Policiales

Es un afano, suspéndanlo

Entraron armados a partido de formativas y robaron a hinchas y a un preparador físico

Los adolescentes le pegaron un culatazo al preparador físico de Cerrito en la cancha de Basáñez. "Al principio pensé que era una joda", contó el integrante técnico a Montevideo Portal.
16.04.2018 08:33
2018-04-16T08:33:00

El Club Social y Deportivo Huracán Buceo informó que personas ingresaron armadas a partidos que se disputaron el fin de semana en La Bombonera, cancha de Basáñez, y robaron a hinchas mientras se disputaban los encuentros. El sábado una persona robó a un hincha en el partido de séptima división entre Basáñez y Torque, y el domingo sucedió algo similar en el encuentro entre Cerrito y Huracán.

"Entraron desde el entorno de la cancha, y le pegaron un culatazo a un integrante del cuerpo técnico de Cerrito, y le rapiñaron la billetera y un celular, en partidos fijados oficialmente por Auf", indicó la institución.

El delegado de Cerrito informó a través de un video que "fue un hecho aislado de delincuencia" y no tuvo nada que ver con las hinchadas. "Gurises de entre 12 y 13 años entraron armados a la tribuna, robaron al preparador físico de Cerrito y le dieron un golpe en la cabeza. Antes, habían robado a dos madres a la entrada de la cancha", contó.

Aclaró que no hubo tiroteos y las instituciones "no tienen nada que ver". Los jueces decidieron suspender el partido.

Mauricio Musso, preparador físico de Cerrito, dijo a Montevideo Portal que el hecho ocurrió a los 35 minutos del primer tiempo.

"Estaba haciendo el calentamiento con los suplentes, del lado de afuera del tejido, cuando en un momento llega un adolescente de 13 o 14 años con un arma de fuego y me pide el celular. Pensé que era una joda, porque era uno de los jóvenes que estaban mirando el partido. Nunca imaginé que me iban a robar. Ahí me golpeó en la cabeza y me mostró el arma", dijo.

Luego del robo, saltaron el muro y huyeron en dirección a un asentamiento que está detrás de la cancha. Como consecuencia del golpe, Musso debió recibir asistencia médica y hoy se encuentra dolorido, en reposo y tomando medicamentos.

Más temprano, según le contaron, habían robado a una abuela y una madre de uno de los futbolistas. Musso aclaró que no había policía y que la seguridad -pensada para los jueces- se encuentra del otro lado de la cancha.

 

Temas relacionados: