vivimos una situación fascista, donde usted no puede opinar algo que no esté dentro de lo que las ONG que financian algunas cosas que provienen de los países centrales dicen que hay que pensar. No se vaya a ir para un costado de ahí porque le arranca la cabeza. En un programa como este me preguntaron mi opinión sobre la tenencia de armas, que es vieja y conocida y se armó un lío en el barrio, desmesurado.

Ningún compañero con los que usted tomó las armas salió a apoyarlo, salvo Semproni.

Porque no es políticamente correcto, estamos bajo la dictadura del pensamiento único de lo políticamente correcto. Impiden pensar por fuera de ese dogma impuesto. Medios de prensa, políticos, partidos se encasillan mansamente y eso impide el pensamiento.

Pasa eso en el Frente.

En todos lados. No se le ocurra a ningún medio irse de lo políticamente correcto, le van a hacer una campaña que lo van a descuartizar, al periodista que diga algo fuera de lo políticamente correcto lo van a descuartizar.

Duele ese descuartizamiento o llega una edad que no importa.

A mí no me importó nunca. Siempre pensé con mi propia cabeza. Los tupamaros siempre pensamos con nuestra propia cabeza dijimos siempre herejías y así nos fue, nos fue bien.

A usted ahora le fue mal, se quedó solo.

Ah pero eso es ahora, cortoplacismo. Cuando yo dije que al Uruguay había que llenarlos de molinos de viento, dijeron que yo navegaba demasiado por internet.

Usted apuesta al futuro.

Me cago de la risa, yo pienso en lo que yo creo, honestamente, y lo digo tratando de que los demás piensen, pero vivimos una época para nada fermental. ¿Usted se imagina cuando los gurises que inventaron el rock en mi época las cosas que decían? Aquello era totalmente incorrecto. Mierdas éramos. Ahora usted tiene que ser políticamente correcto, portarse bien, escuchar los cantores que están recomendados, vestirse de cierta manera, tener ciertas opiniones políticas que son consideradas progres, que nadie sabe quién las definió progres. Y guarda con opinar distinto.

¿Esperaba más de sus compañeros del MPP en este sentido?

Nunca esperé nada de nadie, yo soy yo. Lo que digo lo pienso, con o sin apoyo, conmigo o sinmingo porque confío en que lo que estudio, lo que reflexiono y todo lo demás no está afuera de la realidad y de lo que se necesita.

Le sorprendió que Vázquez lo nombrara como ministro, usted lo habría calificado como barrabrava, cuando se discutía sobre su reelección.

No pensaba, ni soñaba. (...) Me llamó, me dijo "te necesito ¿te querés quedar?" me sorprendió. (...) Me había ido del Senado. A mí no me echaron del Senado me fui por la puerta grande, cuando yo quise. Poca gente ha hecho eso.

Sí, Chifflet y alguno más.

Sí pero Chifflet lloró y además no votó.

Es cierto usted votó y renunció ¿Por qué votó?

Por disciplina partidaria.

Pero votó en contra de lo que expresó la voluntad popular.

Lo dije en mi discurso. Defendí la necesidad de la disciplina, pero como también creo en la libertad, para poder ser libre ya renuncio.

¿Y cómo se sintió en ese momento?

Con una calma de conciencia tremenda. Como sentí siempre que hice lo que yo estaba convencido que debía hacer. Yo digo lo que pienso y quiero debatir, sin prejuicios, sin lugares comunes, sin consignas, sin insultos.

Ese debate no se está dando.

Se ha perdido en Uruguay y en el mundo, porque hay un pensamiento de tipo hitleriano, que está impuesto por los grandes medios de prensa , las ONG, los centros culturales extranjeros que dicen qué es lo que hay que pensar, qué es lo correcto.

El diálogo social promovido por el presidente Vázquez está secundado por Naciones Unidas, fue presentado por el Banco Interamericano de Desarrollo.

Sí, financian todas esas actividades.

¿No es hora de irse del Frente Amplio o del gobierno?

En el Diálogo social se supone que deben y pueden ir instituciones y personas que piensan con su propia cabeza. Si la financiación es con tal de que vos digas lo que nosotros queremos que digas…

No puede decirse que usted juega para la tribuna, me imagino que ese insulto no lo recibió nunca.

No, ni que haya cobrado al grito. Los de afuera son de palo, los de afuera de mi consciencia.

Hace algunos años escribió: “Mirar adentro de uno es para todos y siempre mirar el fondo de una herida” ¿qué piensa de esa frase ahora?

Lo mismo. Hoy no es costumbre mirar adentro de uno, hoy hay que mirar a Tinelli y después la novela y las demás pavadas porque no quieren que la gente mire adentro de uno, quieren que la gente viva en la frivolidad. La gente mira para afuera y esa es además una forma de desentenderse, porque cuando uno mira para afuera es que no quiere mirar al espejo. Cuando uno mira adentro uno, al menos en mi caso, mira el fondo de una herida. Hay que asumirse y generar ideas propias y no arrebañarse como una oveja como un carnero atrás de ideas que nos vienen impuestas en latitas. Me estoy por hacer militante cristiano, desde el momento que me vengo enterando que atacan a la gente por ser cristiana, así como el comerciante de Paysandú puso hoy soy judío, que me parece brillante, decir ahora soy cristiano.

¿Por qué sigue en este gobierno políticamente correcto?

Bueno para mí el Frente Amplio es lo mejor que hay y siempre que estuve organizado, en cualquier fuerza política, fui un no robot. Y mis compañeros que me rodeaban no eran robot. Yo estoy proponiendo un debate, a lo mejor no me dan pelota y lo único que recojo son insultos.

¿Se arrepiente de haberse ido del MPP?

No, yo soy independiente y me gusta muchísimo, ser independiente, anarquista.

Es algo nuevo para usted, no responder a una organización.

Sí, es algo relativamente nuevo. Uno con sus planteamientos crea organización porque si no ¿qué es una organización? Puede ser una oligarquía partidocrática que se juntan para tener el poder y todo lo demás no existe, el programa todo es verso.

Algo de eso pasa.

Ni que hablar, yo he escrito libros sobre la burocracia, que me han costado caros, pero es la realidad.

¿Por qué dice que le han costado caros?

Porque después vienen los castigos. Para que no me ataquen me tengo que hacer el opa y cobrar por acá con la otra mano de la ONG correspondiente. Y te va fenómeno en la vida, siempre estás en una sillita garantizada. Sin trabajar, sin arrancar para las ocho horas. Esa casta se compone por lo general de gente inútil que nunca laburó. Me gusta ser solitario, más cuando esa soledad genera organización pero organización atrás de una propuesta no atrás de un cargo.

¿Qué le pareció la declaración del Frente Amplio que acusa a medios y oposición a partir del caso de la licenciatura de Sendic?

Hay ciertos medios de prensa muy importante en nuestro país que son la oposición, la oposición no existe, la única oposición son los medios. Los mismos medios dicen que la oposición no hace su tarea. La están haciendo ellos, pero yo no me quejo, son de derecha y son enemigos ancestrales. No le voy a pedir “dejate hacer un gol”, “tratame bien no me pegues”, calavera no chilla, yo no soy mimoso. Hay compañeros que se enojan por lo que dicen algunos nos diarios ¿están locos? ¿en qué mundo viven?

¿De qué medios habla?

Del diario El País que es el diario más vendido, en todos los sentidos de la palabra. En Uruguay no puede pasar nada bueno, ni siquiera el clima.

¿Qué fue lo mejor que le pasó en la vida?

Mis hijas.

¿No le piden que se calle un poco?

Sí, son más buenas que yo. Pero uno no puede con su genio. Es muy cómodo callarse la boca, yo me sé de memoria el discurso políticamente correcto podría empezar a decirlo y sería aplaudido.

Como muchos compañeros del Frente Amplio.

Además me financiarían publicaciones, me invitarían a hacer viajes, me pedirían que haga una ONG, ¿cómo no nos damos cuenta que las grandes corporaciones internacionales a través de las ONG nos están penetrando hasta el alma.

No se aburre de enojarse. Hay otras personas que al llegar a cierta edad se amigan con el resto, usted no.

Se prostituyen, se venden, se callan la boca para pasarla bien. Es muy fácil ¿por qué tenía que renunciar al Senado por defender ideas contra toda la corriente? No hubiera podido mirarme al espejo, ni mirar a mis compañeros y compañeras, ni a la gente que tanto se sacrificó, ni al pueblo uruguayo.

Cargando...

Montevideo Portal | Pablo Méndez
@pablomendezmvd

Te puede interesar Entrevista con Jorge Larrañaga